EXPLORANDO

¡Ramonet Campeón!

El escalador catalán Ramón Julián se llevaba el Campeonato del Mundo de Dificultad con toda justicia. Patxi Usobiaga le seguía en el podio, Ángela Eiter se hacía con el oro en categoría femenina e Irati Anda finalizaba en quinta posición.

| No hay comentarios |
Ángela, díficil de superar.- Foto: J.Jiménez/DesnivelpressÁngela, díficil de superar.- Foto: J.Jiménez/Desnivelpress

Un pabellón copado. 16 escaladores. Una idea en la cabeza. Un Campeonato del Mundo en juego. La cita cumbre de Avilés 2007 no ha deparado sorpresas, pero nadie de los presentes puede decir que no haya sido emocionante. Más de un brazo con la piel de gallina, palmas rojas y gargantas eufóricas ha sido el resultado de la actuación de los mejores del planeta en esta modalidad, sumun de la escalada, que se ha desarrollado durante una larguísima jornada. Una larguísima fiesta.

Fue primero el turno de las féminas. Y no pudo ser. Irati Anda, aunque contenta al finalizar su ascensión por los techos del rocódromo (8b de grado), no lograba embolsarse una medalla, aunque como premio tuvo el aliento de un público volcado y, sobre todo, la experiencia ganada en esta final internacional. Para Irati será a la próxima, aunque una quinta posición es un resultado brillante.

Salía primero Natalja Gross. Comenzaba fuerte, con ganas, hasta que la magnesera se desenganchó del arnés, acabando con muchas de las opciones de la eslovena. Al menos pudo disfrutar del arriesgado lance que los equipadores prepararon en el primer techo de la vía. Una apuesta valiente que hizo las delicias del público y de los telespectadores que siguieron el evento por streaming (se calcula que al final del Campeonato se alcanzarán los tres millones de conexiones).

Katharina Saurwein tampoco tenía suerte, aunque, estilosa, acababa su participación con una sonrisa. Tras ella salió Maja Vidmar, que alcanzó el top. La eslovena reposaba lo justo, escalaba a gusto y se subía a lo más alto. Su caída en las clasificatorias, sin embargo, la relegaba a la tercera plaza, llevándose para Eslovenia la medalla de bronce.

Yuka Kobayashi tampoco decepcionó al comité japonés que gritaba desde las gradas. Tan suave de movimientos como siempre, caía en la sección clave de la ruta. No podrá quejarse de su papel, ha escrito un guión casi inmejorable, ganando confianza para los próximos eventos.

Después de la japonesa se lanzaba a las presas la belga Muriel Sarkany. Y tras ella, Angela Eiter. Ambas alcanzaban el top. Ambas habían completado sus rondas sin caídas. Resultado: Superfinal. En ella, la belga caía demasiado temprano, dejando en manos de Eiter el reparto de medallas. Y las manos de Eiter son mágicas. Quizá fuese la banda sonora de Top Gun, que sonaba de fondo, pero la austriaca voló. Explosiva, revalidó su título de Munich 2005: Campeona del Mundo de Dificultad.

¡Vamos Ramón!

Ramón Julián cumplió su sueño.- Foto: J.Jiménez/DesnivelpressRamón Julián cumplió su sueño.- Foto: J.Jiménez/Desnivelpress

Parada técnica y los chicos a la carrera. Posible 8c, presas inhumanas y más de 30 metros de recorrido (fruto de los esfuerzos de Legrand, Arocena y compañía). El toledano Éric López inauguraba las finales masculinas y el público supo reconocerle su entrega y esos segundos en que más de uno pensó que el chaval se hacía con el Campeonato. Fue un sueño rápido, pero hermoso. Al manchego le siguió Midtobe, pelirrojo del Norte, que se coló en las finales superando a varios «machacas» emblemáticos. No fue su noche, sólo podía ser la noche de Ramón Julián. Aunque no todavía.

Flavio Crespi tomaba parte antes que Cédric Lachat, pero lo mencionamos antes pues para él fue la sexta posición del Campeonato, quedándose un poco solo en la entrega de premios ya que en cuarto y quinto lugar no había representación. Fue en la tercera plaza en la que Lachat, Tomás Mrazek, que reposaba menos que nadie y aún así caía en uno de los últimos movimientos, fruto de la desconcentración, y Jorg Verhoeven, otro adicto a los podios.

Patxi Usobiaga salía el último y aunque el desgaste de la mañana pudo pasarle factura, ha demostrado que como él hay pocos, con esa capacidad de mantener la cabeza fría y buscar las presas sin presión. No llegó al top, ninguno lo hizo, pero se quedó cerca. Para el vasco la medalla de plata.

Y Ramonet. El gran pequeño Ramonet. El catalán ingrávido. Por fin se resarció de lo ocurrido en Munich hace dos años, por fin se llevó el gran reconocimiento que los duendes le negaban. Ramón Julián se confió en la última presa y no chapó en el top, pero ganó. Y ganó bien, derrochando potencia. Ramón Julián, Campeón del Mundo.

España se luce en Dificultad.

 

Lecturas relacionadas

 

Últimas noticias

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín Desnivel al día!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un e-mail con las historias y artículos más interesantes de montaña, escalada y cultura montañera.