Degradación del material de escalada y otros EPIs en los procesos de desinfección ante el coronavirus

Compartimos aquí los resultados de un interesante trabajo realizado por Curro Martínez (Asac Vertical Lab), junto a los colaboradores Miguel Ángel Carranco y Joaquín Castaño, en el que experimentan con distintos procesos de desinfección de Equipos de Protección Individual (principalmente cuerdas y mosquetones), midiendo aspectos como su pérdida de resistencia o de elongación, entre otros.

Autor: | No hay comentarios | Compartir:
Durante los ensayos de desnifección de EPIs en Asac Vertical Lab
Durante los ensayos de desnifección de EPIs en Asac Vertical Lab   Niccolo Guasti

¿Es posible desinfectar nuestros EPI? ¿Puedo hacerlo habitualmente? ¿Qué productos son los más aconsejables? ¿Qué pasa cuando meto una cuerda en la lavadora a 60 °C? ¿y si la meto a 90 °C? ¿Se degrada el material en los procesos de desinfección? ¿Cuánto se degradan?

Estas y otras preguntas nos rondaban a todos por la cabeza la llegada del coronavirus SARS-CoV-2 y con él el riesgo de infección a la hora de compartir el material de escalada.

Son las preguntas que se planteó el investigador y experto en material de escalada Curro Martínez hace aproximadamente un mes, cuando decidió iniciar los ensayos en su laboratorio, Asac Vertical Lab, de los que ahora comparte los resultados.

Curro ha contado además con la colaboración de los Bomberos del Ayuntamiento de Sevilla para la investigación. Además, los más de 220 ensayos realizados no se han limitado a su laboratorio, sino que de forma paralela se han llevado a cabo también en el laboratorio de los fabricantes de cuerdas Korda’s, en Barcelona.

Es un completo estudio que ofrece gratuitamente para todos los lectores, y que podéis consultar íntegro en este enlace. A continuación os exponemos algunas de sus conclusiones.

Durante los ensayos de desnifección de EPIs en Asac Vertical Lab (Niccolo Guasti©)

EPIs puestos a prueba y procesos de desinfección

La mayoría de ensayos los han realizado con cuerdas semiestáticas (que son las más utilizadas en el ámbito laboral), y en menor medida con anillos de cinta (de poliamida y de dyneema) y con mosquetones (de acero y de aluminio), de diferentes fabricantes.

En cuanto a los procesos y desinfectantes escogidos, han optado por aquellos de fácil acceso al público general, de coste admisible y cuya manipulación no fuera excesivamente peligrosa. Básicamente han realizado las pruebas con estos tres desinfectantes:

  • Procesos de lavado a máquina sin centrifugado a temperaturas de 60 °C y 90 °C.
  • Hipoclorito sódico (lejía).
  • Peróxido de hidrógeno (agua oxigenada).

Los procesos de lavado

En el documento completo podéis leer los detalles, pero la conclusión fundamental es que con procesos de lavado de 60 o de 90º obtendremos una cuerda más rígida, que durante su uso tendrá una mayor elongación y con variaciones en cuanto a la resistencia.

Entre los distintos tipos de cuerdas semiestáticas sometidas a los test, las que han tenido un comportamiento más estable han sido aquellas fabricadas íntegramente de poliamida tratada a altas temperaturas y con aditivos químicos. Hay que tener en cuenta que estos son solo algunos ensayos en unas cuerdas y modelos muy concretos, por lo que no debemos generalizar.

No han realizado ensayos con cuerdas dinámicas de escalada, aunque señalan que “a nivel teórico, a las cuerdas dinámicas no debería de afectarles el proceso de lavado a 60ºC, más allá del propio proceso de secado y mojado de sus fibras, ya que estas, durante su fabricación, son sometidas a altas temperaturas en presencia de agua”.

Desinfección con hipoclorito sódico NaClO

Detrás de este nombre está la lejía común (en dilución acuosa), de fácil acceso pero a la vez muy peligrosa por su alta capacidad destructiva. Un ejemplo del estudio: un mosquetón de aluminio sumergido al 3,7% de hipoclorito (“lejía pura”) durante 24 horas y dejándolo reposar 48 horas, sin haberlo sometido a ningún proceso de limpieza o eliminación de residuos, pierde 10,3 kN de resistencia mecánica.

En el caso de las cuerdas, igualmente los resultados con este producto desaconsejan su uso. Con una cuerda de poliamida convencional se pierde un 12,4% de su resistencia.

Desinfección con peróxido de hidrógeno H2O2

En este caso, los valores obtenidos en los ensayos son “muy aceptables en los tres apartados de cuerdas que hemos analizado, aunque también podemos observar que en altas proporciones ataca considerablemente sus fibras, por lo que es una sustancia que se debería manejar con sumo cuidado”. En una cuerda de poliamida, por ejemplo, perdería un 0,7% de su resistencia en una disolución del 0,5% durante 10 minutos.

