INVIERNO 2003

Big wall internacional

Aperturas y primeras repeticiones en La Esfinge, la norte del Trollryggen noruego, y la cálida tapia del Acopan, en Venezuela.

Autor: | No hay comentarios | Compartir:
Cara norte del Trollryggen (1.200 m), Noruega. - Foto: mountain.ruCara norte del Trollryggen (1.200 m), Noruega. – Foto: mountain.ru

De las pizzas y cervezas en plena selva venezolana, al gélido aliento delTroll noruego, pasando por la taquicárdica escalada en La Esfinge peruana, cuyaconsiderable altitud (4.700 m en la base) acelera generosamente el ritmocardiaco, especialmente en estilo free. Tres destinos radicalmente opuestos, queprotagonizan la última crónica digital bigwallera. 

En el país de los trolls
El stage de principios de enero de los Jóvenes Alpinistas franceses teníaun claro objetivo a corto plazo: coger forma (y mucha confianza) para meterseposteriormente con el hielo de la imponente cara norte del Trollryggen (1.200 mde muro), bajo los rigores del invierno noruego. La tapia más grande de Europa,con más de un frío kilómetro vertical, que una vez dentro, parece inclinarsecada vez más. Una impresión que al traducirla en largos se tradujo en tiradasmuy mantenidas y dificultades de hasta A3 y M5.

El joven equipo francés se dividió en cuatro grupos, que consiguieronarrebatarle un buen botín al mayor de los trolls noruegos. Aliados con la meteo(buen tiempo, con mucho frío), y fijando siempre los primeros largos antes devivir en la pared (4 vivacs cada cordada), cayó la segunda repetición invernalde la Noruega del 65 (1.200 m , ED, VI, 5.10/A3), así como la primerarepetición de la Británica (1.200 m ED) tras el derrumbe parcial quesufrió la ruta.

Por grupos, Drouet, Clouet y Reffet (1-4 marzo), Chanal, Séller y Musemeci(2-5 marzo), y Christophe Moulin y Gaël Bouquet des Chaux (3-5 marzo), sellevaron la Noruega, mientras que Jourdain, Dumarest, y Dupety salieronpor la Británica, abriendo 9 nuevos largos en su parte central, con dificultadesde hasta M5 y A3.

La Esfinge, nueva vía

Vías de la cara sureste de La Esfinge. En azul, la apertura de Lucas, Docter y Hall. - Foto: Jonás Cruces/planetfear.comVías de la cara sureste de La Esfinge. En azul, la apertura de Lucas, Docter y Hall. – Foto: Jonás Cruces/planetfear.com

¿Os acordáis del HotRock británico? Esa «expedición» internacional de escaladorescon alcance y dimensiones planetarias, que a bordo de un peculiar vehículo, selanzó en noviembre de 2001 a recorrer el planeta con el único objetivo deescalar por algunso de sus rincones…. Pues bien, Dave Lucas, el líderexpedicionario, y dos de sus secuaces, Boud Docter (Holanda) y Geoff Hall (de Oz),se descolgaron del convoy para plantarse en febrero ante LaEsfinge de Perú. «El pie de la pared está a 4.700 m, lo que conviertela escalada en algo más interesante».

Pero el tiempo no acompañaba. Lluvia, nieve y más lluvia, que apenasconcedía un par de horas de escalada «seca» al día. Conclusión,tuvieron que conformarse con una media diaria de un largo, y reducir susintenciones aperturistas a una nueva variante que une el inicio de la rutanormal del 85, con el quinto largo de la vecina Cruz del Sur. Cuatrolargos de 7a, 6b+, 6a y V+, más un rápel para enlazar con la línea de MauroBole y Silvo Karo.

La roca no les permitió meter demasiadas protecciones, y de hecho, lareunión del primer largo (7a) no fue instalada hasta que un Rp encajado amartillazos en una cerrada fisura permitió a Dave colocar dos espits, trasmedia hora con el martillo». Además de dejar una nueva línea, la 15ª dela Esfinge, se llevaron a vista los tres primeros largos (sobregraduados, en suopinión) de Cruz del Sur (6b+, 7c, 7c+), la más dura, así como, en uninesperado día de buena meteo, escalar en libre las ocho primeras tiradas de lavía normal.

Pizza, Chocolate y Cerveza

Gran pared en Venezuela. En la imagen el imponente Salto Angel, conocida tapia para el big wall nacional.Gran pared en Venezuela. En la imagen el imponente Salto Angel, conocida tapia para el big wall nacional.

Volvemos a la carretera. Destino Venezuela, directos al corazón de laregión Gran Sabana. Buscamos el Tepuy Acopan, en cuya cara este, 600 metros detapia (y 50 de desplome en total), los británicos Anne y John Arran (primerasde Dr.Dollite,E10 7a, y The Zone, E9 6c, PeakDistrict), junto al escalador local Alfredo Rangel, dejaban la primeralínea de la pared. Una apertura realizada bajo una pulcra ética bigwallera, yaque no metieron spits ni clavos en ninguno de los 21 largos de Pizza,Chocolate y Cerveza, reuniones incluidas.

Seis días de escalada limpia por la parte central de este muro todavíavirgen, aunque no por falta de desafiantes: la este del Acopan contaba ya conintentos fallidos de italianos y americanos. La sumisión de los Arran y Rangela la ética británica, que considera casi herejía los seguros fijos, les hizoafrontar secciones de grado E5 y E6 sobre seguros mecánicos (friends yempotradores), combinadas con pasos J3, esto es, su equivalente en cuanto adificultad si hablamos de «tracción-vegetal» (hard vegetation-pullin).Como suena.

Con un equipo bastante reducido, el trío anglo-venezolano redondeó suapertura con 600 metros a vista y sin caídas, algo con lo que John estaba»encantado», amén de haber trazado una nueva vía sin martillo, nicicatrices. «No queríamos realizar ninguna reivindicación ética, perohaber escalado una nueva ruta sin clavos ni spits te hace sentirte bien, sinhaber dejado ninguna cicatriz en toda la pared». Para el británico, lostepuys venezolanos, como el más conocido Salto Angel, son «increíble, lugares intactos, no estropeados, quesería importante preservar tanto tiempo como fuera posible». Nada sabemossobre el nombre. Quizá esa fuera su dieta… pizza, cerveza y, ejem, chocolate.


 
Lecturas relacionadas

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín Desnivel al día!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un e-mail con las historias y artículos más interesantes de montaña, escalada y cultura montañera.