EXPLORANDO

Veteranos en Riglos

El Grupo de Alta Montaña Español reunió a un gran elenco de veteranos en Riglos para homenajear su trayectoria y su papel en la escalada de nuestro país. En el encuentro no faltaron escaladas a algunas de las clásicas de la escuela oscense.Álbum fotográfico.

| No hay comentarios |

El GAME reunió a algunos de los más carismáticos veteranos de la roca en los escogidos parajes de Riglos durante el fin de semana del 19, 20 y 21 de octubre. Con esta ya son dieciocho años de convocatorias anuales organizadas por el Grupo de Alta Montaña Español, con el mismo objetivo: disfrutar de los amigos, la escalada y la añoranza, y esta vez también homenajear a la vieja escuela del interior de nuestras fronteras, escaladores que han superado los setenta (o están a punto de hacerlo), que continúan en activo y cuyas escaladas dieron pie al nacimiento de ese espíritu osado, descubridor y aventurero con que se han fecundado las escaladas ibéricas hasta el día de hoy.

Aquellos escaladores, Joan Cerdá (69 años), Salvador Rivas (73), Carlos Soria (68), Ángel López Cintero (72), Josep Manuel Anglada (74, ausente) o Jordi Pons (73, ausente) recibieron un nuevo reconocimiento bajo el bastión dorado de los Mallos oscenses, donde el sonido del tren, su humo, el repicar de martillos y otros variopintos recuerdos volvieron a sus cabezas en el mismo entorno donde nacieron. A ellos, se les unió en póstumo homenaje Ferrán Merchán, impulsor de esta idea y fallecido hace un mes a la edad de 74 años. Ferrán continuaba en activo y se le había visto hacía poco superando decenas de largos de dificultad sostenida y horas de aproximación en rutas que ni a día de hoy podemos definir como sencillas. «Queremos recordarle pero no llorarle», comentaba José Luis Rubayo, Responsable de la sección de alpinismo de la FEDME.

Las placas conmemorativas se entregaron el sábado por la noche, ante las cerca de 75 personas presentes para esta reunión de veteranos y a la que acudieron escaladores como Carlos Tudela, Rosa Real, Roy de Valera, José Anaya, Miguel Ángel Vidal, Cecilia Buil, Agustí Ventura (el más veterano, 83), Miguel Lusilla, Pepe Díaz, Gregorio Villarig que dejó sus pinturas para regresar a la roca donde encontrón inspiración y amigos inolvidables, José Antonio Bescós, Lorenzo Ortas, Joaquin Rodrigo Burillo, Angel Luis Santamaría, Ángel Sánchez Toti o Marco Rubayo, el más joven asistente (17).

Interesantes escaladas

Tiempo excelente para la ocasión, lo que permitió que durante todo el fin de semana se pudiera disfrutar de un notable ambiente para la escalada, completándose algunas interesantes actividades, a destacar la escalada de la cordada formada por Cintero, Rivas, Soria y Villarig de la Edil a la Aguja Roja. 120 metros repartidos en 4 largos con dificultad de V grado en una escalada vertical con buenas presas, resistentes a pesar de ese aspecto de inconsistencia de la roca de Riglos. Una vía que abría el propio Cintero, junto a Rabadá, hace ahora 50 años  (1957) y que quiso volver a disfrutar en buena compañía. Todo aderezado con citas como «mi cardiólogo me ha prohibido hacer deporte».

Carlos Tudela, Roy de Valera y José Anaya también tenían hambre de rutas y se lanzaron, el sábado, a escalar El pájaro al Puro (6c, 280 m), una joya de la escalada riglera. No contentos con ello, Roy y José pasaron parte del domingo resolviendo los siete largos de De naturaleza salvaje, una vía abierta en el Mallo Visera por Fernando Cobo y Máximo Murcia, cotada de 7a+ y que alcanza dificultades de 7b justo después del techo de la sexta tirada.

Y ante tanta veteranía, Marco Rubayo, que escaló con su padre (José Luis Rubayo) durante el fin de semana, no se amilanó y se dedicó a apuntarse vías clásicas de la escuela, a saber, la Galletas al Firé (6b, 220 m), la Normal al Puro y la Serón-Millán al Mallo Pisón. Después, como todos, marchó a descansar al re-inaugurado para la ocasión refugio de Riglos, para compartir sus últimas fechorías en las líneas rojizas de Riglos antes de comenzar la semana. Buen resultado final de este encuentro entusiasta y nostálgico que se cita para el próximo año, presumiblemente como homenaje a Rainier Munsch, al gran Bunny.

Álbum fotográfico.

 

Lecturas relacionadas

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín Desnivel al día!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un e-mail con las historias y artículos más interesantes de montaña, escalada y cultura montañera.