SITUACIONES CRÍTICAS

¿Puede un mosquetón romperse con una caída de escalada?

Ante el reciente y mediático caso de la rotura de un mosquetón en una vía de Margalef que estaba ensayando Daniel Woods, analizamos lo ocurrido, profundizando con el experto en anclajes Curro Martínez sobre las distintas situaciones críticas en las que puede llegar a producirse la rotura de un mosquetón.

Diversos mosquetones rotos, sometidos a ensayos de resistencia.   Curro Martínez
Eva Martos | No hay comentarios |

El caso saltó en redes el pasado 10 de marzo, cuando el norteamericano Daniel Woods colgó un vídeo en el que se veía cayendo en la vía que está probando en Margalef, con el texto: “Dándole duro a First Round First Minute (9b) los últimos tres días. Quizá demasiado duro, ya que he roto por la mitad un mosquetón de Camp en una caída saliendo del segundo paso clave. Me he quedado jodidamente cerca de darme contra el suelo. El material aparentaba estar bien, pero se ve que no lo estaba”.

Dado lo mediático del personaje, el caso ha generado un cierto revuelo, con voces variadas tratando de explicar lo ocurrido. Acudimos a Vicent Palau, guarda del refugio de Margalef, para indagar sobre el tiempo que llevaba la cinta en cuestión instalada en la vía, quien nos cuenta: “Yo paso prácticamente todos los días por debajo de esa vía y esa cinta lleva ya, si no me equivoco, dos inviernos enteros en la vía. La dejó algún escalador que, o no pudo pasar de donde la dejó o que la dejó porque era complicado desmontar la vía. Desde ese momento todos los que la han probado, que son muchos (escaladores con nivel, y sobre todo, muchos, sin nivel), la han aprovechado. Nadie la ha quitado en dos años. La gente se llevaba sus cintas pero esa cinta verde en la vía se quedaba. A veces en una chapa más arriba, a veces en una más abajo. Esa cinta ha recibido impactos a diario, seguramente muchos más de los que te recomendaría el fabricante. Y es normal que tarde o temprano petara. Cosa que es rara, pero no excepcional. No es el primer mosquetón que peta en el mundo. Lo que pasa es que no le suelen petar a gente mediática, ya que suelen ir con sus cintas impecables. Supongo que el tema es interesante porque le ha pasado a un escalador famoso en una vía de renombre. Y culpables no hay. No hay ninguno y al mismo tiempo son todos los que han probado la vía y no la han quitado. Pero entenderás que es complicado para un escalador, sobre todo profesional, darse cuenta del estado de un mosquetón”.

La opinión del experto en material de escalada Curro Martínez

Ante el interés que ha despertado el caso, y a la espera de la respuesta oficial de los fabricantes (que, según nos han confirmado, se encuentran investigándolo, ya con el mosquetón en cuestión –modelo Photon de Camp– en su poder), preguntamos al experto en anclajes Curro Martínez (de Asac Vertical Lab) su opinión sobre lo ocurrido. En esta entrevista analiza las distintas hipótesis y aporta consejos para aprender a valorar el correcto estado y colocación de un mosquetón, con un interesante vídeo demostrativo como colofón.

¿Puede un mosquetón de escalada romperse?
Que un mosquetón utilizado en escalada deportiva se rompa no es lo normal, pero sí es cierto que cada cierto tiempo se rompe algún que otro mosquetón de escalada en nuestro país, generando algún que otro susto, en general sin consecuencias graves.

Pero evidentemente no es lo habitual, ya que todos los mosquetones de alpinismo y escalada que se comercializan en Europa cumplen unos requisitos mínimos de resistencia, contemplados en la norma EN 12275. En el caso de los mosquetones de nuestras cintas exprés como mínimo deberían de soportar 20 KN en su eje mayor o principal, 7 kN en su eje menor y 7 kN en su eje mayor pero con el gatillo abierto. Estos valores deberían de garantizar en teoría que nuestros mosquetones no se rompan en condiciones normales en una vía de escalada, pero claro, la vida no es perfecta y las normas tampoco, ya que existen infinidad de situaciones en las que un mosquetón puede trabajar de manera diferente a los ensayos contemplados en la norma; es en este tipo de situaciones cuando los mosquetones fallan.

