Autor: No hay comentarios
Revista Grandes Espacios nº 299. Especial Sierra de la Demanada

Publicada

Grandes Espacios nº 299

Especial Sierra de la Demanda

La Sierra de la Demanda es el macizo situado más al noroeste del Sistema Ibérico, lo que determina un clima y una vegetación con fuerte vocación atlántica.

El «otro» paisaje de La Rioja
Repartida entre Burgos y La Rioja, es en esta última donde se levanta el mayor número de cimas por encima de los dos mil metros, entre ellas una que alcanza casi la categoría de mítica: San Lorenzo.

ACEBAL DE VALGAÑÓN

ACEBAL DE VALGAÑÓN

La Sierra de la Demanda en general, y la riojana en particular, es una reserva de bosques de todo tipo. Los hayedos, robledales y pinares se llevan la palma, pero hay otras formaciones más pequeñas que poseen una importancia especial por su singularidad. Es el caso del acebal de Valgañón.

ROBLEDAL DE LA GANCHERA
ROBLEDAL DE LA GANCHERA

ROBLEDAL DE LA GANCHERA

En el valle del Alto Oja llegaron a funcionar entre once y trece ferrerías que fundían y transformaban los minerales de hierro, cobre, plomo y plata extraídos en la docena de minas repartidas por el monte. La actividad siderúrgica, insaciable devoradora de carbón vegetal, dejó maltrechos los bosques de los montes de Alto Oja. Al cerrarse las ferrerías el monte se recuperó y hoy podemos disfrutar de bosques tan hermosos como el robledal de la Ganchera.

PICOS NECUTIA Y GATÓN
PICOS NECUTIA Y GATÓN

PICOS NECUTIA Y GATÓN

El río que da nombre a la región riojana nace en la parte alta de un valle de gran riqueza natural y paisajística rodeado de cumbres que superan los dos mil metros entre las que destacan los picos Otero, Gatón y Necutia, todos objetivos montañeros de primera categoría, aunque aquí vamos a poner el foco en los dos últimos.

RUTA DE LOS SIETE PUENTES
RUTA DE LOS SIETE PUENTES

RUTA DE LOS SIETE PUENTES

En el barranco del arroyo Usaya vive un hayedo maduro que los expertos consideran uno de los bosques mejor conservados de la Sierra de la Demanda riojana. Un camino recorre el fondo del valle vadeando el arroyo hasta en siete ocasiones por unas pequeñas pasarelas de madera que han dado nombre a una sugerente excursión.

PICO SAN LORENZO (2271 m)
PICO SAN LORENZO (2271 m)

PICO SAN LORENZO (2271 m)

Punto culminante de toda la Sierra de la Demanda y de La Rioja, el San Lorenzo, o Cuculla, es uno de los referentes visuales del norte de la península ibérica, sobre todo cuando la nieve realza su perfecta silueta cónica. Una carretera que «acaricia» su cumbre y la presencia de una estación de esquí en su vertiente norte le restan calidad montañera. Pero esto tiene remedio: sólo hay que buscar un itinerario que ofrezca más y mejor interés excursionista y paisajístico.

VALLE DE TURZA
VALLE DE TURZA

VALLE DE TURZA

En el bonito valle del Oja, la historia y la naturaleza se entrelazan en cada recodo del camino. Ezcaray, el principal enclave humano del valle, lidera un territorio lleno de rincones de enorme belleza que sólo se desvelan a aquellos dispuestos a echarse a los caminos. Un buen ejemplo es la bonita aldea de Turza.

INTEGRAL DE LOS PANCRUDO
INTEGRAL DE LOS PANCRUDO

INTEGRAL DE LOS PANCRUDO

Los Pancrudo son, con toda probabilidad, los dosmiles menos visitados de la Sierra de la Demanda. Ubicados en su parte más meridional de la sierra, se alzan mil metros por encima del valle de Valvanera, un valle excepcional cubierto de espesos bosques entre los que se camufla el monasterio que es la enseña de La Rioja.

BOSQUES DEL VALLE DE TOBÍA

BOSQUES DEL VALLE DE TOBÍA

Al valle del río Tobía se le atribuye poseer los bosques más extensos y frondosos de La Rioja. Aparte del hayedo El Rajao, que encabeza el top ten de los hayedos riojanos, el valle cuenta con grandes manchas de roble rebollo, abedules, álamos y pinos. Una variedad que invitamos a conocer caminando por una sencilla ruta bajo la atenta mirada de los Pancrudos.

PEÑAS DE MATUTE Y TOBÍA
PEÑAS DE MATUTE Y TOBÍA

PEÑAS DE MATUTE Y TOBÍA

Las Peñas de Matute y Tobía son visitantes habituales de las publicaciones de turismo de La Rioja. Esos prodigiosos farallones de conglomerado, que viran del naranja al gris oscuro cuando los moja la lluvia, dejan sin habla a los viajeros que se plantan bajo ellas. Muchos se conformarán con tomar las fotos de rigor y marcharse, pero lo más aventureros se preguntarán cómo y por dónde llegar a lo más alto.

Ruta del Serradero
Ruta del Serradero

RUTA DEL SERRADERO

Las montañas rodean la localidad de Anguiano. Por un lado las últimas estribaciones de la Sierra de la Demanda, y, por el otro, la Sierra de Camero Viejo. En estas montañas, unos excursionistas entusiastas están implementando y cuidando una red de itinerarios agrupados bajo el nombre de Rutas entre Hayedos entre los que figura la Ruta del Serradero.

Vías Verdes de la
Comunitat Valenciana
Vías Verdes de la Comunitat Valenciana

Vías Verdes de la Comunitat Valenciana

El amable clima mediterráneo se hace más patente que nunca en primavera, la estación ideal para adentrarse en la naturaleza, ya sea a pie o en bicicleta. ¿Y qué mejor manera de hacerlo que por alguna de las Vías Verdes que surcan la Comunitat Valenciana?

Senderismo entre hadas y pizarras
Senderismo entre hadas y pizarras

OSCOS-EO. Senderismo entre hadas y pizarras

En el río encontrarás a la xana, un hada buena, como suelen serlo. En los jardines y casas, al trasgu, una suerte de duende travieso y pequeño al que le gusta sustraer objetos. En el bosque intuirás a su Señor absoluto, el busgosu, mitad humano y mitad carnero. Y si tienes mala fortuna, en la montaña te toparás con el nuberu, un anciano barbicano, feo de remate y malvado. ¿Por qué esta comarca que marca el límite noroccidental de Asturias es perfecta para el senderismo? Porque toda su belleza, natural y etnográfica, está rodeada de un cuento que la hace más mágica.

Montañas de Castellón
Montañas de Castellón

Montañas de Castellón. Paraíso senderista

La provincia de Castellón posee 120 kilómetros de costa, con extraordinarias playas muy conocidas como las de Peñíscola, Oropesa del Mar o Benicàssim, y calas paradisiacas; pero su interior se levanta hasta más allá de los 1800 metros de altitud en un mar de montañas que hunden sus raíces en el Mediterráneo.

Números anteriores

Novedades editorial