INICIATIVAS SOSTENIBLES

Haglöfs consigue ser “climáticamente neutral”, aunque admite haber hecho trampas

La compañía sueca es consciente de la dificultad de eliminar por completo su huella de carbono a corto plazo y considera que las compensaciones y el apoyo a otros proyectos para lograrlo son una especie de “trampa” que justifica su objetivo: seguir trabajando para reducir sus propias emisiones.

Autor: | No hay comentarios | Compartir:

La “neutralidad climática” se consigue cuando se emite la misma cantidad de dióxido de carbono (CO2) a la atmósfera de la que se retira por distintas vías (reforestación, compensaciones invirtiendo en proyectos sostenibles, compra de créditos de carbono…) lo que deja un balance cero, también denominado huella cero de carbono.

Ya en 2015, en la conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, la Unión Europea asumió el compromiso de avanzar hacia la neutralidad de carbono en la segunda mitad del siglo XXI; y en diciembre de 2019 se concretó en el Acuerdo de París el objetivo de que Europa sea climáticamente neutra para 2050 como muy tarde. Esto requerirá un enorme esfuerzo mundial para lograrlo y, lamentablemente, el mundo aún no está en camino de conseguirlo.

En esta línea, Haglöfs se compromete con una ambiciosa estrategia climática a reducir sus emisiones en un 50% durante los próximos 10 años y llegar a cero neto en el 2030. Y debido a que este objetivo tardará un tiempo en conseguirse, la compañía se está responsabilizando de todas las emisiones producidas durante ese largo camino, volviéndose climáticamente neutral en 2021.

Haglöfs Neutralidad climática
«Ahora somos climaticamente neutrales, pero hemos tenido que hacer trampa para conseguirlo» –Haglöfs.

Sin embargo, en un ejercicio de sinceridad con sus consumidores, la firma explica que para ser climáticamente neturales, han tenido que “hacer trampa”. Así lo explica Fredrik Ohlsson, CEO de Haglöfs, en el vídeo de la campaña:

Ser climáticamente neutral es un término bonito, pero no significa que no generamos ninguna huella de carbono; significa que estamos compensando nuestras emisiones de carbono propias apoyando proyectos que esperemos que eviten o reduzcan las emisiones más rápido que nosotros. Es cierto que sentimos que eso puede ser hacer trampa, pero en este caso pensamos que está justificado para acelerar los resultados. La urgencia de la crisis climática nos obliga a pulsar todas las teclas que tengamos a nuestra disposición, y de momento eso incluye las compensaciones.

Lo importante es que esto no entorpezca el trabajo real de reducir nuestras propias emisiones y, para asegurarnos que lo hacemos del mejor modo posible, nos hemos centrado en comprar los créditos del carbono solo de la más alta calidad disponible en el mercado, verificando la reducción de emisiones a la vez que aportamos beneficios extra, como puede ser generar empleo en las comunidades locales, o proteger la biodiversidad”.

Entre los proyectos que están actualmente apoyando se incluye el uso de energías renovables, la reforestación y la conservación de los bosques. Aseguran que “también trabajaremos en la transición de las compensaciones que solo se basan en la reducción de emisiones, a aquellas que buscan la eliminación del carbono de la atmósfera”.

Según la directora de sostenibilidad de la firma, Elaine Gardiner, “en la producción de nuestros productos es donde reside nuestro mayor impacto. Es por eso que nuestro compromiso climático cubre no solo las emisiones de nuestras propias operaciones, sino que también incluye las emisiones generadas en toda nuestra cadena de suministro, desde la extracción de materias primas hasta la entrega a los consumidores”.

La ambiciosa estrategia climática de Haglöfs requerirá un esfuerzo global de toda la empresa para lograr las reducciones a las que se ha comprometido, incluida la aceleración del uso de materiales de menor impacto en sus productos, la mejora de la eficiencia energética de la fábrica, la garantía de que los productos duren más y la transición hacia la energía renovable en la producción y en la cadena de suministro.

La firma Haglöfs fue fundada en Suecia en 1914, por el visionario Wiktor Haglöf. Desde sus orígenes, y a lo largo de toda su evolución, se han mantenido fieles a su principio de protección de la naturaleza: “Fomentamos la exploración tanto física como mental a través de la montaña. Creemos que todo el mundo puede experimentar la naturaleza y hacemos todo lo posible para asegurarnos de que seguirá estando ahí para que las generaciones futuras también puedan disfrutarla”.

Más sobre las iniciativas sostenibles de Haglöfs en su Informe de sostenibilidad 2020 y en su web www.haglofs.com/climate.


 
Lecturas relacionadas

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín Desnivel al día!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un e-mail con las historias y artículos más interesantes de montaña, escalada y cultura montañera.