EN BALTZOLA

Cintia Percivati, primer 8c femenino de Argentina con ‘White zombie’

La escaladora de Buenos Aires de 36 años ha completado un intenso viaje por tierras españolas. Tras el encadenamiento en Baltzola fue hasta Rodellar donde dejó bastante encarrilada Così fan tutte 8c+. Nos lo cuenta todo en esta entrevista.

Autor: | No hay comentarios | Compartir:
Cintia Percivati en ‘White zombie’
Cintia Percivati en ‘White zombie’

Cintia Percivati nació en Buenos Aires, aunque durante se pasó diez años girando entre el Chaltén y Bariloche (Patagonia). Esta menuda escaladora –la apodaron la Hormi (Hormiga)– vive a sus 36 años en Bariloche, aunque la mayor parte del tiempo está de viaje, “ya sea para escalar, visitar a la familia o por trabajo”.

Su actividad profesional está relacionada permanentemente con la vertical y la altura: “Más que nada me dedico a escalar, trato de ser lo más profesional posible. Tengo algo de apoyo de la secretaría de deportes, de The North Face de Argentina y Petzl de Argentina. Trabajo de rigger haciendo montajes en altura, en una compañía argentina de teatro aéreo que viaja por el mundo”.

Su último viaje la trajo a tierras españolas, donde ya había escalado en numerosas ocasiones anteriores. Esta vez se llevó consigo un buen botín, encabezado con el primer 8c femenino de Argentina con White zombie en Baltzola. También estuvo dándole pegues a un par de vías de 8c+ y dejó Così fan tutte en Rodellar muy a punto.

Hablamos con ella para conocerla mejor y que nos cuente los detalles.

«Conocí la escalada deportiva y sentí que me dedicaría a ella el resto de mi vida»

¿Cuándo y en qué circunstancias comenzaste a escalar?
A los 18 años hice un curso de escalada tradicional y comencé a hacer salidas a la montaña. Al poco tiempo conocí la escalada deportiva y sentí que me dedicaría a este deporte para el resto de mi vida. Durante años, en temporada de verano me dediqué al alpinismo en el Chaltén, donde realicé grandes ascensiones. Como al Cerro Fitz Roy, siendo la primera cordada argentina femenina, y al emblemático Cerro Torre, entre otras agujas de la misma cadena de montañas de granito. El resto del año viajaba en busca de conocer distintas escuelas de escaladas deportivas y mecas de grandes paredes, como Yosemite y Taghia, donde escalé varios big walls, o en Pedra Riscada, Brasil, donde tuve la oportunidad de abrir una ruta de 950 m con un equipo de dos cordadas.

¿Cómo ha sido tu evolución en el grado hasta llegar al 8c?
Las grandes paredes siempre me supusieron un desafío, y conquistarlas me llenaba de grandeza. Pero paralelamente, el placer que me da escalar vías fanáticas en deportiva y la satisfacción de encadenar grados inesperados se volvió irremplazable. Visité España muchas veces, donde crecí enormemente en la deportiva. En el año 2008 encadené un V11 [8A de bloque], siendo la primera femenina argentina, y en el  año 2011 hice un 8b, también el primer femenino de Argentina. Desde entonces fui empujando el máximo nivel de la escalada femenina de Argentina, mientras las condiciones de la Patagonia y las estaciones me lo permitían. En 2017 me propuse empujar el máximo grado a vista, y logré hacer un 8a en Chulilla.

«En Mallorca conocí a David Martínez el Flaco, quien me recomendó probar White Zombie«

¿Qué te atrajo de White zombie?
Este año, nuevamente de viaje por España, logré encadenar varios 8b+, sintiendo que aún podía lograr algo más. El deseo de probar una vía de un grado mayor, surgió al ver que era posible. En mi paso por Mallorca, entre tantos escaladores con los que he compartido días de escalada, conocí a David Martínez El Flaco. Fue él quien me recomendó probar la vía White Zombie, ya que me creía capaz de hacerla. Surgió hacer un viaje por país vasco y Asturias y la oportunidad se hizo presente.

