EXPLORANDO

Paco Sánchez ‘Crestas’. Ilusión y curiosidad

Curioso, explorador, aperturista, divulgador, Paco Sánchez Panades (39), Pako Crestas para los amigos, publica con Desnivel su segundo volumen de Crestas Pirenaicas.

Autor: | No hay comentarios | Compartir:
Paco Sánchez Paco Sánchez «Crestas»

Fiel a su máxima “de explorar lugares inéditos y poco explorados, solitarios…”, en su nuevo título nos presenta 34 nuevos recorridos, más largos, más lejanos y más difíciles que los del primer volumen, editado hace cuatro años. “Si con el primer libro nos hemos animado a formar parte del club de los cresteristas, aquí tenéis la consagración”, advierte. Nos ha contestado a unas cuantas preguntas.

Curioso, explorador, aperturista, divulgador, Paco Sánchez Panades (39), Pako Crestas para los amigos, publica con Desnivel su segundo volumen de Crestas Pirenaicas. Fiel a su máxima “de explorar lugares inéditos y poco explorados, solitarios…”, en él nos presenta 34 nuevos recorridos, más largos, más lejanos y más difíciles que los del primer volumen, editado hace cuatro años. “Si con el primer libro nos hemos animado a formar parte del club de los cresteristas, aquí tenéis la consagración”, advierte.
Nos ha contestado a unas cuantas preguntas.

¿Cuál es tu ocupación actual?
Proceso de cambio. Hasta ahora en el ramo de la administración de fincas, a partir de ahora, en el ramo de la montaña. ¡Ya tocaba! Como diria un cantautor catalán: “La gallineta diu que prou, ja no vull pondre cap mes ou, a fer punyetes aquest sou, que fa tans anys que m»esclavitza”.

¿Años escalando?
Llevo haciendo montaña desde bien pequeñito, escalando desde los 16.

¿Viajes?
Unos cuantos: cordilleras ibéricas, Alpes, Dolomitas, Marruecos, Meteora (Grecia), Wadi Rum (Jordania), Damavand (Irán), volcanes de Bolivia, Cordillera Real, Karakosky y Ala Archa (Kirguizistán), Senegal, volcanes de Sicilia, Canarias y Madeira, Solo khumbu (Nepal), mar Báltico y Lago Tornetraks, México, Marmolejo, Cajón de Maipó (Chile), Aconcagua (Andes Medocinos), macizo de San Lorenzo (Patagonia), Elbrus (Cáucaso), Córcega, Colorado, Alaska, Apalaches, Rocosas del Canadá… Seguro que alguno queda en el tintero.

¿Tus mejores aperturas?
Sin duda las aperturas que realicé con el gran maestro, Antonio Garcia Picazo. Vias de más de 1.000 metros de recorrido en el corazón del viejo Pirineo. Paredes vírgenes, terreno de aventura, vivacs, celebraciones ¡con buenos tintos de Somontano! ¿Qué más se le puede pedir a la memoria? Para mí fue todo un honor compartir estos momentos con Antonio. Quien a buen árbol se acerca, buena sombra le cobija.

¿A qué se debe la intensidad aperturista de los últimos años?
Es el producto lógico de la curiosidad. Me gustan los lugares inéditos y poco explorados, husmear, recordar aquella vertiente que, hace tiempo, viste desde lo alto de otra cumbre. Es un círculo vicioso. Si vas a lugares solitarios y poco explotados, acabas haciendo una actividad e ideando cinco nuevas.

¿Queda mucho terreno en el Pirineo para este tipo de aperturas?
Tanto tiempo como el hombre sea capaz de sobrevivir en el planeta.

Será complicado a veces saber si por allí ya ha pasado antes alguna cordada.
Cada vez menos. Por suerte, los aperturistas doctos y rezumadores de polvo, que no publicaban las cosas por que “todo estaba hecho”, ya casi no salen de sus armarios corroídos por la carcoma. Ahora la gente ya no tiene complejos e internet es infinito.

Al fin y al cabo lo importante no es quién abre la vía, ni qué nombre tiene, sino que la información circule y que la gente tenga más alternativas para disfrutar.

