EXPLORANDO

Una tierra sana, pero sin cobijo

Como adelantamos hace unos días, los cambios en los campos base del Cerro Torre y Fitz Roy han abierto el debate: Campo Bridwell, desmantelado.

| No hay comentarios |
Grupo del Cerro Torre, Parque Nacional de los Glaciares (Patagonia argentina). Foto: Rolando GaribottiGrupo del Cerro Torre, Parque Nacional de los Glaciares (Patagonia argentina). Foto: Rolando Garibotti

Hay muchos hombres que se engrandecen gracias a los lugares que pisan. Nunca es al revés. Por eso en la mayoría de ocasiones, mal que nos pese, hemos de escoger la tierra y su conservación. Según estos parámetros, los responsables del Parque Nacional de los Glaciares (Patagonia argentina) han decidido, en su Área norte, desmantelar las construcciones -en su inmensa mayoría erigidas con troncos- de los campos De Agostini (antes Bridwell, al pie del Cerro Torre) y Río Blanco (bajo el Fitz Roy).

Esto supone que los largos días de espera a que el clima se porte para lanzar un ataque a dicha cimas, el descanso o, simplemente, una visita a la zona, se desarrollen en carpas y tiendas. El sueño, según Carlos Duprez (responsable de dicho área del parque), es presenciar la vida de la naturaleza sin la mano permanente del hombre, sin albergues, sin hoteles, y sin cabañas.

Campo Bridwell desmantelado

Vista del Campo Bridwell, base de las cordadas que intentan el Cerro Torre, y sus cimas satélites. Foto: planetmountain.comVista del Campo Bridwell, base de las cordadas que intentan el Cerro Torre, y sus cimas satélites. Foto: planetmountain.com

La primera ya ha sido desmantelada, el pasado 6 de diciembre, concretamente. El campo Bridwell, levantado por Ermanno Salvaterra, ya no está en pie. Y como con cualquier decisión de este alcance, que supone un cambio logístico y mental, ha surgido el debate. Escaladores y alpinistas, cuyas visitas se han disparado en los últimos años -tanto por pasión como por la leyenda que envuelve estas agujas patagónicas-, esgrimen motivos espirituales, culturales e históricos por los que dichos campos deben ser conservados como están, pues son el hogar de encuentros y pensamientos, de los años de ascensiones a sus cumbres y son un homenaje a quienes anduvieron por allí -o todavía andan- buscando lo inescrutable.

Dos cartas enviadas a Desnivel.com, y que reproducimos a continuación, harán más sencilla la compresión de ambas posturas, gracias a las palabras de quienes se implican y plantean argumentos defendiendo una y otra. Turno así para las palabras de Carlos Duprez, responsable del Área Norte del Parque Nacional de los Glaciares, y de dos activos alpinistas y residentes de la zona, Cesar Acuña y Carolina Codo, que nos anuncian el desmantelamiento del Campo Bridwell. Juzguen ustedes.

Hola Desnivel.

He estado leyendo la información publicada por la revista digital sobre los cambios en el manejo del Área, recientemente anunciados desde esta Administración, y agradezco la difusión dada al tema. Deseo aclarar de manera precisa que no estamos propiciando la desaparición de los «Campamentos Base», ubicados en Río Blanco y De Agostini (antes Bridwell). Solamente hemos profundizado nuestra decisión de manejo de permitir exclusivamente el acampe mediante el uso de carpas, y no autorizar la construcción (o permanencia) de estructuras fijas en el lugar.

Más allá de la particularidad de la cabaña de Bridwell, y el valor sentimental que la misma tiene para algunos, especialmente Ermanno Salvaterra (quien la dejó con su esfuerzo personal en las condiciones que estaba hasta hace algunos días atrás), de lo que se trata en el fondo es hacia dónde queremos ir en las decisiones de manejo del sitio. Nuestra idea, nuestra filosofía de manejo, nuestro sueño es que en esos lugares no haya estructuras, no haya refugios, no haya hosterías, no haya hoteles de varias estrellas, sino que solamente existan sitios donde podamos – todos los habitantes del planeta que hayamos llegado al lugar – poner nuestra carpita, quedarnos el tiempo que nos plazca, y además, no debamos pagar nada por hacerlo.

