ÚLTIMA HORA

Cumbre asturiana en el Nanga Parbat

Durante la madrugada del sábado 30 de junio, Eva Zarzuelo, de la expedición femenina asturiana, coronaba por la ruta Kinshofer.

| No hay comentarios |
Eva Zarzuelo, en la cima del Nanga- Foto: Exped. Femenina Asturiana Nanga Parbat 2001Eva Zarzuelo, en la cima del Nanga- Foto: Exped. Femenina Asturiana Nanga Parbat 2001

Ha sido una apuesta arriesgada, pero ha salido bien. A pesar de las malascondiciones de la montaña -el americano Ed Viesturs desistía ante la peligrosaacumulación de nieve caída durante los últimos días-, y una escasaaclimatación, ya que nadie había superado todavía los 7.000 metros, laasturiana Eva Zarzuelo conseguía la cima del NangaParbat (8.125 m) a primera hora del sábado, gracias a un arriesgado ataquea cumbre que pretendía aprovechar los escasos días de buen tiempo previstospara este fin de semana. Eva formaba parte de un grupo internacional integradopor unidades de diferentes expediciones (alemanes, japoneses, italianos) que seencontraban en la misma ruta Kinshofer.

El pasado 26 de junio partían desde el campo base (4.200 m) con intenciónde ascender campo a campo (algunos enterrados por la tormentas de los últimosdías), alcanzar el viernes 29 la ubicación del C4 (aún sin instalar) a 7.000metros, y realizar un intento cimero el sábado o el domingo, antes de que lasnubes se cerraran nuevamente sobre la cima del Nanga, montaña ubicada en el Himalayade Punjab (Pakistán) que conquistó por primera vez el austriaco HermannBuhl en 1953. Lo hizo por la vertiente Rakhiot y en solitario.

Preparando la ruta de ascensión (vía Kinshofer)- Foto: Exped. Femenina Asturiana Nanga Parbat 2001Preparando la ruta de ascensión (vía Kinshofer)- Foto: Exped. Femenina Asturiana Nanga Parbat 2001

El 28 de junio, muchos alpinistas alcanzaban el campo 3, a 6.700 metros, conun tiempo favorable que respetaba los buenos augurios climatológicos. La faltade una aclimatación previa por encima de esta cota, comenzó a notarse dentrodel grupo. Rosa Fernández, miembro del trío femenino asturiano completado porDiamantina Muñiz (inmovilizada a causa de una esguince durante el trekking deaproximación), sufría una mala noche con problemas de estómago, que laobligaba a descender después de no haber podido comer ni dormir nada .

Junto a un equipo alemán, con el que las asturianas han liderado lapreparación de la ruta de ascenso, un alpinista japonés, y dos italianos quecambiaban de itinerario a última hora para colaborar en este ataque masivo, Evaalcanzaba finalmente la cima del Nanga Parbat a primera hora del sábado 30 dejunio, justo un mes después de que llegar al campamento base. Han sido cuatrosemanas de costoso trabajo en montaña que se han cerrando con el éxito de unaarriesgada cumbre, debido a las poquísimas oportunidades que el Nanga haofrecido este año a sus desafiantes.

Alberto Iñurrategui progresa en el G1

Campo de altura en la vía Kinshofer al Nanga (vertiente Diamir))- Foto: Exped. Femenina Asturiana Nanga Parbat 2001Campo de altura en la vía Kinshofer al Nanga (vertiente Diamir))- Foto: Exped. Femenina Asturiana Nanga Parbat 2001

A las buenas noticias del Nanga, donde los tambiénasturianos Nacho Orviz y Amador Fernández podrían volver a intentar hoy mismo su asalto en estilo alpino a esta montaña (durante el anterior desistieron al llegar al C2, a causa de mal tiempo), hay que añadir el continuo progreso de la expedición ‘Iñurrategi&EiTB2001’ en el Gasherbrum1, también llamado Hidden Peak. Las últimas noticias anunciaban que Albertoy sus compañeros, JonLazkano y Jon Beloki, habían alcanzado 7.000 metros, dejando el campo 2completamente instalado (6.500 m) y dedicados de lleno a equipar el corredor delos japoneses, sección más complicada de la ruta de ascenso.

Volviendo al Nanga, y como anunciábamos más arriba, Ed Viesturs decidíaretirarse definitivamente de la  montaña el pasado 29 de junio, quetambién intentaba por la ruta Kinshofer. La razón, la gran acumulación denieve que presentaba la montaña, debido a las continuas tormentas de lasúltimas semanas. Según el propio Viesturs, como mínimo habría necesitadootras dos semanas para preparar un intento cimero, y sin que la montaña sesiguiera cargando de nieve. A pesar de esto, al día siguiente hacía cima laexpedición asturiana.

El himalayista norteamericano sufre así un nuevo parón en su carrera porlos catorce ochomiles, aunque desde su página web se mostraba satisfecho con lapresente temporada, ya que hace dos meses conseguía ascender el ShishaPangma, junto a su compañero habitual en los últimos años VeikkaGustaffson. Así, Viesturs cuenta ya con 11 ochomiles, y además de volver alNanga el año que viene, deberá ascender Annapurna(también en 2002) y regresar al BroadPeak (no llegó a cumbre en 1997) para completar su proyecto de los catorcetechos mundiales.

Lecturas relacionadas

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín Desnivel al día!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un e-mail con las historias y artículos más interesantes de montaña, escalada y cultura montañera.