EXPLORANDO

Agustí Roc: “Aspiro a todo en el Giir di Mont”

El atleta catalán ha recuperado la motivación con su segundo puesto en la Olla de Núria y cree que puede estar entre los cinco primeros del Campeonato del Mundo de Skyrunning este fin de semana. Cuenta sus sensaciones en esta entrevista.

Autor: | No hay comentarios | Compartir:
Agustí Roc  (Desnivel Press)
Agustí Roc

Agustí Roc sigue siendo un nombre respetado e incluso temido en los círculos del skyrunning. Todavía no se han olvidado los tres títulos consecutivos de la especialidad que logró en 2002, 2003 y 2004, reverdecidos el año pasado con el campeonato de Europa en Carrera Vertical. Sus tobillos no están para muchos trotes, pero a los 38 años ha recuperado la motivación para exprimirse al máximo y sufrir hasta el final. Todo ello a pesar de un inicio de temporada algo decepcionante, que ha variado en la última semana, con el cuarto puesto en el Campeonato del Mundo de Kilómetro Vertical y el segundo en la Olla de Núria.  

Una semana muy buena para ti…

Sí, ahora falta ver si lo podemos completar con un buen resultado este fin de semana en el Giir di Mont, aunque será difícil porque el nivel estará por las nubes.  

En principio este Campeonato del Mundo de Skyrunning no era una de las carreras marcadas en rojo en tu calendario de la temporada, ¿cómo lo planteas?

He decidido ir al Giir di Mont hará un par de semanas. En principio no es la especialidad en la que me siento más cómodo actualmente, por las bajadas duras y mis problemas de tobillos, pero aspiro a todo. Mi objetivo es luchar por los cinco primeros puestos. Quizás arriesgo un poco, pero si no consigo un buen resultado tampoco pasa nada; después de la carrera ya miraré hacia la Sierre Zinal, que también es muy dura pero es más mi estilo de prueba y allí realmente podré ver si el trabajo que he hecho en las últimas semanas es bueno.  

¿No es muy duro para tus maltrechos tobillos?

Lo de los tobillos es lo de siempre. El día que aguanta el taping, perfecto; si salta, me complica la carrera, porque yo no puedo correr sin taping. Eso hace que a veces me agobie en las carreras.  

Eso no te sucedió el pasado fin de semana en la Olla de Núria…

No, allí me fue muy bien. Sentí de nuevo la energía, la fuerza y me encontré bien bajando. El trabajo de las últimas semanas dio sus frutos. Ahora estoy mucho más motivado que hace dos semanas. La verdad es que en la Olla de Núria había mucho nivel. En condiciones normales, ganar a Kilian es casi imposible. Acabar detrás de él y por delante de Mejía, Zago y otros corredores que habían estado por delante en otras carreras este mismo año fue muy importante para mí.  

Y unos días antes también estuviste a gran nivel en el Campeonato del Mundo de Kilómetro Vertical, aunque te quedaste a un paso del podio.

El Kilómetro Vertical era una de las carreras objetivo de la temporada. Era mi disciplina y me lo jugaba todo en esta carrera. Lo que llevaba de temporada hasta entonces no me estaba saliendo bien. En mayo, en la Cursa de Sóller, sí que fui bien y me cargué de optimismo, pero después las cosas no fueron como pensaba, con muchos altibajos. En el Campeonato de España de Kilómetro Vertical no encontré las buenas sensaciones y quedé cuarto, que para mi es un fracaso. En Canazei iba con la incógnita… yo me encontraba bien, ya que había entrenado fuerte, pero no lo sabía. Luego el resultado no me fue como hubiera querido, ya que me hubiera gustado luchar por la victoria, pero ya vi desde el principio que no podía seguir a Zemmer y al final quedé cuarto.  

Es que el nivel ha aumentado muchísimo en los años que llevas en competición. ¿Cómo lo ves?

Yo he podido ver la evolución, tanto en España como fuera. Cuando yo empecé estaban por delante hombres como Quicu Soler u Oscar Balcells y me parecían fortísimos. Con el aumento de la cantidad de carreras, equipos y afición por este deporte, el nivel ha crecido mucho. Si miras las clasificaciones, cada vez ves a más gente en los tiempos buenos de las carreras; es muy difícil, y si un día no estás fino no quedas delante. Y concretamente en España, el nivel es brutal, con varios de los nuestros que quedan entre los primeros allí donde corran: Kilian Jornet, Raúl García, Tòfol Castanyer, Miguel Heras en ultramaratones… Si corren todos juntos, el nivel sube una barbaridad.  

Después del Giir di Mont y la Sierre Zinal, ¿cuáles son tus planes a medio plazo?

Me hace ilusión ir a carreras que no he corrido nunca. Tengo previsto ir a la Cursa des Perics en Les Angles, a Becca di Nona en Val d’Aosta y, para mi, uno de los objetivos de la temporada si me encontrara bien sería el Jungfrau Marathon. Es una carrera muy exigente y con un nivelazo –te exigen marcas buenísimas en maratón o media maratón para admitirte-, con corredores de asfalto y de montaña. Son primero 20 km por asfalto casi sin desnivel y después una subida de 19 km y 1.900 metros de desnivel. Pero sólo iré si me lo puedo pasar bien y luchar por los primeros puestos. Ya para cerrar la temporada, en octubre iré al Maratón del Tubkal.


 

 


 
Lecturas relacionadas

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín Desnivel al día!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un e-mail con las historias y artículos más interesantes de montaña, escalada y cultura montañera.