Autor: No hay comentarios Compartir:
Grandes Espacios nº 262. Especial Montaña Palentina

Publicada

Grandes Espacios nº 262

La revista de marzo de Grandes Espacios es un Especial Montaña Palentina. 13 propuestas para todos los niveles.

Editorial

La montaña se mueve
Con la Montaña Palentina me ha ocurrido lo mismo que cuando te compras un coche y empiezas a ver ese modelo a toda hora y en todos los sitios. Ha sido ponernos a trabajar en este número y empezar a recibir noticias de esta comarca. Leo, por ejemplo, una entrevista con José María Pérez, más conocido como Peridis, con motivo de la Enciclopedia del Románico que está a punto de terminar. Dice Peridis que “en la montaña palentina nacen ya más osos que niños”….
//Dioni Serrano

Actualidad

El refugio de Belagua se abrirá el próximo verano
Si nada se tuerce, el refugio Ángel Olorón de Belagua, en el Pirineo na- varro, abrirá sus puertas el próximo verano. El suave invierno ha per- mitido trabajar en fachada y la cubierta y ahora se trabaja en la distribución de los espacios interiores repartidos en dos de los tres pisos existentes, ya que el tercero quedará para una fase posterior.

Callosa de Segura abre la vía ferrata más larga de la Comunidad
El pasado 14 de febrero se inauguró en Callosa de Segura la vía ferrata más larga de la Comunidad Valenciana y la segunda de España. La vía tiene un recorri- do 1135 metros y está dividida en dos tramos bien diferenciados con multitud de variantes y escapes.

Fallece Agustín Faus pionero de la divulgación de montaña
El 22 de febrero falleció a la edad de 93 años Agustín Faus, pionero en la divulgación del montañismo en nuestro país y colaborador habitual de Grandes Espacios.

Huesca propone a Eurovelo la creación de la Ruta Ibérica
Huesca ha respaldado la creación de una ruta cicloturista dentro del programa Eurovelo que partiría de Lisboa

Festival senderista en Galicia
Galicia se apunta a los encuentros internacionales de senderistas con el Galicia Walking Festival

Ispo Munich 2020

Avance de novedades del próximo otoño/invierno

Del 26 al 29 de enero la feria internacional de los deportes de invierno celebró su 50º edición en el escenario habitual de Múnich (Alemania), donde acudieron más de 2500 expositores de un centenar de países a presentar sus novedades. La sostenibilidad y la innovación destacaron como principales reclamos de las marcas. Estas son las propuestas de algunas de las firmas asistentes, tanto españolas como internacionales.

  • CALCETINES Eco MUND
  • Gore R5 infinium Insulated de GORE WEAR
  • COLECCIÓN Next de TRANGOWORLD
  • Trail Runner Free de SILVA
  • AT Quantic de BESTARD
  • Agility Synthesis Zero de MERRELL
  • Plan Vita de CHIRUCA
  • Minima de AKU

El despertar del Valle del Gozo

El Valle del Jerte se despide del invierno engalanándose de colores, aromas y rumor de agua. Cualquier momento del año es bueno para visitar esta privilegiada comarca extremeña, pero es en primavera cuando todos sus encantos se ponen de acuerdo para ofrecer al viajero una experiencia sensitiva memorable.

  • Barrancos
  • Centro BTT Valle del Jerte
  • turismo ornitológico

Camino Natural VÍA DE LA PLATA

Tramo Navalmoral de Béjar-Casas del Monte

El puerto de Béjar es, desde que se tiene memoria, el paso natural para cruzar por el oeste el Sistema Central. En él se apiñan, y se solapan, una calzada romana, una cañada real, un Camino de Santiago, una carretera nacional, una autovía y un ferrocarril sin servicio. Sus raíles, traviesas y balasto han sido retirados en un tramo continuo de más de cuarenta kilómetros y convertido en Camino Natural. Recorrerlo a pie o en bicicleta es un bonito modo de rememorar el paso de los soldados, peregrinos, pastores y viajeros que durante siglos atravesaron estas montañas.
//Texto: Dioni Serrano Fotos: Dioni Serrano y Javier R. Vázquez de Aldana

La bella desconocida Montaña Palentina

En el norte de la provincia de Palencia se levanta un espectacular y poco conocido grupo de montañas. Sus cumbres sobrepasan los 2500 metros de altura y están rodeadas de profundos circos glaciares y valles kilométricos casi inalterados. Es la Montaña Palentina, un territorio que podría compartir con la catedral de la capital el título de Bella Desconocida.

Trece excursiones por la Montaña Palentina:

1. Cascada de Mazobre.

Dicen que el arroyo Mazobre forma el mayor salto de agua natural de Palencia. Habría que compararlo con el de Covalagua, en el Geoparque de Las Loras, también muy bonita, para decidirse. Pero la primera tiene un punto a su favor que vale por dos: está a los pies del coloso de la Montaña Palentina, el Espigüete. Desde la cascada (que no es una sino varias) se consigue una sublime panorámica de la cara norte del Cervino palentino. Texto: redacción GE. Fotos: Vidal rioja

2. Senda del Gigante del Valle Estrecho.

Una triste leyenda inspira una sencilla excursión perfecta para hacerla con niños. Conviene aprenderse bien la historia para entretener la subida del primer tramo, corta pero mantenida. Y no hay que olvidar llevar un mapa para ir poniendo nombre a todas las cumbres que irán apareciendo ante nuestros ojos. Una bonita actividad en la que se funden naturaleza y mito. Texto: Redacción GE / Fotos: Vidal Rioja

