EXPLORANDO

Nuevo modelo de turismo deportivo

En 1999 se abrió el primer centro BTT de España en la comarca gerundense de Pla de l’Estany. En sólo diez años, este modelo de turismo deportivo importado de Francia se ha extendido por toda Cataluña implantándose también en otras regiones como el País Vasco, la Comunidad Valenciana y Madrid.

Autor: | No hay comentarios | Compartir:
Circuito del centro BTT de Izki Montaña Alavesa, EuskadiCircuito del centro BTT de Izki Montaña Alavesa, Euskadi

Un centro BTT es, según la definición oficial, «un espacio abierto y de libre acceso, ubicado en un entorno natural singular, articulado mediante una red de circuitos, con diferentes niveles de dificultad, señalizados específicamente para la práctica de la BTT y la descubierta de recursos turísticos». Más llanamente: imaginemos una estación de esquí pero con circuitos especialmente diseñados para recorrerlos en bicicletas todo terreno en lugar de pistas esquiables. No hay grandes instalaciones rodeadas de urbanizaciones, cafeterías y tiendas, sólo un pequeño edificio donde se ofrece información de las «pistas» y de la oferta turística de la zona. En estos lugares, llamados puntos de acogida, se pueden alquilar bicicleta o lavar las propias después de terminar la actividad, tomar una ducha, comer e incluso, algunas veces, hasta alojarse. De este centro de acogida parten los circuitos ciclistas que se encuentran perfectamente marcados por medio de paneles y señales y clasificados en cuatro niveles, según la dificultad y exigencia física, utilizando el mismo código de color que se usa en las estaciones de esquí: negro para los recorridos muy difíciles, rojo para los difíciles, azul para los de dificultad media y verde para los fáciles. Los circuitos, y esto es muy importante, están diseñados para descubrir al aficionado los rincones más interesantes del territorio que rodea al centro y satisfacer tanto a los deportistas consumados y exigentes como a aficionados que se están iniciando o familias que sólo desean pasar un buen día en la naturaleza haciendo algo de ejercicio. Otra cosa más diferencia a estos centros de una estación de esquí: el acceso es totalmente gratuito y ni siquiera es preciso pasar por el centro de acogida para hacer uso de ellos, aunque esto último es muy recomendable por razones obvias.

CIRCUITOS NORMALIZADOS   Un centro BTT debe tener, por «ley», un mínimo de 100 kilómetros de itinerarios aptos para la bicicleta de montaña, señalizados y clasificados según el nivel de dificultad y preferiblemente de uso exclusivo para bicicletas, evitando lo más posible las carreteras o pistas compartidas con vehículos de motor que nunca deben superar el 25 por ciento del kilometraje total de cada itinerario. Un mínimo de un 20 por ciento del kilometraje total ha de corresponder a circuitos muy fáciles y fáciles para facilitar el acceso al número más amplio de usuarios. El diseño óptimo de los circuitos es en forma de pétalos de flor con un punto central, sin cruces y procurando minimizar los recorridos comunes y repetitivos. Los diseñadores de los recorridos deben combinar el interés técnico-deportivo (diversidad de terrenos y relieves, zonas técnicas y rodadoras, etc.) con el interés turístico (vegetación variada, patrimonio monumental, vistas panorámicas, establecimientos típicos, paisajes singulares, etc.). Los circuitos se señalan por medio de un sistema homologado, aunque puede tener algunas adaptaciones en cada región.   ALLENDE LOS PIRINEOS   La idea nació en Francia en la década de los noventa del siglo pasado. La federación ciclista de aquél país quería poner en marcha un plan de promoción y una de las ideas que surgieron fue ésta. El proyecto fue tan bien recibido que hoy el país vecino cuenta con más de 130 centros que suman más de 45.000 kilómetros de rutas señalizadas para bicicleta de montaña. La vecindad quiso que fuera Cataluña la primera región española que descubriera este modelo, y no tardó mucho en ponerlo en práctica. En 1999 inauguró el primero de sus centros en la comarca gerundense de Pla de l’Estany. A día de hoy, la red de Centros BTT de Cataluña consta de 17 centros que suman alrededor de 6.000 kilómetros.

«El acceso a los BTT es totalmente gratuito y ni siquiera es necesario pasar por el centro de acogida para hacer uso de ellos».

UNA IDEA EXPORTABLE   La experiencia catalana despertó la curiosidad de las autoridades turísticas vascas, que vieron en el proyecto un modo de impulsar un modelo respetuoso de turismo por sus espacios naturales protegidos. Así que el Departamento de Industria, Comercio y Turismo del Gobierno Vasco se puso manos a la obra y en el año 2006 inauguró el Centro Urdaibai-Busturialdea, al que seguirían en años consecutivos el de Izki y el de Debabarrena. Como en el proyecto inspirador, en el País Vasco también colaboran otras entidades públicas y privadas, como la Federación Vasca de Ciclismo y empresas de turismo. El diseño y control de los centros es responsabilidad de una Oficina técnica que depende de la Viceconsejería de Turismo, a través de Basquetour. Al mismo tiempo que en el País Vasco se inauguraba el centro Debabarrena, en la localidad alicantina de L»Orxa se abría el primero –y hasta el momento único– centro BTT de la Comunidad Valenciana. Aprovechando el albergue del Serpis como punto de acogida y restauración, y con la promoción de Turismo de la Comunidad Valenciana, se ha tejido una red cicloturista de nueve itinerarios que suman 250 kilómetros por una de las zonas más pintorescas de la montaña alicantina. La Consejería de Turismo valenciana tiene proyectado instalar una docena de estos centros por toda la Comunidad, siempre y cuando encuentre empresas privadas que se responsabilicen de su explotación a medio plazo.

TAMBIÉN EN MADRID El valle de Lozoya, uno de los escenarios más naturales y mejor conservados de la Comunidad de Madrid, es el lugar donde se ha instalado el primer centro BTT madrileño. El promotor en este caso ha sido la Mancomunidad de Ayuntamientos del Valle, y del trabajo técnico se ha encargado la Asociación Internacional de Ciclistas de Montaña, IMBA, en sus siglas anglosajonas. El centro BTT Valle de Lozoya aún no ha sido inaugurado oficialmente, pero por su cinco circuitos ya ruedan decenas de aficionados desde que se abrió hace unas semanas. Las rutas que componen el centro tienen la particularidad de que están unidas por el Camino Natural del Lozoya que une todos los municipios del valle: Alameda del Valle, Garganta de los Montes, Lozoya, Pinilla del Valle y Rascafría. Por ahora, y a la espera de que se construya una instalación ad hoc, el centro neurálgico está ubicado en la Oficina de información de El Cuadrón, un pequeño pueblo que conserva la esencia de los pueblos de la Sierra Norte.

Más información

Centros BTT Cataluña: www.turismedecatalunya.com/btt

Centros BTT Euskadi: www.centrosbtteuskadi.com

Grandes Espacios dedica su número 149 a los Centros BTT de Catañuña, País Vasco, Comunidad Valenciana y Madrid. Estos 7.000 kilómetros de rutas cicloturistas se completan dentro de la revista con cuadros informativos, rutas, y otros datos de interés. Para comprarla, pincha aquí

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín Desnivel al día!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un e-mail con las historias y artículos más interesantes de montaña, escalada y cultura montañera.


 

 

 

 

Últimas noticias