EXPLORANDO

Carles Gel, 20 años de guía de montaña

Aprovechando la presencia de Carles Gel en Madrid, hemos querido conocer un poco mejor a este veterano guía de montaña, alpinista y escritor que lleva trabajando más de 19 años con clientes, ha publicado nada menos que 39 libros y tiene otros siete en el tintero.

| No hay comentarios |
Carles Gel en la Laponia suecaCarles Gel en la Laponia sueca

¿Cuántos años llevas trabajando como guía de montaña, Carles? Desde julio de 1990, 19 años.   ¿Cómo es el oficio?, ¿es tan bonito como lo pintaba Rébuffat en «Estrellas y borrascas»?   Es muy bonito, pero duro. Y sobre todo ahora, en los tiempos que corren, porque con la crisis lo primero que abandona la gente son los hobbies, dejan de lado el factor del guía. Aparte de esto, es un oficio muy romántico, en continuo contacto con la alta montaña.
¿Cómo ha evolucionado la profesión en estos 19 años?   Hay gente que lleva trabajando como guía desde los años 70, y aún sigue en activo. Por aquel entonces era difícil, pero afortunadamente yo llegué en una época en la que el sector empezaba a profesionalizarse y los clientes te pedían viajes y expediciones más serias por todo el mundo. Lo que más solicitaban eran expediciones a los Andes: Bolivia, Ecuador, Argentina, Chile, zona en la que me especialicé; llegando a subir unos 100 cincomiles y seismiles con clientes. Ahora, sin embargo, la zona más demandada es el Atlas, una cordillera que me encanta y que tenemos “al lado de casa”, a menos de 2.000 kilómetros de distancia. Es muy cómoda para ir a hacer montaña, no hay problemas, ascensiones muy rápidas, la infraestructura mínima necesaria…   ¿Cuál es el perfil del cliente, ha cambiado?   Sí que ha cambiado, y en algunos casos para mal. En los años 90 los clientes solían ser personas a las que les gustaba muchísimo la montaña y practicaban. Lo que querían era “ir más allá”, meterse en algún corredor más difícil en invierno, cruzar el Atlántico y subir el Aconcagua o el Illimani, por ejemplo. En los últimos años vienen muchos clientes sin preparación alguna, sobre todo física, y por eso ocurren tantos accidentes (tenemos presente todavía el accidente de hace apenas un mes en el Puigmal, en la zona de Nuria). Lo primero que le pido al cliente es un nivel físico, ya que aunque la técnica sea mínima, con un físico fuerte se pueden hacer montañas altas.   ¿La relación que estableces con los clientes es a largo plazo o puntual?

Tengo de todo: desde aventureros de un día, clientes que vienen dos o tres veces al año, hasta personas con las que llevo 13 o 14 años saliendo a la montaña. Tengo una cliente -con la que estuve escalando en el Atlas hace un mes- que me ha pedido hacer expediciones cada dos meses.