«Existen infinidad de situaciones en las que un mosquetón puede trabajar de manera diferente a los ensayos contemplados en la norma»

Y en concreto, ¿en qué situación podría un mosquetón de una cinta exprés que está puesta en una vía llegar a romperse? ¿Cuánto disminuye su resistencia al quedar colocado en una posición incorrecta?
Son preguntas bastante complejas ya que los factores que intervienen son múltiples y existen un sinfín de variables y situaciones posibles; solo intentando dar respuesta a estas preguntas podríamos escribir un libro muy divertido. Pero vamos a intentar explicarlo de una manera sencilla, obviando un motón de datos.

Para que un mosquetón fracase por debajo de los 20 kN que fija la norma, como hemos comentado anteriormente, deberá de trabajar en una situación diferente de para la que ha sido diseñada. La situación más crítica respecto a la resistencia marcada por el fabricante en su eje mayor es aquella en la que el mosquetón trabaja en su eje principal, pero alejada de la columna vertebral del mosquetón, es decir, recibiendo la mayor parte de la tensión en la zona del gatillo. En este tipo de casos estaremos hablando de una pérdida de resistencia de entre un 45 y un 35% menos del valor marcado por el fabricante. Si a esta forma de trabajo le añadimos la apertura involuntaria del gatillo o que el mosquetón esté enganchado a la chapa por el diente (como vemos en la imagen del video que acompaña esta noticia), estaríamos hablando de valores muy preocupantes de entre 3 y 2 kN en algunos casos, en los que la menor de las caídas podría provocar fácilmente la rotura del mosquetón.

Otra situación muy crítica de resistencia es la que obtenemos cuando el mosquetón trabaja en flexión o palanca, bien sobre alguna de las diferentes partes del anclaje o sobre la propia roca. Una situación que no contempla la norma bajo ningún concepto para los mosquetones tipo B, pero que en mi opinión debería contemplarla de algún modo puesto que, aunque parezca inverosímil, un mosquetón que tenga una resistencia de 24 kN en su eje principal, podría romperse a tan solo 3 kN en este tipo de situación.

Otras situaciones que pueden provocar la rotura de un mosquetón, más conocidas por el público especializado, son que éste trabaje en su eje menor o con el gatillo abierto. Los valores que marcará el fabricante como mínimo y que fija la norma en estos dos casos es de 7 kN, aunque a la hora de escoger un mosquetón, es preferible buscar valores en torno a los 9kN para evitar sustos innecesarios.

En el caso concreto del mosquetón que se le rompió a Daniel Woods, hay gente que ha opinado que puede haber sido por el efecto whiplash, ¿qué es esto exactamente? ¿Tú crees que ha podido ser esta la causa de la rotura?
El efecto whiplash es un termino anglosajón que traducido literalmente significa latigazo; es un concepto que se utiliza para definir cuando la cuerda genera un movimiento violento sobre el mosquetón durante una caída en escalada, lo que puede generar que se abra involuntariamente el gatillo del mosquetón y se salga la cuerda. El término se utiliza de forma genérica para referise a cualquier auto apertura involuntaria del gatillo, como consecuencia de las vibraciones que transmite la cuerda durante una caída.

