EXPLORANDO

Carlos Soria, puntero y comprometido

Broad Peak, Manaslu y ese año el Cho Oyu. El hombre de mayor edad que ascendía el K2 y también se hacía con el Everest. Desde entonces no ha dejado de intentar y lograr cumbres, de aprender y de enseñar.

Autor: | No hay comentarios | Compartir:
Carlos Soria en el Campo Base.- Foto: Col. Carlos SoriaCarlos Soria en el Campo Base.- Foto: Col. Carlos Soria

Puntero y comprometido. Curtido, bregado y con las cicatrices de más de 30 años de montaña sobre su piel. Carlos Soria Fontán se acerca a los setenta años y continúa en un estado de forma envidiable, destacando aún hoy como uno de los himalayistas destacados de nuestro país. Nació en 1939 -ha llovido- en Madrid y desde entonces su vida se ha marcado por constantes logros en Chamonix, en Pirineos y hasta en las cascadas de Canadá (hacía los 700 metros de la Polar Circus en 1996) y Estados Unidos. Pero ha sido el Himalaya donde ha dejado su huellas más profundas.

Ya en 1988 intentaba la Kinshofer al Nanga Parbat, llegando hasta los 7.400 metros. Dos años más tarde lograría la cumbre por la misma ruta, y cuatro después se hacía con la de Gasherbrum II por la normal. Luego llegarían, en 1999, nuevos intentos al Broad Peak y el Manaslu y ese año la cima del Cho Oyu. Se convertiría en el hombre de mayor edad que ascendía el K2 y también se hacía con el Everest, en los siguientes años. Desde entonces no ha dejado de intentar y lograr cumbres, de aprender y de enseñar. 

Practica la escalada clásica y ha luchado como esquiador en rallys y competiciones. Guía de alta montaña desde 1965, fue distinguido como mejor deportista del año por la FEM (1976) y por la Federación Española de Esquí (1979). Es medalla de oro de la FEM (1968, 1971 y 1975) y de plata (1964). Es asimismo profesor diplomado en esquí nórdico por la Escuela Española de Esquí (EEE), miembro del Comité Técnico del GAME desde 1991 y de la comisión de Actividades de Alta Dificultad de la FEDME desde 1994. Y acaba de regresar a Madrid desde el Broad Peak, su último ochomil conquistado.

¿Hace calor en Madrid?
Joder, ya lo creo… 

Vienes de ascender el Broad en el año de su cincuenta aniversario. ¿Había mucho ambiente o mucha masificación?
Mucho ambiente y muy buen ambiente. Esta primavera estuvimos en el Ama Dablam y había bastante gente y bastante más antipática. En el Broad se reunió un gran número de personas de habla española y lo hemos pasado muy bien. Ha sido un placer.

¿Cómo definirías la ascensión?
Muy dura, muy dura. Es la quinta vez que voy al Broad Peak y es la vez que he ido con más gente y menos cuerdas. Muchísima nieve, hemos andado un poco justos.

¿Qué es lo primero que hiciste al llegar al Campo Base?
Beber. Estaba Ferran Latorre esperando a un compañero y me dio una Coca Cola que tenía por allí. Fueron 20 horas muy duras, pero he quedado muy satisfecho pues he ascendido muy bien, esta mal que lo diga yo pero es verdad, fui en el grupo cabeza hasta llegar a cumbre. Muy cansado, pero muy contento. Me sentí muy a gusto conmigo mismo. La bajada fue terrible eso sí, había pocas cuerdas y en esa montaña hay que tener mucha atención. Del C3 al Campo Base nos pilló mal tiempo y se hizo muy difícil.

¿Qué te dicen los jovenzuelos que esperan en el CB cuando llegas con la cima bajo el brazo?
Me llevo muy bien con los jovenzuelos, soy uno más. Es un premio para mí, son muy buenos alpinistas y la gente ha sido muy amable y muy cariñosa, muchos querían hacerse fotos conmigo

Sito Carcavilla es bastante mas joven que mi hija menor, pero hemos sido dos compañeros estupendos. Él no pudo llegar a la cumbre principal, se quedó en la secundaria, pero lo hemos pasado muy bien. Esa frescura de la gene joven me ha venido genial, y creo que a él le ha venido bien convivir conmigo. Los jóvenes son menos egoístas, algo muy significativo en aquellas condiciones. Nos hemos complementado de maravilla.

¿Continúas aprendiendo en la montaña?
Cada día. Me he propuesto entrenar duro para el próximo año para verme mejor. Se aprende de la gente más joven, no cabe duda, y mis amigos pueden aprender de mí. Me encanta poder enseñarle algo a alguien.

¿Tus planes futuros?
Planes enormes. Terminar las 7 cumbres antes de los 70 años, que tiene su gracia. Ahora ya he logrado siete montañas de 8000 metros y he subido las siete estrellas de la bandera de la Comunidad de Madrid a las siete. Todo cuadra con el siete, y a ver si consiguo que además del Corte Inglés alguien más me apoya en estas aventuras. Trataré de ir este invierno al Vinson (4.892), en la Antartida y después al  Makalu con unos amigos que me han apoyado mucho. Intentaré hacerlo sin oxigeno, ya lo usé en el K2 y el Everest y voy a tratar de no usarlo de nuevo

Y en verano volver al GI y completar los ochomiles de Pakistán. Es un reto que deseo completar antes de los setenta años, siempre que vea que puedo. No voy a hacer el ridículo. Permaneceré en esto mientras me vea bien.

 


 
Lecturas relacionadas

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín Desnivel al día!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un e-mail con las historias y artículos más interesantes de montaña, escalada y cultura montañera.


 

 

 

 

Últimas noticias