DEDICADA A SU COMPAÑERO FALLECIDO

Zdeněk Hák y Radek Groh abren ruta en la cara oeste del Cholatse (6.440 m)

Los dos alpinistas checos se superpusieron al fallecimiento de su compañero de expedición Jan Ros semanas atrás con la apertura de ‘Just Ona Solution’ ED (1.200 m, WI4+, M5) en dos días de estilo alpino.

Línea de 'Just Ona Solution' en la cara oeste del Cholatse (Foto: Z.Hak/R.Groh).
Línea de ‘Just Ona Solution’ en la cara oeste del Cholatse (Foto: Z.Hak/R.Groh).
| No hay comentarios |

Zdeněk Hák y Radoslav Groh han vivido lo mejor y lo peor de una expedición al Himalaya en apenas un mes en las montañas. Los dos escaladores checos viajaron a Nepal junto con su compatriota Honza ‘Jan’ Ros a mediados de octubre. Llevaron a cabo la aclimatación en el Lobuche y se trasladaron al Cholatse, donde tenían fijado su objetivo principal. Sin embargo, el 25 de octubre, en el segundo día de ascensión por la ruta normal de esta montaña, en la arista suroeste, sufrió una caída que le provocó la muerte.

Los dos supervivientes decidieron que la mejor manera de homenajear a su amigo era proseguir con el plan e intentar completar la ruta en la que habían soñado juntos. De este modo, Zdeněk Hák y Radoslav Groh volvían el 1 de noviembre a los pies de la cara oeste del Cholatse (6.440 m), sin la compañía de sherpas.

Acamparon unos 200 metros por encima del campo base, con la idea de reducir al máximo las jornadas en la peligrosa pared. Su plan consistía en dividir la ascensión en dos días. Las máximas dificultades de la ruta se concentran al principio. Así pues, el primer día apenas escalaron los tres primeros largos de escalada en hielo y mixto (WI4+/M5) a primera hora de la mañana y siguieron por terreno más asequible durante otros cuatro largos hasta la cima de un inesperado serac, sorprendentemente situado en la base de la pared.

Allí encontraron una cueva de hielo que les ofreció seguridad para refugiarse de las rocas que caían durante todo el día. No retomaron la marcha hasta las dos de la madrugada, cuando el frío de la noche daba una tregua en lo que a desprendimientos se refiere. La idea era alcanzar la cima del tirón.

En un esfuerzo de 14 horas, casi exclusivamente escalando sobre hielo, lograron coronar los 6.440 metros de este pico de la zona del Khumbu. Durante todo ese tiempo, mientras superaban secciones con una inclinación constante de entre 60º y 90º, no hallaron ni una sola ubicación segura donde montar un vivac. Una vez alcanzada la arista, se plantaron en la cima en treinta minutos.

Ya de noche de nuevo, los dos alpinistas checos decidieron llevar a cabo el descenso por la arista suroeste, siguiendo la ruta normal. Descansaron a la altura del C1 (5.600 m) y al día siguiente completaron la bajada hasta la zona donde estuvieron buscando –y encontraron– la cámara de su amigo fallecido. Tras un breve recuerdo reemprendieron el camino de regreso a Katmandú y a casa.

Este es el segundo otoño que Zdeněk Hák y Radoslav Groh comparten en Nepal. El año pasado, en una expedición en la que también tomaron parte Jaroslav Bánský y Petr Kejklíček, realizaron la primera ascensión del Chumbu (6.859 m), también en la zona del Khumbu.

Zdeněk Hák y Radek Groh en la cima del Cholatse (Foto: Z.Hak/R.Groh).
Zdeněk Hák y Radek Groh en la cima del Cholatse (Foto: Z.Hak/R.Groh).

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín Desnivel al día!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un e-mail con las historias y artículos más interesantes de montaña, escalada y cultura montañera.