3. Bosque fósil.

¿Y si nos dijeran que el norte de la provincia de Palencia fue hace mucho mucho tiempo una tierra costera y que estaba cubierta por un denso bosque tropical con árboles de más de veinte metros de altura? ¿Lo creeríamos? Cuesta hacerlo, pero las huellas que aparecieron mientras se extraía carbón en una mina a cielo abierto en el valle de Castillería, cerca de la población de Verdeña, dicen que así fue.
Texto: redacción GE. fotos: Vidal Rioja

4. Roblón de Estalaya.

En lo más profundo del bosque de San Cristobal, junto al embalse de Requejada, sobrevive un roble varias veces centenario que ha sobrevivido a incendios, rayos y talas. En la comarca lo llaman El Abuelo. Se puede llegar hasta él por un agradable sendero emboscado. Una excursión fácil y corta muy aconsejable para hacerla en familia.
Texto: Javier Rodríguez Vázquez de Aldana

5. Tejeda de Tosande.

En un pequeño y poco llamativo valle de la Montaña Palentina se oculta una preciosa joya botánica: la Tejeda de Tosande, el más espectacular bosque de tejos de Castilla y León, con numerosos ejemplares monumentales concentrados en un rincón del hayedo que se ubica en la vertiente norte de la Peña Horadada u Oracada, en el Valle de Tosande. Texto: Redacción GE

6. Senda del oso.

Antes de que se le diera nombre y señalización particular en 2010, este itinerario ya tenía una gran aceptación entre los excursionistas debido a la variedad de paisajes que atraviesa: bosque de galería, prados de siega y diente, bosques maduros de roble y haya con presencia de cerezos, acebos y mostajos, zonas de cantiles en la Peña del Oso y Peñas Negras… Eso sí, pese al nombre, el único oso que veremos será el “estático” que hay al comienzo de la ruta, en Cervera de Pisuerga, si bien es posible que veamos alguna huella.
Texto : redacción GE

7. Cueva del Cobre.

Durante mucho tiempo se consideró a la Cueva del Cobre como la cuna del río Pisuerga aunque no faltaba quien mantenía que nacía más arriba, en el circo glaciar de Covarrés, al pie del Valdecebollas. Esta teoría fue corroborada por un grupo de espeleólogos en 1980 después de una exitosa exploración. A pesar de serle retirado el título de nacimiento del río más importante de Palencia, la cueva y su entorno no ha visto mermada un ápice su belleza e interés.
Texto: redacción GE. Fotos: Daniel Muñoz

8. Pozo de las Lomas y Peña Prieta.

En su extremo occidental, en el linde con León y Cantabria, la Montaña Palentina parece concentrarse para reunir en unos pocos kilómetros cuadrados una panoplia de circos glaciares, lagunas y cumbres rocosas entre las que se encuentra el techo de la provincia de Palencia, el Monte Infierno, antesala del más famoso Peña Prieta, la cumbre que sin ser castellana es considerada parte de la Montaña Palentina

9. Pico Espigüete.

Tras subir a la cumbre del Espigüete en 1871, el alpinista inglés John Ormsby, fundador del Alpine Club, escribió que “… es difícil encontrar, en no importa que país, una montaña pequeña más atrayente que la Peña Espigüete”. No es una exageración. Esta inmensa pirámide caliza nunca se olvida una vez que se ha visto.

10. Curavacas.

Alguna vez se dijo que su nombere le venía del poder curativo que tenían las aguas del pequeño lago que hay en su vertiente norte, pero no es cierto. Su curioso nombre procede del vocablo íbero Gur-ibaika, que significa Pico de la Vega. Curioso nombre para una no menos curiosa montaña de un indefinible color que parece estar a punto de desmoronarse por la aparente fragilidad de conglomerado de cantos pulidos que la forman. Una cita obligada para los que quieran empaparse de Montaña Palentina.

11. Valdecebollas.

El Valdecebollas es la montaña más alta y conocida de la comarca de la Braña. Su redondeada silueta y su modesta altitud, puede hacernos pensar que no es una montaña digna de figurar en nuestra agenda. ¡Gran error! Su “amable” cumbre es un mirador sensacional de la comarca de La Braña y también el punto central de una bonita y variada excursión circular con bosques, cascadas y horizontes ilimitados. Nivel: alto
Texto y fotos : Vidal Rioja

12. Camino Lebaniego Castellano.

Caminar desde Palencia al monasterio de Santo Toribio de Liébana para ver la reliquia del Lignum Crucis fue algo habitual durante todo la Baja Edad Media, como demuestra un documento de la catedral de Palencia. Hace unos pocos años, la Diputación de Palencia y los grupos de acción local de Liébana se pusieron de acuerdo para rescatar esta ruta peregrina rebosante de historia, arte y naturaleza.

13. GR 1. Sendero Histórico.

El sendero de Gran Recorrido GR 1, o Sendero Histórico, comienza en Ampurias, a orillas del Mediterráneo, y atraviesa la península hasta terminar en Finisterre. El sendero atraviesa Palencia por su extremo norte, cruzando toda la Montaña Palentina de un extremo a otro. El GR 1 es, pues, una fórmula excelente para conocer a fondo este territorio.

Números anteriores

Novedades editorial