ALASKA

‘Moonflower’ en libre y en estilo alpino

Los británicos Ian Parnell y Kenton Cool repiten en estilo ligero esta técnica ruta del Mt. Hunter, liberada dos días después por Prezelj y Koch.

Autor: | No hay comentarios | Compartir:
Monte Hunter (4.442 m) ~ Foto: Heber OronaMonte Hunter (4.442 m)
Foto: Heber Orona

Ian Parnell y Kenton Cool acaban de regresar de Alaska,donde se dirigieron al Denali(McKinley) con intenciones aperturistas. Pero acabaron sucumbiendo ante la atractiva ‘Moonflower’ del vecino Monte Hunt, uno de los principales retos dedificultad de la cordillera de Alaska. Intentaron liberarla por completo,incluyendo su largo clave, pero acabaron echando mano del artificial. Sólo dos días después Marco Prezelj y Stephen Koch se apuntaban la primera íntegra en libre de la vía. Los británicos se resarcieron con una nueva línea en la mítica pared noroeste del techo norteamericano.

Su primera ruta, de ‘preparación’ para su posterior tentativa a ‘The Fathersand Sons Wall’, en el Denali, se acabó descubriendo como una técnica escaladamixta de roca y hielo sobre una torre situada a la izquierda del espolón nortedel Monte Hunter (4.442 m). Curiosamente, Ian y Kenton la bautizaron como ‘MiniMoonflower’.

Denominaciones aparte, la cordada británica tuvo que enfrentarse a quincelargos de escalada muy mantenida (grado 6 escocés), incluyendo un delicado pasosobre un fino verglás de menos de tres centímetros, con los crampones en’adherencia’ sobre la roca y un tramo mixto desplomado de grado 7. Aunque sincima, cumplieron su objetivo: probarse en auténtico estilo alpino y del tirón,es decir, con el material estrictamente necesario y sin realizar ningún vivacantes de completar su escalada.

La seducción de ‘Moonflower’

Montañas de Alaska ~ Foto: Archivo DesnivelMontañas de Alaska
Foto: Archivo Desnivel

De camino al Denali, Kenton se enamoró de ‘Moonflower’ al pasar por elespolón norte del Hunter, y decidieron intentar la primera en libre de esta vía, usando pies de gato para el largo clave, sólo resuelto en artificial.Creían que se trataba de una fisura de manos, pero se encontraron un espolónliso y vertical recorrido por una delgada fisura completamente helada por dentro y sólo apta para pequeños clavos. El espolón conducía a una lengua de hielo colgante, algo más grueso del que habían encontrado anteriormente.

Ian liberó la mayor parte del largo arrancando el hielo de la pared (6b),antes de usar tres puntos de ayuda (únicos pasos en artificial en toda la vía)que le ayudaron a llegar a una sección de hielo en la que cambió gatos porbota dura y crampones. Poco después se dieron cuenta que llevar gatos fue unerror: un par de días más tarde Marco Prezelj y Stephen Koch liberaron ellargo armados con piolets.

Por encima de este punto, Kenton se enfrentó a la secuencia de hielo másdura de la vía, conocida como ‘Shaft’, y consiguió resolver en libre el ‘Pendulumof the vision’, una técnica sección de babaresa, que escaló con piolets. Grado7 en el largo 20 de la vía. De nuevo sin cumbre (culpa de una nevada de últimahora), firmaron una ascensión de dos días y medio, cuando la media es de 6 o 7jornadas.

Por fin en el Denali

Vista aérea del Macizo del Denali ~ Foto: Heber OronaVista aérea del Macizo del Denali
Foto: Heber Orona

Sus intenciones aperturistas se dirigieron a ‘The Fathers and Sons Wall’,legendaria pared noroeste del McKinley, en la que Steve House y Eli Helmuthconsiguieron la primera en 1995: ‘First born’ (no hicieron cumbre peroresolvieron el espolón). Los británicos decidieron ir muy ligeros (sólo unamochila, sin sacos ni tienda) para enfrentarse a los 2.200 metros de la rutafinal, en la que resolvieron secciones de hielo de hasta grado 7 escocés.

Con dos pausas para recuperar fuerzas, Ian y Kenton coronaron el espolóntras 40 horas de escalada, pero vientos superiores a 60 kilómetros por hora,les cerraron el paso hacia la cima norte del Denali. Algo que sumado a la salucinaciones sufridas por Kenton, les hizo darse la vuelta, realizando una travesía hasta el espolón este por donde descendieron al campamento base. En total fueron 46 horas y media de escalada interrumpida. En palabras de Ian: ‘unade las más bonitas, intensas y comprometidas experiencias en montaña que he tenido.


 
Lecturas relacionadas

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín Desnivel al día!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un e-mail con las historias y artículos más interesantes de montaña, escalada y cultura montañera.


 

 

 

 

Últimas noticias