Es una opción interesante y novedosa que, según estos ensayos, “si lo comparamos con algunos estudios o datos que nos aportan ciertos fabricantes sobre el isoporopanol o el etanol, estaría aproximadamente al mismo nivel que estos, con la ventaja de ser menos peligrosa su manipulación y mucho más económico y accesible”.

Conclusión del estudio: no generalizar ni experimentar en casa

Como especifican claramente en el apartado final del estudio: “Cualquier proceso de desinfección de un producto debe hacerse de la mano de su fabricante, pues los productos son muy diferentes entre sí y un usuario final nunca podrá saber con exactitud de qué está hecho el material, qué tipo de tratamientos llevan sus fibras o de qué tipo de fibras está compuesto. Y no queremos que este texto sirva para que la gente ponga en marcha procesos de desinfección en casa sin contar con la autorización del fabricante.”

Añaden además que “cualquier proceso de desinfección acortará la vida útil del producto entre dos a seis meses, sobre dos meses un lavado normal y sobre los seis los sistemas más agresivos. Por ello, se deberían de entender bien como una acción puntual o bien asumir conscientemente ese coste añadido de envejecimiento prematuro”.

Durante los ensayos de desnifección de EPIs en Asac Vertical Lab
Durante los ensayos de desnifección de EPIs en Asac Vertical Lab (Niccolo Guasti©)

Otras recomendaciones de fabricantes

Los fabricantes franceses Petzl han publicado en su web un artículo con recomendaciones de protocolos para la desinfección de EPIs. Básicamente son dos:

1.- Respetar un período de 72 horas de cuarentena.

2.- Lavar con agua y jabón los productos, a 65°C máximo. (Atención, esta temperatura de lavado a 65°C es una medida excepcional para el caso del COVID19. Para cualquier otro lavado, respete la temperatura máxima de lavado de 30°C, especificada en la ficha técnica). Para el secado, respete la información especificada en la ficha técnica.

Otros fabricantes también han publicado reportajes con recomendaciones para la desinfección de las cuerdas, como los fabricantes estadounidenses Maxim Ropes en su web.

En su caso realizaron los ensayos con una disolución del 70% Isopropanol y el 30% de agua destilada. El resultado con una cuerda de escalada de 11 mm es que el tiempo máximo que podía estar sumergida en esta disolución era de 3 minutos, y después dejarla secar al aire durante 48 horas (sin luz solar directa). De esta forma, en función del tipo de cuerda, se perdía “solo” entre un 2 y un 4% de su resistencia, sin deterioro en su flexibilidad. Si bien, de nuevo, es un experimento realizado en una situación y un tipo de cuerda muy concreto, no extrapolable a otros casos.

Estudios sobre la permanencia del virus en las superficies

Aunque no es el objeto de este artículo, por su relación redirigimos aquí a algunos estudios realizados sobre la permanencia del virus en distintas superficies. Hay que tener en cuenta que los resultados varían mucho dependiendo de factores como el tipo de superficie, la temperatura, la humedad o la ventilación, entre otros.

Un estudio del The New England of Medicine determinó que, en condiciones favorables, (temperatura entre los 21 y 23C y con un 40 % de humedad), el el SARS-CoV-2 se mantiene activo durante cuatro horas en superficies de cobre, ocho horas en el cartón, 48 horas en el acero inoxidable y hasta 72 horas en el plástico.

Otro estudio de la Universidad de Hong Kong indica que en el papel solo dura 30 minutos, en madera y ropa un día y en plástico o acero inoxidable hasta cuatro días, siempre como decimos en las condiciones determinadas del ensayo (en este caso de condiciones de 22ºC y un 60% de humedad).

Lo más recomendable: desinfectarse bien las manos

Además de esta información, trasladamos por un lado los mensajes que nos llegaron por un lado del doctor y escalador Santiago Muñoz, especialista en Microbiología, quien en esta entrevista ya nos dejó claro que la mejor opción para evitar el contagio al compartir material de escalada es el lavado frecuente de las manos, bien con una solución hidroalcohólica o bien con agua y jabón, tanto antes como después de escalar una vía o un bloque.

Durante la escalada, evitar tocarnos la cara y el reflejo de morder la cuerda al ir a chapar. Es igualmente recomendable el uso de magnesio líquido para escalar por su componente de alcohol, que ayuda a neutralizar el virus.

Del mismo modo, Fernando Simón en la entrevista que nos concedió ayer, explica que la permanencia del virus en ambientes ventilados y que les haya dado el sol es muy limitada, por lo que no debería ser un motivo de preocupación extrema, siempre que guardemos las debidas precauciones y recomendaciones sanitarias, tanto durante la escalada como en el resto de actividades del día a día.


 
Lecturas relacionadas
Desnivel 406 Abril/Mayo 2020

Desnivel nº 406

En este número de abril/mayo es un Especial Mujeres 150 años de alpini…

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín Desnivel al día!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un e-mail con las historias y artículos más interesantes de montaña, escalada y cultura montañera.