EXPLORANDO

Por los senderos de la luz

El Memorial María Luisa da por cerrada la XVII Edición del Certamen, que como ya suele ser habitual, ha estado llena de novedades. El Centro Cultural Cajastur de Oviedo acogió el acto de entrega de premios y la presentación de un nuevo libro.

| No hay comentarios |
De izquierda a derecha: Jose Vega , Dña. Ana Rosa Mogoya y Román Benito (presidente del Memorial María Luisa).- Foto: Org. Memorial Maria LuisaDe izquierda a derecha: Jose Vega , Dña. Ana Rosa Mogoya y Román Benito (presidente del Memorial María Luisa).- Foto: Org. Memorial Maria Luisa

El mismo día que se ponía el punto y final de esta edición, todos los senderos llevaban al Centro Cultural Cajastur de Oviedo, donde tenía lugar un año más el acto de entrega de premios del Memorial María Luisa. Allí se reunieron amigos de la montaña, la naturaleza y la fotografía abarrotando el salón para ofrecer una cálida acogida a los premiados que habían llegado desde Italia, Madrid, País Vasco y varios puntos del Principado de Asturias para recoger sus respectivos galardones.

No faltó tampoco la representación institucional al más alto nivel, ya que la ceremonia fue presidida por la Sra. Consejera de Cultura, Turismo y Comunicación Social del Principado de Asturias, Dª Ana Rosa Migoya, y por el Jefe de la Obra Social y Cultural de Cajastur, D. José Vega, quienes previamente habían ofrecido una recepción privada a premiados y organizadores demostrando así el amplio respaldo que vienen prestando a este Certamen.

La presentación corrió a cargo de Pedro Álvarez. En nombre de los galardonados habló el fotógrafo madrileño Ángel Pablo Corral, autor de varias de las imágenes publicadas en el libro “Los Senderos de la Luz”, y finalista de esta edición con la diapositiva titulada “Guarramillas”. Comenzó agradeciendo a la organización haberle invitado a este acto, al que según sus propias palabras, “tenía proyectado asistir ya desde mucho antes, aún cuando fuera a título particular”. A continuación explicó a los asistentes su experiencia como concursante del Memorial en múltiples ocasiones y ganador en varias -algunas para su sorpresa, como reconoció- ya que dijo haber presentado diapositivas de las que se sentía especialmente satisfecho sin haber alcanzado galardón alguno y que los premios habían llegado cuando la confianza ya comenzaba a decaer. Éste fue precisamente el primero de sus dos principales aprendizajes en el Memorial: “que es diferente cómo un fotógrafo ve sus propias fotos y cómo lo hacen los demás”. El otro, el contenido del María Luisa: un “Certamen” cuyo principal objetivo es fomentar la propia actividad de montaña y no un “concurso” destinado a incentivar la mera competencia entre fotógrafos.

Buen trato, mejor ambiente

Ángel Pablo Corral recibe su premio como finalista de la XVII Edición de manos del director de la Obra Social y Cultural de Cajastur.- Foto: Org. Memorial Maria LuisaÁngel Pablo Corral recibe su premio como finalista de la XVII Edición de manos del director de la Obra Social y Cultural de Cajastur.- Foto: Org. Memorial Maria Luisa

Por Cajastur, uno de nuestros más importantes y fieles patrocinadores, tomó la palabra D. José Vega para dirigirse al público mostrando su satisfacción por el éxito de la convocatoria y felicitó a los organizadores del Certamen, al que dijo haber concurrido como fotógrafo en el año 2000 -aunque con poco éxito- como él mismo indicó con resignación y sentido del humor. Por último mostró su disposición a seguir colaborando con el Memorial junto al Principado de Asturias, nuestro otro gran baluarte, ya que según sus propias palabras “las cargas compartidas son más ligeras”.

Así, con la presencia en el escenario de los representantes de ambos organismos, D. José Vega y Dª Ana Rosa Migoya procedieron a entregar los trofeos. Uno a uno los premiados fueron acudiendo a su llamada para recoger los galardones que les acreditaban como tales. El ganador absoluto, Cesare Mangiagalli, presentó su diapositiva “Dentro de la montaña II” y advirtió al auditorio que, de seguir elevándose la temperatura del Planeta, fotografías como la suya podrían acabar siendo imágenes para el recuerdo. A continuación Juan José Sierra Alcalá, autor de una espectacular diapositiva titulada “Entre glaciares” que le valió el segundo premio del Certamen, agradeció en nombre de los galardonados la acogida de que había sido objeto y la grata impresión que se llevaba de Asturias en general, y muy especialmente, de Oviedo. Vittorio Ricci –tercer premio- llegó a Oviedo desde Milán el mismo día de la entrega de premios. Gotzon Arribas Amestoy quiso también recoger personalmente su premio a la mejor diapositiva de escalada y también como finalista. Este sentimiento, unánimemente compartido y repetido por el resto del palmarés, fue resumido por Ángel Pablo Corral: “nos han tratado como a reyes”.

