EXPLORANDO

Oh Eun-sun responde a las dudas sobre el Kangchenjunga

Las dudas sobre la cima del Kangchenjunga de Oh Eun-sun de la primavera pasada comenzaron en la misma Korea, formuladas por alpinistas coreanos, porque ella no había visto las botellas en la cima.

| No hay comentarios |
La foto de cima de Oh Eun-sun en el Kangchenjunga, 6 de mayo de 2009.La foto de cima de Oh Eun-sun en el Kangchenjunga, 6 de mayo de 2009.

Oh Eun-sun estaba de viaje por Estados Unidos cuando, a principios de febrero, le enviamos un correo electrónico preguntándole por sus fotos de cima en el Kangchenjunga (8.586 m), ya que al parecer no eran en la cima. Nos respondió su representante, Jin Park, quien volvió a servir de enlace cuando continuamos preguntándole por otra duda, saber si era verdad lo que se decía coloquialmente: que había cuerda fija hasta la cumbre.

Estamos oyendo que tu foto de cima en el Kangchenjunga [que publicamos en la entrevista del número de febrero de Desnivel] no es en la cima sino que está tomada algunos metros abajo. ¿Puedes decirnos si es así?
He tenido problemas con una sospecha sobre mi cumbre en el Kangchenjunga. Se debió a mi declaración de que no había visto dos botellas de oxígeno en la cima. Esta sospecha fue levantada por unos pocos escaladores coreanos.

Además, la foto de cima no era en la cima.
Contactamos con la alpinista coreana, que suma 13 de los 14 ochomiles, para saber qué ocurrió.

Botellas de oxígeno y bandera en la cima del Kangchenjunga el 18 de mayo de 2009.Botellas de oxígeno y bandera en la cima del Kangchenjunga el 18 de mayo de 2009.

No podía ver ninguna botella en la cumbre del Kanchenjunga. Los que hicieron cumbre antes (la expedición del ejército indio fue la última de 2008 y la mía la primera de 2009) que yo y los segundos de este año (el noruego Jon Gangdal y el sueco Mattis) también dicen que no vieron nada en la cumbre.

Las dos botellas de oxígeno se comenzaron a ver en las fotos y películas de cima después del tercer equipo coreano (Kolon).

Mira la siguiente declaración de Mr. Satish Chander, de la expedición del ejército indio, los últimos que hicieron cima en 2008 el 25 de mayo. Su entrevista fue publicada en una conocida revista mensual de montaña de Korea, Mountains: “Cuando nosotros, cinco alpinistas y cinco sherpas, alcanzamos la cumbre nadie dijo ver botellas. Hay unas pocas posibilidades de que estuvieran sepultadas por la nieve. Fue después de una fuerte nevada. Nosotros llevamos tres botellas y nos las bajamos al CB. [Subimos] Después de una fuerte nevada, pero mis pasos no se hundían profundamente en la nieve cuando llegamos a la cumbre”.

Satish está diciendo que no había botellas en la cumbre. Las botellas fueron mencionadas por otro coreano que ascendió el Kangchenjunga, Mr. Kim, y Mr. Kim ha reclamado que esas botellas son la evidencia de las sospechas sobre Miss Oh en el Kangchenjunga

Otro que hizo cumbre en el Kangchenjunga, el noruego Jon Gangdal, el segundo (10 AM del 18 mayo de 2009), después de la cima de Miss Oh (6 de mayo) y llegó una hora antes que Mr Kim (11 AM, 18 de mayo) declaró por correo electrónico a la revista Mountains que no vio ninguna botella en la cima.

La sospecha sobre mi cumbre en el Kangchenjuga fue causada por las botellas que no fueron vistas por la expedición india, ni por mi ni por Jon Gangdal (con el suizo Mattis) y que se empezaron a ver después de [la ascensión de] estos equipos.

Mi foto de cumbre fue tomada algunos metros por debajo de la cima del Kangchenjunga porque mis sherpas y yo estábamos bajo la amenaza de fuertes vientos y las condiciones meteorológicas podían causar algún accidente en mi equipo en el momento en que alcanzamos la cumbre.

La expedición de Miss Oh fijó muchos metros de cuerda desde el C4 hacia la cumbre. ¿Dónde acababa la cuerda fija?¿En la misma cumbre?
Jin nos envía la respuesta de Miss Oh: “Fue un camino muy largo desde el C4 a la cumbre del Kangchenjunga. Yo fijé 800 metros de cuerda en la vía porque estaba intentándola sin oxígeno y tenía que descender al campamento por la noche”.

“En el Gasherbrum 1, fijamos 150 metros pero no dije nada a otros [ningún otro equipo]”.

“En el Kangchenjunga todas las expediciones (la mía, otra coreana (Kolon), españoles, USA, etcétera) acordamos en el CB compartir la ruta sin trabajar independientemente. Mi equipo tuvo que fijar la mayor parte de la cuerda compartida ya que llegamos los primeros al CB y escalamos la montaña los primeros de la temporada. Puedes confirmarlo con los otros equipos”.

“Quiero que comprendas que me siento satisfecha por el hecho de que no hubiera accidentes ni en las demás expediciones ni en la mía [en el Nanga Parbat en 2008 falleció su compatriota Go Min-sun]. Por supuesto, me sentiría avergonzada como alpinista y como persona que ama la naturaleza si dejara algo en las montañas”.

[Insistimos para conocer el dato exacto]¿Puso tu expedición, de acuerdo con otras expediciones, cuerda fija hasta la misma cumbre? Si no fue así, ¿a qué altura acababa la cuerda?
Responde Jin: La expedición de Ms Oh fijó cuerda casi la ruta entera pero no hasta la misma cumbre. Ellos escalaron en cordada desde unos 8.100 de altitud. Hasta ese lugar usaron las cuerdas fijas que instalaron según subían. Después, todas las demás expediciones incluyendo la española de Edurne, usaron esas cuerdas. Esto fue de común acuerdo. En mi humilde opinión todo el que usó esas cuerdas es responsable de un trozo de ellas.

La respuesta de Ferran Latorre
Las dudas por la falta de fotos [reales] de cima por parte de Oh Eun-sun –a quien sólo le restaría el Annapurna, que intentará esta primavera, para terminar los Catorce Ochomiles– fueron reproducidas recientemente por Ferran Latorre el pasado 2 de marzo durante la rueda de prensa de despedida de la expedición de Al filo de lo imposible en la que Edurne Pasaban intentará también terminar los Catorce.

. «Cuando el año pasado ascendió el Kangchenjunga ella misma reconoció que la foto no era de la cumbre, sino de más abajo. En el siglo XXI y en la era digital no se entiende cómo no pudo hacer una foto en la cima y no vale que sea por el mal tiempo. Igual que tiene razones para que no se dude de ella, nosotros tenemos razones para dudar», dijo Ferran.

Edurne Pasaban iba a intentar ascender los dos ochomiles que le faltan, el Shisha Pangma y el Annapurna por ese orden. Sin embargo, la víspera de su partida les fue comunicado que China no concedería el permiso de entrada para el Shisha en las fechas prometidas con lo que la expedición de Edurne ha tenido que trastocar sus planes para comenzar primero con el Annapurna, donde será difícil que puedan escalarlo antes de que llegue Oh Eun-sun, y luego con el Shisha.

 

Lecturas relacionadas

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín Desnivel al día!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un e-mail con las historias y artículos más interesantes de montaña, escalada y cultura montañera.