¿Te has encontrado alguna vez material antiguo en una supuesta apertura?
No. Si ha sido el caso, ya no la he divulgado como apertura. Tan solo una excepción y porque estábamos bien documentados sobre anteriores tentativas: la norte del Ripera y el Espolón NO del Leandro Arbolea (Peña Forato).

Por supuesto, el material abandonado y envejecido estaba en la parte baja, y Antonio dio buena cuenta de ello, llevándoselo para su colección particular (y reemplazándolo por otro nuevo. Eso sí que es un “pirata regenerado”.

¿Cuál es tu filosofía a la hora de abrir?
Divertirese, saciar la curiosidad. Comer las migajas del plato que atragantó a los verdaderos pioneros.

¿Alguna anécdota que te haya ocurrido en esta tanda de primeras?
Muchas, desde vivacs a pelo, buenos largos de cuerda, lugares calamitosos, gratas sorpresas, soledades infinitas, la satisfacción del compañero, la vida en las trincheras (tormentas eléctricas), el cansancio rehabilitador del alma, la nostalgia de los seres queridos que se han quedado en casa, o del amigo que ya no sabes de él.

¿Por qué te decidiste a hacer una guía?
Eso es como preguntar ¿por qué escalas? Porque me lo paso bien, porque disfruto, porque me siento “autorealizado»”. Tantas son las respuestas como significados quieras encontrar a la pregunta.

¿Qué respuesta está teniendo tu labor divulgativa?
Creo que buena. Por supuesto, será criticada. Quien algo hace, algo le critican, y justamente el que critica es el que nada hace, o sea: la gran mayoria de mortales en este mundo. Quien pasa sin pena ni gloria por esta vida se regocija ensuciando el trabajo ajeno.


 

¿Problemas que acechan a las montañas y a los montañeros?
Problemas: a las montañas, las regulaciones; a los montañeros, ninguna, porque simplemente, lo mejor es pasar de las regulaciones. La montaña es muy grande, inmensa, es como una despensa descomunal de queso, y nosotros somos los ratones. Si un trozo de queso está enmohecido, tan solo tenemos que ir en busca de los que estan en otro rincón de la despensa.

Por último, ¿de dónde vienen tu pasión y apodo?
Creo que la pasión es fruto de la ilusión, que por suerte es una de las palabras menos prostituidas de nuestro vocabulario (al contrario de otras palabras como “éxito”, “libertad”, “triunfo”, “aventuras”, etcétera). Y el apodo de “Crestas”… tengo mis dudas. No sé si fue Picazo o Xavi Cullell. Sea como sea, se lo agradezco a los dos, puesto que creo que me va como anillo al dedo.

Espero morir de viejo como Latour (el pionero que dio nombre a la famosa brecha de Balaitous): en medio de la demencia senil, se escapó de su casa en Cauterets en pleno invierno y se fue al lago de Gaube a ver la puesta de sol sobre el Vignemale, se le hizo de noche y al día siguiente lo encontraron petrificado y congelado sobre la misma roca en la que se había sentado.

Yo espero que me pase más o menos lo mismo, pero en una brecha venteada, eso sí.

Crestas Pirenaicas. Pirineo Central Vol. II

Portada del libro: Crestas Pirenaicas. Pirineo Central Vol. IIPortada del libro: Crestas Pirenaicas. Pirineo Central Vol. II

En este segundo volumen de Crestas Pirenaicas, Pako Sánchez vuelve a la carga con nuevos recorridos más largos, más lejanos y más difíciles que los del primer volumen, editado hace cuatro años. Los 34 itinerarios escogidos surcan la alta montaña pirenaica, pasando por las cumbres más importantes del Prepirineo, el Parque Nacional de Aigüestortes i SantMaurici, la cabecera del Ribagorza, el macizo de la Maladeta o el Turbón, esa solitaria atalaya, y finaliza el periplo de crestas en el rey indiscutible, el Aneto, con la inigualable cresta Margarida-Tempestats-Aneto.

 


 
Lecturas relacionadas

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín Desnivel al día!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un e-mail con las historias y artículos más interesantes de montaña, escalada y cultura montañera.