MATERIAL DE ESCALADA

¿Han de llevar marcado CE las chapas de escalada?

Actualmente encontramos en el mercado chapas destinadas a la escalada tanto que llevan como que carecen del certificado CE, ¿por qué ocurre esto? ¿es obligatorio o no que lo lleven? Buceamos en el complicado mundo de las normativas para encontrar respuestas.

Autor: Curro Martínez y Desnivel.com | No hay comentarios | Compartir:
Chapas de escalada de distintas marcas (Fixe
Chapas de escalada de distintas marcas (Fixe

Las chapas utilizadas en escalada están reguladas tradicionalmente por la normativa EN 959:2007 y no son consideradas como Equipos de Protección Individual (EPI), por lo que no deben llevar marcado CE.

La problemática viene de una revisión que hubo en 2012 de una norma de industria, la EN 795:2012 (integrada en la Directiva Europea 9/686/CEE que fija las condiciones y requisitos de los EPI), que establecía la posibilidad de que las chapas sí fueran catalogadas como EPI.

Sin embargo, debido a unas objeciones presentadas por el gobierno de Francia, la entrada en vigor de esta normativa se dilató mucho más de lo habitual, sometiéndola a revisión y retrasándola durante tres años. Finalmente fue publicada el 11 de diciembre de 2015 en el Diario Oficial de la Unión Europea, fecha que marca su vigencia.

Esta normativa ha traído algunos cambios importantes que afectan a los anclajes usados en industria (como, por ejemplo, que la resistencia exigida pasa de los 10 a los 12 kN), pero mantiene la consideración de EPI sólo para los anclajes de Tipo B y E (obligados a llevar el marcado CE), no para los de Tipo A, que son las chapas o plaquetas que han causado la confusión.

Hay marcas que aprovecharon el “vacío legal” que produjo el retraso de la aprobación de esta normativa para certificar chapas de escalada con marcado CE, que son perfectamente legales pero que pueden dar lugar a la confusión del consumidor, que hoy puede encontrar en el mercado chapas con y sin el marcado. Aclarar por tanto que la norma actual establece que las chapas no han de llevar el marcado CE.

Es una información ofrecida por el Comité de Seguridad de la FEDME y su departamento de asesoramiento técnico, desde donde nos recuerdan la importancia del uso de Equipos de Protección Individual armonizados para la práctica de los deportes de alpinismo, escalada y descenso de barrancos, que podremos reconocer por estar certificados bajo su normativa específica.

Curro Martínez: «Como equipadores asumimos una gran responsabilidad por una incorrecta elección del material»

Ante la recepción de esta información, aprovechamos para aclarar algunas dudas que nos surgen con el autor del artículo, el experto en anclajes Curro Martínez, a quien dirigimos estas preguntas:

¿Qué ventajas o desventajas tienen las chapas que llevan el marcado CE frente a las que no lo llevan?
Para el mundo de la escalada la ventaja es prácticamente simbólica, pues tenemos que entender que la evaluación de la conformidad de este producto se basa, entre otros aspectos, en el cumplimiento de unos requisitos de resistencia contemplados en la norma “EN 795:2012 Protección contra caídas de altura, Anclajes” que poco o nada nos aporta.

Para que nos hagamos una idea, si lo comparásemos con la norma de anclajes de escalada EN 959:2007, el ensayo de resistencia axial (extracción) sería un 20% menos y el ensayo de resistencia radial (cizalladura) un 40% menos. Por tanto, aunque lleven el marcado CE, los requisitos de resistencia son inferiores respecto a la de escalada. Es más, técnicamente hablando una chapa que cumpla solo la EN 795:2012 no es un chapa para la práctica de la escalada, por mucho que visualmente nos lo parezca, con lo que estaremos utilizando un material inapropiado de cara a cualquier juez.

¿Qué requisitos establece la norma EN 959:2007 que regula las chapas de escalada?
La norma es bastante amplia, pero podríamos resumirla en tres aspectos fundamentales: unos requisitos de seguridad, un marcado adecuado y una información especifica suministrada por el fabricante.

Como curiosidad saber que dentro de los requisitos de seguridad se contemplan unas características de diseño, la elección de los materiales y la capacidad mínima de resistencia a la carga que deben de tener (15 kN axial y 25 kN radial).

¿Cuál es el principal inconveniente de las chapas “caseras” o “piratas”?
El gran inconveniente del uso de este tipo de chapas es la gran responsabilidad que asumimos como equipadores por una elección incorrecta del material, realicemos el trabajo cobrando o sin cobrar.

Para que nos entendamos, si yo instalo una chapa de FIXE o Petzl y por un remoto caso esta chapa fallase por un defecto de fabricación, la historia es muy sencilla, son fabricantes conocidos, el uso está definido, están correctamente marcadas (Resistencia, Nombre del Fabricante, Número de trazabilidad, Normativa…) y ofrecen la garantía de una tercera parte que certifica que cumple los requisitos que contempla la norma de anclajes.

Por tanto, en el hipotético caso de que este anclaje fallase por un defecto de fabricación, nosotros podremos fácilmente delegar esa responsabilidad en el fabricante, pero si la chapa que hemos instalado no está certificada, no está definido su uso, no pone la resistencia y ni siquiera pone el fabricante, difícilmente podrá diferenciar el juez nuestra chapa de un abridor de botellas, por lo que el fabricante podrá perfectamente eludir su responsabilidad, la cual sin lugar a dudas recaerá en nosotros por una incorrecta elección del material.

Además, la realidad es que ninguna de las diferentes tipos de chapas “piratas” que he podido ensayar en los últimos años han sido capaz de pasar los requisitos de resistencia que fija la norma.


 

¿Algún consejo básico para comprar chapas de escalada?
En primer lugar deberían de ser de un fabricante conocido, preferiblemente dentro de la Unión Europea, para agilizar y garantizar procesos judiciales. Estas deberían de estar marcadas como mínimo con la norma EN 959:2007.

El material de fabricación de la chapa debe de ser idéntico al resto de componentes del anclaje, para evitar el riesgo de corrosión gálvanica. La elección de este material debería de ser acorde a las condiciones medioambientales del lugar, teniendo en cuenta una duración mínima de 50 años. Y por supuesto entender los diferentes diseños que existen y cuales son sus usos más adecuados. No todas las chapas o plaquetas que existen son para escalada.

[Colaborador de Desnivel, Curro Martínez es técnico deportivo en escalada e instructor en Asac Formación.
Más información sobre el marcado CE en los anclajes en su web].


 

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín Desnivel al día!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un e-mail con las historias y artículos más interesantes de montaña, escalada y cultura montañera.


 

 

 

 

Últimas noticias