Vídeo entrevista

Entrevista inédita al saltador BASE Darío Barrio: “Pretendo vivir la vida a tope”

Recuperamos esta entrevista inédita al saltador BASE, cocinero, gran deportista y alpinista Darío Barrio, un aventurero polifacético que falleció el pasado mes de junio en una exhibición con traje de alas. Su energía y su apasionada filosofía de vida se reflejan en cada respuesta.

Autor: Darío Rodríguez | 5 comentarios | Compartir:

Darío Barrio era un enamorado de la vida que exprimía los días para sacarles todo el jugo: era cocinero de éxito, aparecía en televisión y le robaba horas al sueño para practicar deportes de aventura. Era un experto saltador BASE con gran bagaje en vuelos con traje de alas pero, el pasado 6 de junio, en el Festival Internacional del Aire de Jaén, un fallo en una exhibición le costó la vida a los 42 años. Recuperamos esta entrevista inédita que le hicimos en el verano de 2013 en la que habla de fogones y saltos, sus grandes pasiones.

¿Quién es Darío Barrio?
Ante todo soy cocinero del restaurante Dassa Bassa en Madrid y también soy un enamorado de los espacios abiertos, del deporte, de los retos, de la aventura y de la vida. Tengo claro que esto es efímero y pretendo vivir la vida a tope.

«Lo más complicado en mi día a día es la gestión del tiempo porque es de lo que más carezco»

¿Cómo organizas el tiempo con tantos frentes abiertos?
Lo más complicado en mi día a día es la gestión del tiempo porque es de lo que más carezco. Mi oficio de cocinero me absorbe mucho tiempo y tengo muchos hobbies outdoor, así que gestionar la agenda es complejo. Lo que hago es no perder el tiempo y priorizar: el coste de ir a tomar unas cañas es que dejo de entrenar y de saltar, por eso tengo los amigos muy seleccionados. Comparto mi ocio con Carlos Suárez y con Armando del Rey, que tienen mis mismas aficiones.

«Si el salto es la guinda de una aventura, mejor»

¿El salto BASE hermana?
Los compañeros se convierten en amigos muy cercanos. Nada hermana más que saltar y compartir el miedo. Carlos Suárez viene del mundo de la escalada y nos enseña a los saltadores BASE unos exits que no conocemos y a los que no tenemos acceso. Nos abre un abanico muy interesante que a mí es lo que más me atrae. Si el salto es la guinda de una aventura, mejor.

¿Cuál ha sido tu salto más difícil?
¿Mi salto más difícil? Es como si me preguntas por mi novia más guapa: ha habido tantas muy guapas que no me acuerdo. Ha habido tantos saltos complicados…

¿Y tu distancia mínima de salto?
Una antena que hay en Toledo de 65 metros, que se considera un salto bajo. En el momento que tienes un compañero abajo y puedes hablar sin radio y te puede hacer una foto tranquilamente, es bajo.

«No te enseña nadie ni tienes margen de error»

También eres aficionado a las piruetas.
Mi primera pirueta fue en Noruega en una pared de mil metros. Hice un mortal inverso, no me enseñó nadie. Vas para adelante, tiras la cabeza para atrás y ya irá el cuerpo. Luego resulta que los saltadores profesionales de trampolín no echan la cabeza para atrás porque pierden la orientación, tienen una técnica. Ellos entrenan doble todos los días. En mi caso no fue así. No te enseña nadie ni tienes margen de error. Si no sale, game over.

¿El tipo de salto que vas a hacer se planifica antes?
Cuando fuimos a saltar el Pico Veleta fui el primero en hacerlo. No necesité tirar una piedra, mi experiencia me dijo que había un salto. Era bajo, no me permitía derivar ni hacer mucho pero sí había un salto de 100 metros. Me vi allí arriba, iba a saltar para adelante y pensé: “Ya que estoy aquí…”. Así que hice un mortal inverso. No había acabado de hacer la rotación cuando ya tenía que tirar del pilotillo, no podía estabilizar y abrir. Hay que saber leer el cuerpo y a mí me pedía el Veleta que hiciera un mortal inverso.

«Nunca tienes la garantía de que se abra, es un regalo cada vez que oyes la explosión cuando se despliega la campana.»

¿Cuál ha sido tu salto más arriesgado?
Tuve el error de intentar un salto nuevo que era un mortal inverso hacia adelante en un edificio. Fui pensando que era un salto bajo, que lo tenía que hacer rápido, salté con mucha fuerza e hice mortal y medio. Abrí el paracaídas de cabeza y se me enrredó el equipo. Nunca tienes la garantía de que se abra, es un regalo cada vez que oyes la explosión cuando se despliega la campana. Aún así el salto no ha acabado, después hay que aterrizar. Cuando tomas tierra llega el subidón de alegría.

El equipos que lleváis los saltadores BASE es muy sencillo.
Es como una lavadora: cuantos más programas tiene y más digital es, más fácil es que se rompa. En el BASE no hay segunda oportunidad. Cuanto más básico sea, más probable es que se estropee el equipo. Como el mecanismo de un botijo, tan simple que funciona siempre.

«En el punto de no retorno tienes los pies en el suelo pero tu punto de gravedad ya ha vencido»

¿Cuál es el momento más complicado de un salto?
Yo hablaría de momentos interesantes. Uno es cuando estás arriba, equipándote, y dices: “Nadie me fuerza, me atrae todo esto, pero ¿qué hago yo aquí?”. Otro interesante es el punto de no retorno, cuando tienes los pies en el suelo pero tu punto de gravedad ya ha vencido.

¿Qué se siente?
Mi amigo Armando dice que el salto BASE es un conato de suicidio. Primero te tiras, luego te arrepientes y te salvas la vida. Se vive mucho, muy intenso y en poco tiempo. Es guay.

«Si computamos las horas que he hecho en la cocina y en el monte, la cocina se lleva el 99%»

Eres cocinero, ¿cuál es tu plato favorito?
El plato más rico es el que te comes cuando te lo has ganado.

¿A qué actividad le dedicas más tiempo en tu vida?
Veo a los machacas que entrenan cada día y les tengo admiración y también cierta envidia. Yo soy cocinero y el salto BASE es un hobbie que le roba tiempo al ocio y al sueño. Con 40 años nunca sabré hacer lo que hacen ellos, pero sí tengo la motivación de escalar paredes que se adecuen a mi dificultad. Si computamos las horas que he hecho en la cocina y en el monte, la cocina se lleva el 99%. He hecho más horas en la cocina que Dani Moreno escalando.


 

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín Desnivel al día!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un e-mail con las historias y artículos más interesantes de montaña, escalada y cultura montañera.


 

 

 

 

Últimas noticias