de Black Diamond

The Mentor. La inspiradora historia de María Cranor

Black Diamond presenta la historia de María Cranor, una inspiradora que mujer que no solo influyó en la historia de la escalada femenina, sino también en la evolución de la marca de referencia en escalada, Black Diamond.


| No hay comentarios |

Esta es la historia de una heroína desconocida, la cofundadora de Black Diamond. Cranor fue la primera mujer en escalar algunas de las grandes paredes de California, desafiando las expectativas y demostrando que las mujeres podían igualar a los mejores escaladores del mundo.

María era muchas cosas: una maestra de la roca, una visionaria del outdoor, una física. Una piedra lanzada al estanque, desencadenando ondas que han inspiran innumerables vidas y generaciones de escaladores. The Mentor analiza la historia de esta heroína anónima, María Cranor.

Algunas personas pueden cambiar tu vida con una sola frase. María era una de esas personas. Así la recuerda Mike Call, que forma parte de la familia Black Diamond desde los años 90 y está considerado uno de los primeros cámaras del mundo de la escalada al comenzar a hacer películas con Chris Sharma en los 90.

Maria Cranor 📷 Collection
Maria Cranor 📷 Collection

Conocí a María cuando ella tenía unos cuarenta años y yo estaba en mis veinte, pero de alguna manera, nos hicimos rápidamente amigos. La escalada deportiva era como una imponente ola que se extendía por el mundo, atrayendo a las personas a experimentar un estilo de escalada que priorizaba la destreza física sobre el riesgo, haciéndola accesible para todos. La revolución de la escalada en búlder apenas comenzaba. Bajo la guía de María, Black Diamond se adentró en la escalada deportiva (una postura desafiante, dado el pedigrí que tenía la escalada tradicional en Black Diamond).

Ella ocupaba el cargo de vicepresidenta de Marketing en Black Diamond y mostraba una determinación incansable para avanzar hacia esa nueva era. Esto nos dio a María y a mí un lenguaje común.

En 1991, se sentó en el viejo sofá en el Body Shop (nuestro querido rocódromo de escalada de madera contrachapada, cemento y alfombras como suelo, y agarres de plástico de primera generación), y dijo casualmente: «Sabes, Mike, ver el orden jerárquico aquí es como ver una línea de surf».

Yo simplemente escuchaba. Ella tenía una manera perspicaz de compartir sabiduría contigo y lo mejor era escucharla. «Todos pueden escalar libremente, pero cuando los grandes llegan, todos se apartan y los dejan pasar». Sí. Todos escalábamos búlder juntos, pero se respetaba a los más fuertes.

Era una observación simple, pero su mente funcionaba así; constantemente observaba patrones, tendencias sociales y conexiones. Y a través de esas observaciones, ella establecía conexiones y tomaba decisiones que la mayoría de nosotros no veíamos de inmediato. Este era uno de sus superpoderes. Conectar.

Creo que no exagero cuando digo que María tuvo más que ver con el impulso de la escalada hacia la era moderna que cualquier otra persona que haya conocido. Y, sin embargo, lo que la convirtió en una de las personas más importantes que he conocido es su capacidad para mirarte a los ojos, decir una sola cosa simple y poderosa, y cambiar tu vida.

Al igual que permitir que los escaladores más fuertes hicieran su trabajo, María tenía ese mismo nivel de respeto cuando se trataba de su visión. No importaba quién estuviera en la sala, ella inspiraba respeto pero también hacía que todos se sintieran bienvenidos. Ella cambió para siempre a cada persona que la conocía, y luego tuvieron ese ejemplo al que aspirar.

Esta película es la tercera parte de una serie que comencé con Russ Clune y The Lifer, luego continué con Boone Speed y The Artist. Pero siempre necesitaba conectar de nuevo con María. Fue intimidante intentar capturarla de alguna manera, hacer que estuviera a la altura de sus estrictos estándares. Pero cuando me quedaba atascado o abrumado, recordaba su consejo: “Mike, tienes que seguir haciendo esto”. Así que, por incompleta o imperfecta que sea, esta película es mi homenaje.

Espero que te conmueva, como espectador, a medir tus palabras, tus acciones, a brindar sabiduría a quien la necesite, a establecer conexiones y a escuchar. Estas son algunas de las cualidades que admiraba en ella, y que desearía practicar más.

María nunca buscaba reconocimiento y siempre estaba dispuesta a desviar elogios hacia los demás. Era muy reservada. Por eso, fue un honor increíble que me permitiera hacer esta película.

Gracias, María.

Mike Call

Lecturas relacionadas

 

Últimas noticias


 

 

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín Desnivel al día!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un e-mail con las historias y artículos más interesantes de montaña, escalada y cultura montañera.