En mi opinión, en el caso concreto del mosquetón que se le rompió a Daniel Woods, aunque solo he podido analizarlo por una foto (sin tenerlo físicamente, como sería recomendable para un análisis acertado en el laboratorio), es prácticamente imposible que la rotura haya sido por esta causa. Lo veo así principalmente por tres motivos:

  1. Es un mosquetón con un diseño muy acertado, que difícilmente se quedará en una posición en la cual trabaje cerca del gatillo.
  1. Aunque se hubiera abierto el gatillo involuntariamente por el efecto whisplash, esto no podría ser la causa de la rotura, ya la resistencia mínima de este mosquetón es de 9 kN con el gatillo abierto, es decir, muy superior a la que se ejerce con una simple caída.
  2. La deformación y rotura presentadas en este mosquetón (partiendo, como digo, solo de la contemplación de la fotografía), no coincide con ninguna de las dos combinaciones posibles de rotura, es decir, la de haber trabajado sobre el eje principal con el gatillo abierto o cerca del mismo.

Entonces, en tu opinión, ¿cuál puede haber sido la causa más probable de la rotura en este caso?
Observando los signos de la imagen, creo que es mucho más probable por el tipo de rotura que se muestra, que haya trabajado en flexión o palanca de la columna vertebral del mosquetón sobre la propia chapa.

«Es importante verificar que el mosquetón no presente mercaso entalladuras, ni un desgaste excesivo, fisuras o corrosión»

Además de verificar que esté colocado correctamente, ¿cómo podemos valorar si un mosquetón está en buen estado?
Es importante que el gatillo abra y cierre con normalidad y que los remaches del gatillo se encuentren en buen estado. También que el cuerpo del mosquetón no presente marcas o entalladuras, ni un desgaste excesivo, fisuras o corrosión, y que las zonas de contacto con la cuerda o de la zona de apoyo del anclaje no presenten desgaste o entalladuras superiores a un milímetro que puedan provocar el corte de la cuerda o debilitar la resistencia del mosquetón.

¿Cada cuánto tiempo deberíamos cambiar nuestros mosquetones?
En principio los mosquetones tienen una vida útil ilimitada, a diferencia de las cintas que también componen nuestras expreses, las cuales tienen una vida útil máxima fijada por los fabricantes (que está en 10 años como máximo para el textil). Pero esto no significa que sean eternos en el tiempo y que nunca deberíamos de cambiarlos, todo depende de la intensidad de uso a la que los sometamos.

¿Qué conclusiones podemos sacar de este caso?
Debemos tener en cuenta que no ha sido un caso relacionado con un fallo de un fabricante en concreto, puesto que la norma no contempla este tipo de situaciones; existen casos de rotura de mosquetones de diversas marcas por trabajar de manera diferente de para la que han sido diseñados.

Para evitar que esto ocurra, debemos vigilar el buen equipamiento de las vías, no fiarnos demasiado de las cintas exprés que no hayamos puesto nosostros y en especial, cuando estemos escalando, vigilar el movimiento que podamos transmitir a la cinta con nuestra cuerda o nuestro cuerpo. Esto puede ser difícil de valorar cuando estamos escalando al límite, pero al menos deberíamos asegurarnos de que el mosquetón superior de la cinta exprés no tenga ningún sistema que lo mantenga fijo (como puede ser un esparadrapo…), lo cual aumenta mucho las posibilidades de que se generen las situaciones de riesgo que hemos comentado. Para una mayor tranquilidad, en los puntos donde exista la posibilidad de que el mosquetón pueda trabajar inadecuadamente, deberíamos sustituirlo por un maillon (en concreto en las vías que estemos trabajando con mucha asiduidad o bien en equipamientos fijos).

Vídeo demostrativo

En este corto vídeo podemos ver un ejemplo de la rotura de un mosquetón que está trabajando cerca del diente del gatillo, sometido a una tensión hasta llegar a romperse –como vemos en las imágenes– a solamente 2,86 kN:

Situación crítica en los mosquetones de escalada. from Asac Vertical Lab on Vimeo.

Para profundizar en el tema de la resistencia de los mosquetones, recomendamos el artículos «Microfisuras en los mosquetones» publicado en la revista Escalar nº 93, igualmente a cargo de Curro Martínez.

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín Desnivel al día!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un e-mail con las historias y artículos más interesantes de montaña, escalada y cultura montañera.