Vivencia

Nina Caprez: «Equilibrando sueños y maternidad: un nuevo capítulo en mi vida»

Nina Caprez, una atleta icónica del equipo Petzl, ha compartido una experiencia de vida trascendental: la llegada de su hijo.

Nina Caprez en 'Yeah man' (Foto: Jeremy Bernard).
Nina Caprez en ‘Yeah man’ (Foto: Jeremy Bernard).
| No hay comentarios |

Esta vivencia ha transformado su vida, llenándola de alegría y nuevos retos mientras se convierte en madre. A pesar de esta nueva etapa, Nina sigue siendo una apasionada escaladora, y quiere transmitir un mensaje especial a todas las (futuras) madres.

Para Nina, es esencial compartir su historia para inspirar a otras mujeres que se encuentran en el camino de la maternidad y la pasión por su deporte. Ser madre no significa abandonar nuestras pasiones y sueños; en cambio, es una oportunidad para demostrar que podemos seguir creciendo y superando obstáculos en todos los aspectos de la vida.

Ella muestra que es posible equilibrar su faceta de madre con su amor por la escalada, mostrando cómo estos dos roles pueden complementarse en armonía. A través de su ejemplo, demuestra que es crucial no perder el sentido de sí misma y mantener la identidad y los intereses que hacen que cada persona sea única.

El mensaje de Nina a todas las (futuras) madres es que no se sientan limitadas por la maternidad. En cambio, les anima a abrazar su papel como madres mientras continúan siguiendo sus pasiones y persiguiendo sus sueños. Ser madre no tiene por qué significar el fin de una vida activa y emocionante; en cambio, puede enriquecerla y darle una perspectiva más amplia y significativa.

Asimismo, su historia destaca la importancia del apoyo y la comprensión por parte de la comunidad. Es vital que las madres puedan contar con el respaldo de sus seres queridos y de aquellos que comparten sus intereses y pasiones, para así poder superar cualquier desafío que se presente.

En definitiva, la historia de Nina Caprez es un testimonio inspirador de cómo la llegada de un hijo no debe limitar nuestras aspiraciones y ambiciones. Nos recuerda que la maternidad puede ser una experiencia enriquecedora y transformadora, que puede coexistir con la dedicación a nuestras pasiones y metas personales. Su mensaje resuena no solo con las madres, sino con cualquier persona que se enfrente a un cambio significativo en la vida y busque la manera de abrazar esos cambios sin perder su esencia y pasión por lo que aman hacer.

Es esencial para mí compartir mi vivencia, ya que muchas mujeres deportistas sienten temor ante la idea del embarazo. Se nos ha inculcado la idea de que debemos tener un cuerpo ideal, movernos con total libertad y mantenernos en plena forma. Sin embargo, el embarazo es uno de los procesos más naturales del mundo. El cuerpo humano es un auténtico milagro, y es fundamental confiar en él.

Considero importante demostrar que estar embarazada no significa estar enferma ni incapacitada. Durante este período, es posible continuar disfrutando de nuestras actividades favoritas, como en mi caso, la escalada. Para mí, la escalada era una fuente de bienestar incomparable, y deseaba mantener ese vínculo especial con mi pasión.

Aunque había actividades como la marcha que no me resultaban atractivas en ese momento, decidí adaptar mi forma de practicar la escalada para seguir conectada con lo que más amaba. Opté por utilizar pies de gato más grandes, escalar vías más confortables y reducir al mínimo el aseguramiento y los impactos. El rendimiento ya no era mi prioridad; lo que realmente buscaba era sentirme bien conmigo misma y con mi embarazo.

Durante este proceso, fui extremadamente consciente de mi cuerpo y del ser que crecía dentro de mí. Esta conciencia me llevó a tener aún más cuidado y a escuchar las necesidades de mi cuerpo mientras escalaba, sin forzar los límites. En lugar de empujarme más allá de mis capacidades, aprendí a adoptar un ritmo más pausado y respetuoso conmigo misma.

Comparto mi experiencia con la esperanza de que inspire a otras mujeres a confiar en su cuerpo y a no dejar que el miedo al cambio las detenga en su camino. La maternidad puede ser una oportunidad para redefinir nuestra conexión con el deporte que amamos y explorar nuevas formas de practicarlo. Escuchando nuestras necesidades y adaptándonos a cada etapa de la vida, podemos mantener vivas nuestras pasiones y encontrar una sensación de plenitud única.

A pesar de los desafíos, veo un futuro prometedor con varios proyectos emocionantes a la vista. Cada día es una oportunidad para crecer, aprender y adaptarme a esta nueva fase de mi vida. Si bien puede resultar complicado, estoy convencida de que encontraré la manera de ser tanto madre como una atleta realizada. Con perseverancia y amor, abrazo este nuevo capítulo con esperanza y entusiasmo.

Nina

Lecturas relacionadas

 

Últimas noticias


 

 

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín Desnivel al día!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un e-mail con las historias y artículos más interesantes de montaña, escalada y cultura montañera.