Carles Gel sobre el Lago TornetraskCarles Gel sobre el Lago Tornetrask

¿Ha aumentado la presencia femenina?   Sí que se nota un aumento, y hay chicas muy fuertes. Esta cliente que te comentaba corre maratones y medias maratones, y físicamente está fortísima. En lo que respecta a la técnica, estamos viendo ahora un poco de escalada, de alpinismo invernal y de seguridad, que es lo que más me preocupa. Lo que quiero es que después de hacer diez o doce salidas conmigo, sean capaces de salir por su cuenta y poder hacer un 2.800, por ejemplo, de estos que tenemos en la zona de Nuria, y que sepan manejar el arva, el piolet, los crampones y pasar por el lugar adecuado para que una pala determinada no se les caiga encima.   ¿Y, normalmente, el cliente es de alto poder adquisitivo?   Hay de todo, y este año, con la crisis, ha sido muy duro. Por ejemplo, este año he salido más, pero el año pasado eran grupos más grandes. Sin embargo, parece que el año que viene iremos mejorando, ya que me está llamando mucha gente, no tanto para escaladas nacionales como para viajes y expediciones al exterior, para ir una semana al Atlas.   ¿Cómo ves la práctica de alpinismo, de escalada clásica, hay gente?   En escalada deportiva hay muchísima participación. En invierno, la alta montaña te exige muchísimo, tanto si vas a hacer una travesía con esquís como si vas a meterte en algún corredor complicado. Hay gente que tiene 50, 60 años, que lleva haciendo escalada deportiva toda la vida, que ha transformado la escalada deportiva en España y sigue ahí, al pie de la brecha, por ello merece todo mi respeto. Sin embargo, con el paso de los años, la gente se ha vuelto más cómoda, no le gusta sufrir; se ha especializado en deportiva, pero no se acerca a la montaña. También ha aumentado mucho el montañismo fácil, el senderismo, el excursionismo. Hay muchos practicantes en Cataluña, el País Vasco, Aragón…
¿Cuántos días al año tienes de trabajo como guía?   Antes podía trabajar 125 o 150 días al año. Ahora, que tengo que combinarlo con mi trabajo de escritor, con mi empresa de distribución, me conformo con 80-90 días, aunque sí que hago montaña por mi cuenta (este año llevo 280 días de montaña, aproximadamente).   Vamos, que entre el trabajo de guía, la distribuidora, el escribir, no paras. ¿Cuántos libros has publicado?   Publicados tengo unos 38 o 39 y, aparte, tengo otros seis o siete escritos.   ¿Cómo llevas el trabajar fuera, con otra normativa?   Pues como todos los guías españoles, trato de evitar los Alpes franceses, es donde plantean más problemas. No tiene nada que ver trabajar con un guía francés que con un guía alpino, éstos son muy orgullosos, son como los guías americanos: no te dejan trabajar en sus montañas

Carles Gel en su travesía por la Laponia suecaCarles Gel en su travesía por la Laponia sueca

En tu opinión, familia y alpinismo, ¿son compatibles?   Es difícil, pero si lo sabes llevar es compatible. También es cierto que no es lo mismo salir a las doce del mediodía y volver a la tres, que hacer como Jordi Tosas, que está en el Himalaya, luego en los Andes…
¿Lo mejor y lo peor del trabajo de guía de montaña?   Lo mejor, dos cosas: la primera, la satisfacción de ver cómo le brillan los ojos al cliente al llegar a la cumbre de una montaña, y ver cómo va aumentando su grado de técnica, su amor por la montaña, y la segunda, el contacto permanente con la montaña.   Lo peor: los accidentes, que desgraciadamente ocurren cada vez más, sobre todo en la cordillera pirenaica. Yo nunca he tenido un accidente importante con un cliente, pero es peligroso ir con alguien a quien no conoces. Como dijo Bonatti cuando dejó el trabajo de guía: “Yo no tengo por qué encordarme con alguien que me puede arrancar y tirar al vacío en cualquier momento”. Yo no he llegado a pensar eso, pero sí es cierto que a la gente le falta preparación. Siempre hay que mirar al cielo, las nubes, observar si se transforman…  La semana pasada, por ejemplo, bajaba del Puigmal a la una, y me encontré con gente que subía a esa hora, sabiendo que se aproximaba un cambio de tiempo y que en la cumbre había una temperatura de -11°. La gente no es consciente, y la montaña no siempre te da una segunda oportunidad.
¿Hay algún personaje al que admires?   Reinhold Messner.   Dinos algún libro que te guste especialmente.   Me gustan mucho los libros de Messner, sobre todo los del principio: «Everest sin oxígeno», «Las grandes paredes»… También el de Gaston Rébuffat, «Estrellas y borrascas».   ¿Y tus montañas favoritas?   Los Pirineos.   Explícanos tus próximos proyectos.   Siempre hay muchos proyectos, pero el que tengo más presente actualmente es el de “los Tres Polos de la Tierra”. La idea es hacer el Polo Norte entre marzo y abril de 2011 y luego el Polo Sur en noviembre-diciembre, ambos sin asistencia, para finalizar con el Everest en abril y mayo de 2012 sin oxígeno. Para los dos primeros cuento con José Manuel Naranjo, y para el Everest buscaré un sherpa, ya que no me quiero arriesgar a hacerlo solo, y si es necesario ponerme oxígeno me lo pondré, ¡mi ética llega muy al límite pero no para morirme, eso lo tengo claro!

 

Lecturas relacionadas

 

Últimas noticias


 

 

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín Desnivel al día!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un e-mail con las historias y artículos más interesantes de montaña, escalada y cultura montañera.