La Zona Norte del Parque Nacional Los Glaciares, donde se ubica El Chaltén y el área de escalada de Fitz Roy y Torre, hoy es un área de acceso gratuito: no se paga derecho de acceso al Parque, no se cobra por acampar en cualquier campamento del Parque Nacional (De Agostini, Poincenot, Río Blanco, Laguna Toro, Laguna Capri, Madsen y Confluencia), no se paga por registrarse para hacer actividades de ninguna naturaleza, no se cobra derecho ni permiso de escalada… y pretendemos que esto siga así para siempre.

Esta jefatura de Área fue una de las más vehementes opositoras a la decisión (ahora en suspenso) del Directorio de Parques Nacionales de cobrar el permiso de escalar hace algo más de un año. Y lo hicimos con fundamento técnico y con conocimiento de la realidad de este lugar, aun sin haber nacido aquí. Hemos elegido venir a vivir y trabajar aquí, y ponemos lo mejor de nuestra capacidad en ello. Y vamos a seguir opinando en contra de cualquier intento de cobro de toda naturaleza en el lugar, especialmente el permiso de escalada.

Queremos que este área sea realmente de uso público: y eso implica que sea accesible a TODOS quienes concurren a este sitio a disfrutar lo que el mismo ofrece. Para ello nos esforzamos en lograr un delicado balance entre las innumerables demandas que recibimos (de servicios, de actividades comerciales, de construcción de infraestructuras, de crecimiento del pueblo de El Chaltén, de uso del área con fines productivos, de tránsito libre por las sendas, etc, etc).

Nos parece excelente la discusión y análisis que se está haciendo sobre este tema. Sería sumamente positivo que quienes opinen lo hagan desde el conocimiento y el compromiso real con el Parque Nacional, con toda la sociedad, y con las actividades que aquí realizamos.

Quedo a su disposición y nuevamente muy agradecido, un abrazo.

Carlos Duprez
Encargado Zona Norte del Parque Los Glaciares

Lo que pudo ser y no fue…

Nuestros nombres son César y Carolina, ciudadanos de El Chalten y miembros del Centro Andino El Chalten y Miembros del Grupo de rescate local. Nos dirigimos a ustedes, a fin de poner en vuestro conocimiento un hecho que consideramos arbitrario y perjudicial para nuestro mundo de la escalada. El pasado día 6 de diciembre, en el lugar denominado Campo Base De Agostini (campo base para escalar el Cerro Torre y cara oeste del Fitz Roy, entre otros), personal de Parques Nacionales procedió a destruir la cabaña erigida hace más de quince años por escaladores y soñadores de todo el mundo. Dicha construcción, si bien precaria, estaba realizada con materiales del lugar (troncos y maderas) que no alteraban para nada el paisaje circundante, y además cumplía una importante función relacionada con la actividad de montaña trekking, escalada y recreación. Servía de refugio en las tormentas (que aquí son muy frecuentes) y de improvisado hospital en caso de accidentes.

Consideramos también que la cabaña formaba parte de nuestro patrimonio cultural, recordando que «cultura es todo aquello que el hombre añade a la naturaleza». Consideramos que era un referente de nuestra historia como pueblo de montaña y como escaladores, que en libros, textos y filmaciones de famosos andinistas la cabaña fue inspiración y un hito geográfico. Existen entonces razones culturales, históricas, geográficas, literarias e incluso sentimentales, por las cuales repudiamos el daño y la destrucción de dicho refugio y, más aún cuando esta comunidad y sus instituciones relacionadas no han sido consultadas y menos todavía informadas previamente, para que por lo menos se conserven en un museo futuro, algunos de los objetos hoy desaparecidos. No debemos olvidar que los primeros en visitar estas tierras fueron escaladores, y que nuestra corta historia está basada en las historias de las montañas principalmente. Esperamos que estos hechos no se vuelvan a repetir y les pedimos a la autoridades que no destruyan nuestro patrimonio cultural, ya que en esta parte del mundo nuestras montañas son nuestra cultura.

Cesar Acuña y Carolina Codo.
Presidente y vicepresidenta del Centro Andino El Chalten (Comisión De Auxilio F.Stedil).

 

Lecturas relacionadas

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín Desnivel al día!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un e-mail con las historias y artículos más interesantes de montaña, escalada y cultura montañera.