Llegó entonces el momento de los discursos en la clausura de esta ceremonia de entrega de premios. La Sra. Consejera de Cultura del Principado de Asturias se dirigió a los presentes con una cita de Pedro Pidal. Dijo estar orgullosa del apoyo que el gobierno asturiano presta al Certamen, al que desde sus inicios, en 1990, tres mil fotógrafos procedentes de cuarenta y dos países han enviado más de quince mil diapositivas, recopiladas en una exposición itinerante y un libro, “Los senderos de la luz”, convirtiéndose así en referente de Asturias a nivel internacional. Y es que, según sus palabras, el vínculo entre cultura y turismo es cada vez más importante en nuestra región, propiciando la generación de nuevos flujos y el aprovechamiento de recursos, habiéndose superado en 2006 la cifra de seis millones de visitantes

Paso a la imagen

Cuarenta minutos antes del comienzo de la entrega de premios, el Salón de Actos del Centro Cultural Cajastur ya estaba abarrotado de público.- Foto: Org. Memorial Maria LuisaCuarenta minutos antes del comienzo de la entrega de premios, el Salón de Actos del Centro Cultural Cajastur ya estaba abarrotado de público.- Foto: Org. Memorial Maria Luisa

Después, como no podía ser de otra forma en un acto de estas características, la palabra dejó paso a la imagen: la iluminación de la sala se difuminó y las luces se convirtieron en formas, volúmenes y colores. Fue entonces cuando todas las miradas se dirigieron a la pantalla. En sus seis metros de ancho pudo contemplarse un audiovisual que fue desgranado las mejores diapositivas de esta XVII edición a los ojos de un público que, durante cuarenta minutos, y sin moverse de sus asientos, fue transportado desde los Alpes suizos a su vertiente italiana, del Pirineo francés a los Picos de Europa; de Malí a USA, Pakistán o a Finlandia; pudo contemplar desde la planta más humilde a la más imponente montaña; vio congelarse el vuelo de un pájaro sobre una bota vieja o el majestuoso planear de un ave coronando las cimas de los Mallos de Riglos; contempló cara a cara una rana de San Antonio o una pareja de murciélagos en pleno vuelo; presenció escenas de día y de noche, hielos perpetuos y tierras tórridas, paisajes cotidianos e imágenes oníricas…

Francesco Rigazzo no quiso perderse el acto de entrega de premios. El día anterior ya había volado a Asturias para disponer de tiempo suficiente y poder hacer una visita a Oviedo acompañado de su familia. Con 17 años, este joven italiano pasa a la historia del Memorial como el primer vencedor del premio al concursante Novel. Instaurado en esta XVII edición, la organización del Certamen ha querido que este premio sea una motivación y fuente de promoción para aquellos concursantes que sin sobrepasar la edad de 20 años hayan destacado con los trabajos enviados al Certamen. Las buenas expectativas creadas en esta primera convocatoria, han hecho que la organización del Certamen ya haya confirmado la continuidad de este premio para las próximas ediciones. El mismo irá acompañado de una fuerte campaña divulgativa en colegios y centros de enseñanza.

Pero el auténtico protagonista de la noche correspondió a “Los Senderos de la Luz”, la primera publicación del Certamen, que ese día empezaba su andadura recorriendo la geografía de la memoria a través de ciento ochenta y tres de las mejores imágenes de la historia del Memorial María Luisa. Un libro editado al estilo que “Memorial María Luisa” da a todas sus iniciativas. Gran formato (29X31 cm), 183 fotografías a todo color, papel de 170 gr. fotografías barnizadas, 120 autores diferentes, portada rígida geltex, sobrecubierta color, dos idiomas (Español e Ingles), textos personalizados por el propio autor en cada una de las fotografías. Una muestra del libro puede consultarse en la página web del Certamen www.memorialmarialuisa.com.

Una publicación que ese mismo día pudo ser disfrutada por los primeros lectores, ansiosos de poder tener su ejemplar en las manos y que va por el camino de convertirse en una referencia en libros de fotografía, montaña y naturaleza.

Como suele ser habitual por estas fechas, la organización ya está trabajando en la convocatoria de la próxima edición que se dará a conocer en el mes de Septiembre de 2007 y que tendrá como principal novedad la presencia del formato digital además de las diapositivas tradicionales.

Foto de portada: Ventisca I / J.A. Gurruchaga

Fuente: Org. Memorial Maria Luisa

 

Lecturas relacionadas

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín Desnivel al día!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un e-mail con las historias y artículos más interesantes de montaña, escalada y cultura montañera.