CARA NORTE

La vía más dura del Cervino

Rober Jasper y Rainier Treppte culminaron en agosto ‘Freedom’, la línea más difícil propuesta en la norte del Matterhorn.

| No hay comentarios |
Amanece en el Cervino <br />  Archivo Desnivel’ src=’http://static.desnivel.com/images/2001/09/28/cervino_p.jpg’ /></span><span>Amanece en el Cervino <br />  Archivo Desnivel</span></div>
<p>Esta apertura a una norte clásica de los <a href="http://www.desnivel.com/encyclopedia/textos/entrada.xml?ID=61">Alpes</a>,la del <a href="http://www.desnivel.com/encyclopedia/textos/entrada.xml?ID=376">Cervino</a>(4.474) -cuya primera ascensión protagonizó <a href="http://www.desnivel.com/encyclopedia/textos/entrada.xml?ID=1933">EdwardWhymper</a> en 1865- hay que iniciarla en 1994. Entonces, el escalador alemánRobert Jasper -‘Sinfonía de libertad’, 8a en la norte del <a href="http://www.desnivel.com/encyclopedia/textos/entrada.xml?ID=622">Eiger</a>-realizó un primer intento en solitario a esta línea, que recorre la míticaNez des Zmutt del Matterhorn, considerada durante mucho tiempo como el último granreto de los Alpes.</p><!-- megabanner content -->
<aside>
    <center>
                                                    <a href=

Cuando ya había escalado la mitad de la vía, Jasper tuvo que renunciarcuando una feroz tormenta le obligó a iniciar los rápeles de bajada. Unadecisión muy dura después de haber llegado tan lejos. Pero eso no fue todo.Durante el descenso se rompió un pie, pasándolo realmente mal para llegarabajo sano y salvo. Quizás, este mal recuerdo ha hecho que el alemán hayadejado correr un cierto tiempo antes de volver a intentarlo.

Segundo asalto

Jasper y Treppte en la cima del Matterhorn - Foto: Robert JasperJasper y Treppte en la cima del Matterhorn – Foto: Robert Jasper

A mediados del pasado mes de agosto, las previsiones meteorológicasanunciaron varios días de buen tiempo en los Alpes, y Robert pensó:’siempre es bueno acabar los que has empezado’. Dicho y hecho. Pero esta vez nofue solo. Rainier Treppte, que este año ha estado con Robert en su intento deapertura al Bhagirathi III, se unió al alemán en su segundo asalto a la nortedel Matterhorn.

Éste se inició con unos primeros días poco apetecibles. Sobre todo, porquea nadie le gusta sentirse, citando al propio Jasper, como ‘burros del Himalaya-yaks- que tienen que transportar todas esas botellas de Coca-Cola para losturistas’. Cada uno tuvo que cargar con un macuto de 30 kilos a través delglaciar, y posteriormente, por inclinadas pendientes de hielo y secciones demixto (hasta M5+) .

Confirmando su sobrepeso, el mayor problema eran los petates. Izarlos alestilo big wall era imposible, por lo que el segundo de cordada seguía alprimero con toda la carga a cuestas. Tras once largos alcanzaron la desplomadasección superior de la pared, donde buscaron el emplazamiento del primer vivac.Sólo entonces se alegraron de haber subido todo ese material allá arriba. ‘Sinhamaca, uno habría que tenido que pasar la noche colgado del arnés con -10ºde temperatura’.

Una invernal en pleno agosto

Robert Jasper en el largo clave de Robert Jasper en el largo clave de ‘Freedom’ (VIII-, A2) – Foto: Rainer Treppte

El frío extremo les complicó las cosas. Las secciones de roca másdifíciles tuvieron que ser escaladas con pies de gato y sin guantes, algo nadadivertido cuando hay que enfrentarse a las dificultades de VIII- y A2 dellargo clave de la vía. La escalada se convirtió en una tortura. ‘Tuvimos laimpresión de estar en un intento invernal. Esta vertiente esta bastanteexpuesta al viento y es fría como una nevera, y aunque la calidad de la roca esbastante buena en comparación con el resto de la cara norte, hay que tener encuenta que ese resto se asemeja bastante a una montaña de arena’.

Tras superar una sección de escalada en mixto, coronaron el quinto día enla pared, culminando de esta forma ‘Freedom’ (1.100 m, VIII-, A2, Eis/M5+). Nadamás llegar arriba, se dieron cuenta de que tendrían que volver a cargar con todo elmaterial durante el descenso, por lo que apenas tuvieron tiempo de disfrutar deléxito, ni del espléndido día que los sorprendió en la cumbre. Cada unocargó con 25 kilos, e iniciaron el destrepe de la exigente arista Hörnli.Cuando llegaron al refugio del mismo nombre estaban literalmente exhaustos, peroalgunos amigos y escaladores que habían presenciado su ascensión, lesacogieron y celebraron con ellos, y como se merece, esta larga e intensivaaventura por la cara norte del Cervino.

Lecturas relacionadas

 

Últimas noticias


 

 

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín Desnivel al día!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un e-mail con las historias y artículos más interesantes de montaña, escalada y cultura montañera.