ESQUÍ DE TRAVESÍA

Dynafit X Qwicklane, la primera fijación con apoyo electrónico

Impulsado por la idea de mejorar la experiencia del esquí de travesía y permitir un ascenso más rápido, sin complicaciones y seguro, la startup bávara Qwicklane ha desarrollado la primera fijación para esquí de travesía con ajuste electrónico de altura para los apoyos.

Qwicklane with DYNAFIT
Qwicklane with Dynafit
| No hay comentarios |

Del problema a la innovación: en el esquí de travesía, el ajuste de los apoyos puede resultar una verdadera molestia. Ya sea con bastón de esquí o a mano, a menudo se necesitan varios intentos, lo que no solamente altera el ritmo en el ascenso, sino que incluso puede ser peligroso en terrenos difíciles.

Esto cambia con «Qwicklane Easy», la primera fijación para travesía con apoyo electrónico.

Detrás del proyecto están Lukas, Dominik y Johannes, tres amigos y apasionados del esquí del sur de Múnich. Con su fijación quieren revolucionar el esquí de travesía: «Nuestro objetivo es desarrollar la fijación con la experiencia de ascenso más segura y sencilla. Con nuestro mecanismo resolvemos un problema con el que muchos esquiadores tienen que lidiar, ya sean principiantes o profesionales», nos cuenta Lukas Ernst, uno de los tres cofundadores de Qwicklane.

Qwicklane with Dynafit
Qwicklane with Dynafit

Qwicklane Easy se encuentra todavía en la fase de pruebas

A partir del invierno 2024/25, la fijación se podrá adquirir online en Qwicklane y en distribuidores especializados seleccionados.

Qwicklane Easy sigue el principio de una fijación clásica con pasadores. Para el ascenso, se acopla una batería externa a ambos lados. El mecanismo se acciona mediante un motor ligero y compacto. El ajuste de los apoyos funciona a través de un mando a distancia que se puede fijar al bastón, la mochila, el guante o la chaqueta.

Con solo pulsar un botón, los apoyos giran en un segundo hasta el siguiente nivel de altura mientras se camina. Los sensores especiales detectan si la bota está sobre la fijación. El movimiento se detiene y solo se acciona cuando la bota vuelve a levantarse.

¿Te has olvidado la batería? No hay problema. La fijación se puede ajustar a mano y, por lo tanto, está siempre lista para su uso incluso sin componentes electrónicos. Qwicklane Easy cuenta con tres niveles de altura convencionales y es compatible con las botas de esquí de travesía estándar con insertos y pasadores.

Qwicklane with Dynafit
Qwicklane with Dynafit

Gran tecnología en poco espacio

La idea del apoyo automatizado no es nueva en la industria del esquí de travesía. Algunos fabricantes importantes ya han intentado desarrollarlo, pero, hasta ahora, no ha habido ninguna solución fiable. El mayor desafío lo representan la batería y los componentes electrónicos, que tienen que soportar situaciones extremas como hielo, frío y humedad durante muchas horas.

Qwicklane ha dominado este obstáculo con unas baterías especiales, que mantienen todo su rendimiento en temperaturas de hasta -20 grados. Se pueden hacer hasta 120 ajustes por carga de batería, lo que equivale a aproximadamente tres travesías de esquí. El agua y la humedad no pueden penetrar en el engranaje, lo que evita que el mecanismo se congele. Todo esto con un peso total inferior a 500 gramos por lado (570 gramos incluido el freno).

Lecturas relacionadas

 

Últimas noticias


 

 

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín Desnivel al día!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un e-mail con las historias y artículos más interesantes de montaña, escalada y cultura montañera.