EXPLORANDO

Tormenta en el Broad Peak

Simone Moro llegó hasta los 6.000 metros y tuvo que retirarse. El invierno en el Karakorum se mostró inclemente con el italiano, azotando a su equipo con vientos huracanados no previstos. La expedición está a salvo en el Base, esperando otra oportunidad.

| No hay comentarios |
El equipo de Simone regresando al Campo Base y sufriendo la constante caida de nieve de los últimos días.- Foto: Cortesía de Simone MoroEl equipo de Simone regresando al Campo Base y sufriendo la constante caida de nieve de los últimos días.- Foto: Cortesía de Simone Moro

Ayer publicábamos la noticia de que Simone Moro iba a lanzarse al que podía ser su último intento a la cima invernal del Broad Peak. No será así, pues una tormenta feroz y repentina se levantó ayer en la montaña, obligando a Simone y su equipo a regresar al Campo Base. «Pero volveremos a intentarlo. La expedición no ha terminado todavía, seguimos muy motivados y en un buen estado de forma», comentaba el italiano.

Duro invierno en el Karakorum, claro, aunque es una época en la que Simone ya tiene sobrada experiencia. «El segundo mes de expedición está cerca de terminar, aunque seguimos con la energía y la esperanza intactas». La gesta que el equipo del Broad pretende se está resistiendo a base de vientos huracanados. «Ayer escalábamos hasta los 6.000 metros y no nos esperábamos mal tiempo».

La supuesta ventana que se abría ayer hasta el miércoles se cerraba, por lo que Simone llamaba a su hombre base, Karl, para que les explicase lo que ocurría. La respuesta fue tan clara como severa: «Chicos, el viento está llegando, es muy fuerte y puede superar los 120 kilómetros por hora». No había muchas opciones, así que el italiano no tardó en hacer llegar su conclusión: «Ok, Karl, te creemos, pararemos y regresaremos lo antes posible».

Hoy, la predicción exacta de Karl se cumplía. Un huracán barría las faldas de la montaña por encima de los 6.500 metros. «Estamos a salvo, gracias a Dios, y a Karl». Aunque en el Campo Base no les azota el viento, el frío es extremo, a pesar de ello, la expedición prepara un intento para los próximos días. «Todavía tenemos tiempo y fuerzas y aprovecharemos los 13 días, más o menos, que nos permitirán los permisos, la comida y el queroseno para estar en la montaña».

«Permanecer en el Karakorum en invierno es realmente, verdaderamente, una aventura, una exploración extrema».

 

Lecturas relacionadas

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín Desnivel al día!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un e-mail con las historias y artículos más interesantes de montaña, escalada y cultura montañera.