¿Era el primer 8c que probabas?
Años atrás (2015) estuve intentando hacer un 8c en Bariloche, y realmente la tuve muy cerca, caí más de una vez a tres movimientos de la cadena. Se trata de una vía de 30 metros de pura pila sin descansos. Ningún movimiento supone ser muy duro, sin embargo la resistencia que requiere la vía es tal que la hace ser un 8c. Por distintas razones, trabajo, clima, viajes, alergias, etc. Me quedó pendiente, espero volver algún día.

En este viaje por España, había probado anteriormente Mind control 8c+, pero habían más escaladores intentándola, lo que me inhibió un poco y dejé de probarla.

«Simplemente fui a escalar y de repente ya estaba en la cadena»

¿Cuánto tiempo te ha llevado la vía?
La White Zombie estuvo disponible desde el primer día. Parecía que me estaba esperando, no había nadie en el sector y pude probarla tranquilamente. El bloque se me daba bastante bien, en general me cuestan menos las vías que son más a bloque, a menos que hayan pasos muy largos, ya que soy bastante petiza… Poco a poco fui puliendo pequeños detalles que hacen la diferencia. Al segundo día, en el segundo intento, inesperadamente pasé el crux y caí bastante arriba; ahí comprendí que sólo era cuestión de tiempo, aunque no sabía cuánto. Tampoco me importaba. Afortunadamente no estaba ansiosa, me sentí tranquila, motivada, pude conectar con la roca, disfrutar la vía y escalar fluidamente, sin dispersar la mente.

¿Cómo fue el día del encadenamiento?
En el tercer día simplemente fui a escalar, y cuando me quise dar cuenta ya estaba en los pasos finales donde de a poco me fui enterando de lo que estaba por conseguir. Pensé en concentrarme y no cometer errores, y luego de un apretón por no dejar que se escapara, de repente estaba en la cadena.

«Proyecto seguir subiendo el grado y empujando el máximo nivel femenino de Argentina y Latinoamérica»

¿Cómo te sientes después de haberla hecho y qué significa para ti?
Me invadió la emoción de alcanzar un sueño. En 6 pegues había logrado encadenar algo que suponía tan lejano. Comprendí que aún tengo mucho para seguir creciendo, pero inevitablemente necesito el medio para lograrlo. Con lo cual planeo seguir visitando los increíbles lugares de España donde siempre me encuentro tan a gusto. Hacia el futuro proyecto seguir subiendo el grado. Empujando el máximo nivel femenino no sólo de Argentina, sino también de Latinoamérica.

¿Cuáles son tus siguientes objetivos?
Aprovechando el subidón, decidimos viajar a Rodellar a probar la Così fan tutte hasta arriba 8c+. El plan no fue redondo, una ola de calor alcanzó los 40 grados de temperatura haciendo que cada pegue costase más de lo normal… Los primeros tres días, realmente la veía un poco lejos. Se trata de una vía súper larga (50 metros) con un primer largo de 8a+, dos bloques bien marcados en el segundo largo y una pila interminable. Pero nuevamente para mi sorpresa, en el cuarto día logré pasar el primer crux del segundo largo, cayendo bastante arriba. Otra vez me sentí capaz de alcanzar la meta. Solo que esta vez se trataba de algo más exigente y estaba a contra reloj con el tiempo. Mi vuelta a Argentina era inminente. Decidimos ir un día más para agotar la última posibilidad, pero esta vez no tuve la misma suerte, quedó como motivo para volver. Y aunque no haya salido, me fui feliz de ver que era capaz de hacer mucho más de lo que esperaba.


 

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín Desnivel al día!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un e-mail con las historias y artículos más interesantes de montaña, escalada y cultura montañera.