EXPLORANDO

Reportaje: X-Tone, búlder superior

| No hay comentarios |
Durante la competición, sobre cantos Durante la competición, sobre cantos «pequeños».- Foto: desnivelpress.com

«¡A la derecha, al romo, ya lo tienes!» gritan desde abajo, mientras arriba, a varios metros, Klemen Becan sufre, habiendo rebasado el límite del bloque para caer. Que se puede caer, pero no es recomendable. Abajo la multitud, sobre la que se alzan algunas manos que corrigen su posición, anima al esloveno que por fin encuentra el romo y sale. «Puf», declara este, ya arriba, antes de salir disparado a por otro bloque de metros eternos. Klemen acaba de sacar un 7c terrible, siguiendo los pasos de otros competidores como Dani Andrada, Chris Sharma o Toni Lamiche. Y es que esto es el X-Tone, una concentración que se ha ganado a pulso la fama de «diferente».

«El mayor éxito del X-Tone es que se celebra en Lérida, donde siempre hay un buen número de lolos viviendo o pasando una temporada en sus escuelas. Con convencer a dos o tres ya tienes un cartel espectacular», reconoce Víctor Fernández, uno de los organizadores de la competición-concentración llevada a este año a Castelldans, villa de Les Garrigues. Aunque, quizá, Víctor se queda corto. ¿Dos o tres? Este fin de semana pudimos ver a unos cuantos «lolos» más. Bruno Macías, Abraham «Abri» Olcina, Ignasi Tarrazona, Sharma, Andrada, Jubes, Becan, Lamiche, Usobiaga, Éric López, Fusselier, Julien Nadires, Daniel Fuertes, Joseba Saiz… Son más de dos y de tres y eso solo en categoría masculina. En femenina: Irati Anda, Mónica Martínez, Ruth Planells, Daila Ojeda, Andrea Szekely… La lista impresiona y, además, atrae a cientos de bloqueros dispuestos a magullarse en los bloques de la zona, de todas las dificultades y tamaños, llegando a hacerse posible ese viejo sueño que es volar, con cuidado de caer en el crashpad claro.

También hubo ausencias destacadas como la de Edu Marín, lesionado de un dedo en Albarracín, que tuvo que usar las colchonetas para sentarse a observar (que tampoco es perder el tiempo) o la de Ramón Julián, que anda dando tientos a un proyecto más que jugoso.

La competición comienza el sábado por la mañana. Hace calor. Por momentos el sol hace daño. Eso provoca que algunos, como Patxi Usobiaga, se reserven para cuando asome un nube, con las consiguientes prisas posteriores y la sustancial oleada de pegues «a muerte» hasta que el cuerpo y la sombra aguanten.

No importa a donde mires. Hay fanáticos por todas partes, de todos los niveles y de todos los colores. El equipo francés de Petzl se desplaza errante de línea en línea, resolviendo. A veces se juntan bajo un mismo canto lo más destacado del firmamento internacional, lo que atrae a un nutrido grupo de observadores. Y todos animan. Es entonces cuando la competición pasa a un segundo plano y el X-Tone se convierte en una pura concentración de alientos, voces y magnesio derivando hacia el cielo. Por uno de esos bloques estratosféricos asoma la testa Éric López. «Tenéis un cuerda por ahí», bromea aferrado a dos regletas improbables. Y así, con buen humor y mucha energía continúa todo hasta que el sol se planta en el centro del cielo. Hora de comer, de entregar la hoja de resultados y de descansar de cara a la final.

Para comer, por cierto, paella. Preparada para toda la multitud que desfila hacia el lugar desde el que desde hace horas proviene un aroma que ha ido haciendo brecha en los estómagos. Y a esperar que caiga el lucero tras los áridos montes de Les Garrigues. La cita, en el Cogul.

Final nocturna

El toledano Éric López luchando durante las clasificatorias.- Foto: desnivelpress.comEl toledano Éric López luchando durante las clasificatorias.- Foto: desnivelpress.com

En las artes escénicas dirían «luces y acción». Esto también es arte, tal vez poesía, aunque sin palabras que decir. Aquí ya uno no solo escala, busca con la mirada entre las sombras, se hunde en ellas, los dedos palpan, encuentran el agarre y si hay suerte se clavan en la roca y ayudan un poco más a que los pies se alejen del suelo. Es la final nocturna del X-Tone, donde los focos se deslizan por los bloques, donde incontables cabezas se apelotonan, estratificándose en pos de un buen ángulo desde el que ver a los finalistas. Alucinadas las miradas, previamente, con las acrobacias de tres chicas de tez plateada y muchas curvas, con las que han querido desafiar a la gravedad, asidas a una tela.

Y empieza la cuenta atrás. Dos horas para acumular líneas que van desde el sexto grado al octavo subido de tono. A la gente le gustan los escaladores internacionales, pero arrojan sus ánimos con mayor entusiasmo sobre los nacionales. Así Joseba Saiz, Ignasi Tarrazona o Bruno Macías se ven espoleados hacia arriba, más arriba. Andrada y Sharma resuelven lo fácil rápidamente y se plantan ante un posible 8b que se marcan como imprescindible. Probablemente el tiempo vuele, porque cuando uno se da cuenta los bloques propuestos han ido cayendo y a las chicas solo les queda lo duro, lo que en absoluto les echa para atrás, evolucionando sobre un diedro que ha traído de cabeza a tipos duros como Jubes o Becan. Nuría del Río repite espectáculo, como en la primera edición, acompañada por Irati, Daila y Ruth, que caen y se levantan y se lanzan a la línea y se animan y fluye el buen rollo y todos contentos. «Divertido» definen en general unos bloques que son como para salir corriendo. Pero estos corren en vertical y se lucen.

Cuando han pasado las dos horas se han resuelto hasta 7c´s, se ha machacado el polvo que invade el ambiente con las palmas y el frío de la noche lo es menos. Vencen Bruno Macías y Toni Lamiche e Irati Anda.

Luego lo habitual. Lances, fiesta, butifarras, hidratación y ganas de reposar las batallas entre las sábanas, aunque sea tarde. Un año más, en su segunda edición, y como diría el dúo de Gomaespuma, «de lo bueno lo mejor, de lo mejor lo superior». X-Tone 2008, punto y a parte.

Crónicas, vídeos y fotos publicadas durante el evento:
Primera noche
Aprieta el sol, se aprieta en la roca
Noches de canto

Galería fotográfica I

Vídeo I: clasificatorias del sábado

Vídeo: Un bloque en la mochila

 

Lecturas relacionadas

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín Desnivel al día!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un e-mail con las historias y artículos más interesantes de montaña, escalada y cultura montañera.