EXPLORANDO

David Lama libera un proyecto de 6 largos de 8b+ en Ticino

El escalador austriaco se anota la primera ascensión de una vía abierta por Pesche Wüthrich años atrás, con un primer largo común con Vamos a la playa. Pietro dal Prà se adjudica dos primeras de 8a+ en Lastia de Gardes, y Yuji Hirayama tres largos de hasta 8b en el Kinabalu (Malasia).

Autor: | 6 comentarios | Compartir:

David Lama encadenó hace unos días un viejo proyecto en Celvio (Ticino, Suiza) que equipó hace unos años el escalador local Pesche Wüthrich. Este mismo le llamó para descubrirle la línea, que el joven talento austriaco empezó a probar el año pasado. El proyecto constaba de seis largos –el primero de ellos común con la vía Vamos a la playa-, con los movimientos más duros en los dos centrales, cotados en 8b+ (L1 6a, L2 8a+, L3 8b+, L4 8b+, L5 8a+, L6 6b). Wüthrich sólo fue capaz de encadenar el primero de esos dos largos duros y estuvo encantado de colaborar con Lama en la liberación de toda la línea.

A pesar de que el primer largo estaba ligeramente mojado, Lama no tuvo problemas en encadenarlo. Después, necesitó dos intentos para hacerse con el segundo, antes de meterse en lo más difícil de la vía. El tercer largo tiene, a decir del austriaco, dos partes duras, con un dinámico seguido de un duro problema de búlder que le exigió la máxima energía de sus músculos para encadenar.

“El cuarto largo es una fisura diagonal”, describe en su blog Lama, quien añade que “es extremadamente exigente en cuanto a fuerza, ya que sólo dispones de pies muy pequeños y casi todo el peso de tu cuerpo cuelga de tus brazos”. En este largo, reconoce que “alcancé mi límite, pero lo escalé”. Ya sólo le quedaba un largo duro, en el que necesitó tres intentos para terminar el trabajo en un último largo fácil.

Excelentes vías de Pietro dal Prà en Lastia de Gardes

Paralelamente, el italiano Pietro dal Prà se ha adjudicado las primeras ascensiones de dos vías que él mismo abrió -desde abajo y con pocos parabolts- en Lastia de Gardes, en lo alto del recóndito Valle di San Lucano (Dolomitas). La primera de ellas se llama In mezzo poco (400 m, 8a+), que fue abierta en septiembre de 2010 y encadenada la pasada primavera. Se trata de una línea con unos escasos ocho parabolts en todo su recorrido, que se protege con material tradicional. Dal Prà la describe como una vía “muy exigente, que requiere experiencia en salidas alpinas, con una sección compleja y difícil en el largo 9”.

La pasada primavera, Pietro dal Prà aprovechó para abrir en la misma zona Gracias a la vida (270 m, 8a+), que consiguió escalar en libre en septiembre. Para él, “es una de las líneas más bonitas que jamás he visto y escalado”, algo que no es poco para un experto escalador que ha recorrido medio mundo, incluido Madagascar, donde hizo cordada con Adam Ondra durante sus encadenamientos de Tough enough y Mora mora. Gracias a la vida ofrece, para Dal Prà, una “escalada brillante sobre dificultades homogéneas y continuas”.

Yuji Hirayama en Malasia

Mientras tanto, el veterano Yuji Hirayama sigue dando que hablar. Lo último han sido un par de aperturas de vías largas a más de 4.000 metros, en el Monte Kinabalu (4.095 m, Malasia). La más dura, Alangga, consta de tres largos y una dificultad máxima de hasta 8b. Además, también ha abierto la más asequible Palan Palan, de nueve largos y hasta 6b, según informa 8a.nu.

 


 

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín Desnivel al día!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un e-mail con las historias y artículos más interesantes de montaña, escalada y cultura montañera.