Autor: No hay comentarios Compartir:
Escalar nº46

Publicada

Escalar nº46

En este número, mutantes y precoces, bloque en Tarifa, prevenir y recuperar lesiones, Alicante friqui, y los misterios del entrenamiento. En técnica, descuelgues, y entrevista express a Eva Élez.

EDITORIAL

El «munichasco» por Darío Rodríguez

Lo reconozco: vengo de otra época. Estuve en las primeras competiciones que se celebraron en Europa y en nuestro país. La competición en sí era importante, pero lo era más el encontrarse todos los escaladores, compartir experiencias…. y divertirse. Tengo recuerdos imborrables de aquellas competiciones. No sólo por el carisma de los personajes que –gracias a ellas- pude conocer muy de cerca (Edlinger, Glowacz, Güllich, Destivelle, Hill, Patissier, Raboutou, Godoffe, Kauk, Moffat, Moon…) sino, sobre todo, por el ambiente que rodeaba todo aquello….

MUNDO FANÁTICO

Noticias del mundo fanático sobre encadenamientos, competiciones, bloque, breves,…

ENTREVISTA EXPRESS

Eva Élez. Mamá octavogradista
Que Eva Élez es una escaladora excepcional no es ningún secreto. Capaz de conjugar competición y roca de alto nivel, siempre ha estado en lo más alto de un deporte que considera más que un deporte, más que una simple actividad física. Recientemente decidió dar el paso más importante en su vida personal: ser madre por primera vez. Para ello tuvo que aparcar el alto nivel y sus duras sesiones plafoneras, algo que siempre resulta difícil para cualquier fanático de la vertical.

BLOQUE

Tarifa. Los bloques del viento
Tarifa es sólo la punta del iceberg del gran maremagno geológico de roca arenisca que constituye la comarca del Campo de Gibraltar. Es como un gigantesco triángulo que ofrece su vértice más estrecho hacia el punto más al sur de la Península, formando después el estrecho de Gibraltar. Mar por abajo y monte alcornocal por arriba acotan un pequeño paraíso para la vista, con las costas marroquíes a tiro de piedra.

TÉCNICA

Análisis de descuelgues. ¿Descenso a los infiernos?
Nada más lejos de nuestra intención cuando llegamos al descuelgue que montar mal el top-rope a nuestro compañero o bajar de golpe al suelo. Dejemos que siga siendo Dante Alighieri quien descienda a los infiernos y ocupémonos de nuestro cielo particular: descolgarse con seguridad.

JÓVENES MUTANTES

Mutantes y precoces
Encadenar una vía de octavo grado cuando apenas se tiene la edad para conducir un Vespino no está nada mal. Pero encadenar 8b a vista con 12 años u 8c+ con catorce suena casi a ciencia-ficción. Es el caso de un nutrido grupo de jóvenes escaladores representantes de la nueva generación: Adam Ondra, David Lama, o el español Eric López son algunos de ellos.

LESIONES

Prevenir y recuperar
Es la Ley de Murphy: cuando rozamos la perfección a vista, o al menos eso sentimos, y el ansiado proyecto está a puntito, de repente… crack! Una ligera molestia desinfla nuestro mejor momento, o una rotura nos manda directamente al dique seco. Parar y empezar de nuevo. Generalmente, tras darle un prudente respiro a nuestros tendones (no sin dudas previas), o sufrir la «depre» que sigue a un parón obligado, la luz vuelve a brillar con el tiempo, y descubrimos que hay mucha escalada después de una lesión. Y claro, también preparación y entrenamiento específico para iniciar de nuevo la cuesta arriba. Sin meternos en el campo de médicos y fisios, los auténticos especialistas en lesiones, consejos efectivos para evitar (en lo posible) y recuperar (cuando ya no hay más remedio) nuestros músculos y articulaciones dañados. Paciencia y a cuidarse.

ENTRENAMIENTO

Los misterios del entrenamiento
Las fábulas y cuentos tradicionales, con sus moralejas, lo más instructivo que tienen es el misterio de poder preguntar al final de la lectura ¿qué significa esta historia para ti? Y que cada uno conteste algo distinto, dando forma a sus interpretaciones. Esto es lo que proponemos aquí; escuchar diferentes voces que opinan sobre el entrenamiento, sin ninguna respuesta, sin pretender resolver ningún misterio… simplemente sus particulares miradas y experiencias. Los grandes escaladores se distinguen por un estilo o forma de sentir la escalada personal que va ligado a su visión. De hecho, y en un sentido muy profundo, su estilo es su visión.

DEPORTIVA

Alicante. A la sombra del León
Un león dormido… El Ponoig, o Ponoch según los autores de esta propuesta friqui en las faldas del gigante levantino, acoge en su base varios reductos de excelente roca y corte deportivo, donde escaladores de La Nucia, localidad cercana, han dado rienda a la imaginación y el taladro. Con ganas también de reivindicar el trabajo de los locales, y denunciar alguna barbarie practicada en estos muros, y llegada de fuera, seleccionan a continuación un abanico de sectores donde escalar todo el año en esta región de la Marina Baixa alicantina, que todavía guarda, al refugio del citado coloso, muchos metros por equipar.

Números anteriores

Novedades editorial