EXPLORANDO

Juanito volverá a los ochomiles

Junto Sebastián Álvaro presentó en Madrid Los Pirineos de Juanito Oiarzabal, y anunció que, si se recupera bien, volverá a subirse a un ochomil.

Autor: | No hay comentarios | Compartir:
Juanito Oiarzabal y Sebastián Álvaro en la Librería Desnivel. Fotos: desnivelpress.comJuanito Oiarzabal y Sebastián Álvaro en la Librería Desnivel. Fotos: desnivelpress.com

Comenzamos por los Pirineos, Los Pirineos de Juanito Oiarzabal, y acabamos recorriendo las masificadas faldas y laderas del Everest., aunque no por gusto del alpinista alavés, quien el pasado miércoles 7 de junio presentó en la Librería Desnivel su último título editado con esta casa. «El Everest ha perdido su esencia, todo su misticismo; es un circo».

Sebastián Álvaro, director de Al filo y encargado de presentar a su buen amigo Juanito Oiarzabal, apuntilló con una frase de un veteranísimo alpinista inglés con el que ambos compartieron mesa y mantel recientemente: «Hay quien nunca ha escalado y subirá al Everest, y hay quien ha subido al Everest y jamás volverá a escalar».

«Se me calentó la boca»

Juanito posando con la portada del recién publicado Los Pirineos de Juanito Oiarzabal, editado por Desnivel. - Foto: desnivelpress.comJuanito posando con la portada del recién publicado Los Pirineos de Juanito Oiarzabal, editado por Desnivel. – Foto: desnivelpress.com

Pero la tarde empezó más cerca, rondando los Pirineos, y con una buena noticia en la presentación de Sebas; Juanito volverá a las montañas, poco a poco, y ya planea una expedición a un valle apenas transitado de Pakistán con Al filo para dentro de un mes, después de que sus pies se vayan recuperando tras un mes de reposo absoluto al regresar del Yalung Kang.

Sí, «se me calentó la boca», asegura Juanito. Se refiere a su anuncio de retirarse de lo ochomiles nada más bajarse de esta cima subsidiaria del Kangchenjunga. Confiesa que se vio mayor (a sus 50 años, que cumpió allí), e imposibilitado para ir a por todas (algo que siempre ha hecho en todas las montañas que ha visitado), «y se me calentó la boca. Ahora, he recapacitado y creo que sí estoy capacitado para subir un ochomil, voy a recuperarme durante este año y en 2007 intentaré el Broad Peak junto a Edurne u al filo».

Después de confirmar su regreso, Juanito destapó el motivo de su último libro. «La idea era hacer algo distinto, no un libro basado en mi experiencia en los ochomiles, o sobre mi persona. El Pirineo, sobre todo el navarro y el oscense es donde empecé, donde me forjé como montañero, porque antes de los ochomiles escalaba mucho en roca, es lo que más he disfrutado». Con 16 años, y ascendiendo la Pique Longue del Vignemale, empezó su andadura por esta cordillera.

Ordesa desierta

Sebastián Álvaro durante una de sus intervenciones. Foto: desnivelpress.comSebastián Álvaro durante una de sus intervenciones. Foto: desnivelpress.com

Retomó sus escaladas en Ordesa, aunque algo pesimista. «Se han perdido esas vías, y en parte debido a la escalada deportiva. Antes teníamos que esperar en la base porque coincidíamos en ellas varias cordadas, y hoy vas a Ordesa y están vacías». Resumiendo, antes de dar paso a las preguntas del público, «he plasmado en el libro mis vivencias en el Pirineo, describiendo aquellas salidas, escaladas y ascensiones tal y como las hacíamos entonces».

Durante el debate hubo cabida para muchos más temas. Por ejemplo, la defensa de un desarrollo sostenible para el Pirineo a base de un turismo de calidad y un crecimiento urbanístico regido por Leyes coherentes; en definitiva, aseguró Sebas, recuperar el sentido común, algo que no se aplicó en Espelunciecha». También problemático veía el director de Al filo la continuidad del programa en TVE, debido a que «el gobierno se ha empeñado en desmantelar la televisión pública española». Pero Al filo seguirá viendo, a pesar de todo.

El himalayismo retrocede

Cuando desde el público se interrogó a Juanito sobre la dificultad del Segundo escalón, el Everest apareció en escena, así como lo poco que le gusta ya al vasco hablar sobre esta montaña, donde este año hubo cuerda fija del campo base a la cima, donde el 98 por ciento de la gente sube con oxígeno, y donde en función del dinero que tengas, tendrás más o menos sherpas, botellas esperándote a 8.000 metros, o incluso un sherpa que asciende junto a ti porteando la tuya, mientras vas respirando por detrás gracias a un tubo que une la mascarilla con el gas de su mochila.

El himalayismo de vanguardia tampoco es, a su juicio, el que debería. «Vamos para atrás», aseguró, «la evolución actual del himalayismo y el alpinismo no se corresponde con las actividades de los años 70 y 80, cuando se hacían auténticas barbaridades. Hoy también se hacen, pero menos». Para Juanito hoy se suben «los mismo ochomiles, por las mismas rutas, no te encuentras prácticamente a nadie fuera de lo normal, de lo que hace todo el mundo, y eso es lo que hay que reivindicar y exigir a la generación que ha seguido a la nuestra».

Por cierto, también hubo tiempo para conocer el ochomil preferido de ambos. Para Sebas es uno que ha marcado profundamente, para lo bueno y para lo malo, la trayectoria de Al filo, el K2. Juanito también lo tuvo claro. «Todos tienen algo especial, pero mi preferido es el Makalu».

 


 
Lecturas relacionadas

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín Desnivel al día!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un e-mail con las historias y artículos más interesantes de montaña, escalada y cultura montañera.