Sayonara al formato combinado olímpico

El efímero sistema de competición de Tokyo 2020 no se volverá a utilizar en París 2024. Repasamos en este artículo las pocas luces y muchas sombras que lo han caracterizado.

Autor: | 3 comentarios | Compartir:
Akiyo Noguchi, bronce en Tokyo 2020.
Akiyo Noguchi, bronce en Tokyo 2020.   Leo Zhukov

El sistema de competición que ha regido la escalada deportiva en su debut olímpico en Tokyo 2020 ha pasado ya a la historia. No tanto en el sentido de lo histórico que haya podido ser, sino por el hecho de que ya no se volverá a utilizar, y probablemente la mayoría de escaladores no lo echarán de menos.

El formato combinado olímpico se ideó para que las tres disciplinas de la escalada deportiva de competición tuvieran su espacio en los Juegos Olímpicos de Tokyo, que solamente reservaron un set de medallas para este deporte debutante. En París 2024, volverá a estar la escalada, pero allí contará con dos sets de medallas: uno para la escalada de velocidad y el otro para la combinada de búlder y dificultad.

Así pues, ‘sayonara’ al formato combinado olímpico que consistía en multiplicar cada uno de los puestos obtenidos en las tres disciplinas para lograr una puntuación con la que ordenar la clasificación.

A favor

No hay duda de que este formato ha cumplido su cometido de integrar las tres disciplinas de la escalada en una misma competición. Además, nadie puede negar que haya sido emocionante hasta el final, con giros de guión inesperados. Lo sabe bien Adam Ondra que, según hasta dónde llegase Jakob Schubert –el último en participar en dificultad– podía llevarse la medalla de oro o ser sexto, como finalmente fue.

En contra

Sin embargo, el desconcierto fue general y, hacia el final de la competición, pocos eran quienes tenían claro cómo andaba la cosa y cómo podía cambiar según el resultado que se diese. La mayoría de espectadores se tenían que limitar a esperar lo que dictaminase la pantalla, como una especie de gurú caprichoso o lotería de azar. La calculadora era obligatoria y tener los ojos puestos en varios competidores a la vez, también.

El efecto Jakob Schubert

Hay varios ejemplos ilustrativos de ello. Los comentaristas de Televisión Española anunciaron la medalla de oro de Alberto Ginés antes de que Jakob Schubert comenzara a escalar. La clasificación, en ese momento, mostraba a Alberto primero con 21 puntos y Jakob Schubert con 35 puntos. La intuición dicta que si el austriaco es el único que queda por escalar, no va a poder adelantarle ni quedando primero… Posteriormente, reconocieron su error.

El problema es que, a medida que asciende y supera a otros escaladores, Jakob Schubert provoca que el multiplicador de cada uno de ellos cambie: cuando el austriaco superó la altura de Alberto Ginés, el español pasó de tercero a cuarto y de 21 puntos a 28 puntos (1x7x4), mientras que Adam Ondra –era primero en dificultad en aquel momento– tenía 24 puntos (4x6x1). Hasta que Jakob Schubert no superó a Adam Ondra, el checo fue medalla de oro provisional… para el instante siguiente quedar en sexta posición con 48 puntos (4x6x2).

La incredulidad de Alberto Ginés

Otro momento sintomático de las deficiencias del sistema de competición se dio al finalizar la competición masculina. Miles de hogares en España vibraban y se emocionaban por la victoria y medalla de oro de Alberto Ginés. El escalador extremeño, mientras tanto, permanecía impasible en la pantalla de televisión. Pero, ¿qué le pasa? ¿No está contento? ¿No tiene sentimientos?

El propio Alberto Ginés reconoció posteriormente que no tenía claro que el resultado que aparecía en las pantallas fuera todavía definitivo o si faltaba algún cálculo más por añadir a la ecuación. Por si acaso, él no quería hacer el ridículo celebrándolo antes de tiempo. Jakob Schubert, exultante con su tercer puesto, tuvo que zarandear al español para que este esbozara una sonrisa un poco más amplia.

