EXPLORANDO

Simone Moro y Denis Urubko y la expedición rusa del K2 ya están en Pakistán

Moro y Urubko llegaron ayer a Pakistán para iniciar su expedición al Nanga Parbat. El equipo ruso del K2 ha completado ya la primera parte de la aclimatación en las cercanías de Skardú. Los polacos del Gasherbrum I viajarán antes de fin de año.

| 1 comentario |

La acción de la apasionante temporada invernal en los ochomiles de Pakistán ha empezado con el viaje a Pakistán de las dos primeras expediciones de un total de cinco que intentarán hollar por primera vez en invierno el Gasherbrum I, el Nanga Parbat y el K2, después de que el pasado invierno abrieran la veda en el país Simone Moro, Denis Urubko y Cory Richards con el Gasherbrum II.

Los más madrugadores han sido los rusos del K2, que llegaron a Islamabad el 10 de diciembre. Después de las obligadas gestiones en la capital pakistaní, volaron el día 17 de diciembre hasta Skardú, donde se dividieron en dos grupos de ocho. Mientras los primeros ocho realizaban un primer trekking de aclimatación hasta los 6.300-6.400 metros, el resto de expedicionarios se dedicaban a organizar el material para el campo base. Después de tres días, al regreso de los primeros, intercambiaron papeles.

El lunes 26 de diciembre, con el material listo y la primera parte de la aclimatación completada para todos, la expedición estaba lista para ser transportada en helicóptero al campo base del K2. Los planes de ascensión pasan por inaugurar una nueva ruta. Su idea es empezar a ascender por la Cesen hasta los 7.560 m, donde daría comienzo su nueva línea, aunque no está claro todavía si van a pasar por el Cuello de Botella (8.300 m) o van a tomar otro camino. Llevan, eso sí, 2.000 metros de cuerdas.

Moro y Urubko aterrizan en Pakistán

Mientras los rusos aguardaban en Skardú la llegada del helicóptero que les tenía que llevar hasta el campo base del K2, aterrizaba en el aeropuerto de Islamabad el vuelo que traía a Simone Moro y Denis Urubko, en la madrugada de ayer 27 de diciembre. Durante el día, llevaron a cabo el preceptivo briefing en el Pakistan Alpine Club y hoy están terminando de preparar el material de su reducida expedición para volar mañana con destino a Skardú.

Un viaje este de Islamabad a Skardú que el propio Simone Moro ha comentado que “esperamos con ansia, ya que la ruta nos permitirá ver el Nanga Parbat, nuestra meta…”. Además, el alpinista italiano comenta que sus informadores le han dicho que “el tiempo en la zona de los ochomiles es bueno, pero el viento es fuerte”.

Moro y Urubko tienen previsto ascender la vertiente Diamir del Nanga Parbat a través de la ruta normal, la Kinshofer. La principal dificultad técnica y física de la empresa radica en el gran desnivel a superar (4.000 metros), habida cuenta de que se trata de uno de los grandes muros del mundo.

Los polacos, en Pakistán antes de fin de año

Por otro lado, la expedición polaca al Gasherbrum I comandada por Artur Hajzer llegará a Islamabad antes de finalizar el año. El veterano himalayista estará acompañado por Agnieszka Bielecka, Janusz Golab y Adam Bielecki. Su intención es alcanzar por primera vez en invierno la cumbre del G1, a través de la vía normal, siguiendo el Corredor de los Japoneses y la cara norte del cono somital.

 

Lecturas relacionadas

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín Desnivel al día!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un e-mail con las historias y artículos más interesantes de montaña, escalada y cultura montañera.