La precipitación de Akiyo Noguchi

El mismo caso pero a la inversa ocurrió en la final femenina. Cuando la última deportista, Chaehyun Seo, empezó a escalar, la clasificación mostraba a Janja Garnbret primera con 5 puntos (5x1x1), Miho Nonaka segunda con 36 puntos (3x3x4) y Akiyo Noguchi tercera con 48 puntos (4x4x3). La coreana ya tenía 56 puntos, así que no podía lograr menos de esos 48. El podio parecía cerrado.

Sin embargo, de nuevo había que contar con el cambio en el multiplicador de los resultados ya dados por definitivos. Cuando Chaehyun Seo superó la presa en la que se había caído Akiyo Noguchi, la japonesa pasó de 48 a 64 puntos. Si hubiera conseguido ascender más que Janja Garnbret, la coreana se hubiera colgado el bronce mientras Akiyo Noguchi todavía lo celebraba a sus pies…


 
Lecturas relacionadas
Desnivel nº 416 Especial Material de montaña. Guía de material 2021/22

Desnivel nº 416

Número especial sobre material de montaña, con test a 27 productos. Má…

3 comentarios

  1. Aupa Oscar, la historia es que solo les dejaron un medallero para las tres disciplinas, no era plan de dejar ni una fuera, pero los costos de los medalleros son altos, y siendo la primera vez pues han aunado todas para no dejar a nadie fuera, es como si te dicen ken atletismo u otras disciplinas tienes un solo oro, una plata y un bronce la primera vez k se estrena, dejarias afuera a los de 100 mts, a los d vallas, a los de 1000 o juntarias a todos para poder estar todos y fomentar ese deporte por primera vez? , esta claro k el formato no es el adecuado para escaladores, pero en mi opinion y para ser la primera vez ha hecho la funcion de espectaculo, a la gente no escaladora les ha gustado, fin cumplido 😉 asi k en paris se separa bloke+dificultad y aparte velocidad, esperemos k en un tiempo haya las tres disciplinas…. Yotra cuestion, quien deberia ser para ti el mejor en las tres disciplinas concretas?? Xq en roca ya lo sabemos, habia tres muy superiores, pero esto es resina….. Asi k…. En resina seguro k tomoa narasaki, en roca adam y alex o jacob, pero en teson, esfuerzo, cabeza creo k alberto se lo merece, un saludo!!!

  2. Muy decepcionante el sistema de puntuación, que al menos en varones, terminó dando el oro a quien de lejos no fue el mejor. Creo que lo mas apropiado sería que los tres estilos, lead, bloque y velocidad, vayan por separado como se da en otras disciplinas deportivas sin ir lejos en natación.

  3. Este sistema de puntuación, que debe ser frecuente en las pruebas deportivas combinadas, ha resultado ser nefasto en escalada, por no decir injusto y frustrante. En el caso de Alberto Ginés, no cabe duda alguna de que no lo hizo bien en bloque (por no decir que lo hizo muy mal) y que en dificultad, aunque mejoró y mantuvo el tipo, tampoco hizo un resultado de campeón olímpico. Sin duda el comodín de quedar primero (con mucha fortuna) en velocidad y los fallos de los demás, le dieron un oro inesperado. No quiero decir injusto, porque las mismas oportunidades tuvieron los demás, pero está claro que no era el mejor, ¿fue el más afortunado?, pienso que sí.
    En el caso de la competición femenina, sin embargo, Janja fue indiscutiblemente la mejor, y punto, a años luz del resto. Pero lo de que Aleksandra Miroslaw quedara por encima de Brooke Raboutou o Jessica Pilz…¡¡¡¡venga ya!!!!, no hizo nada, absolutamente nada ni en bloque ni en dificultad. Es inaudito que estas dos escaladoras quedaran por debajo de esta chica.
    Pues eso, que me alegro que separen pruebas que no tienen nada que ver y que solo generan una frustración innecesaria en gente como Megos, que se fue sin pena ni gloria. A la mierda la velocidad.

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín Desnivel al día!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un e-mail con las historias y artículos más interesantes de montaña, escalada y cultura montañera.



 

Novedades editorial

Últimas noticias