Silvan Schüpbach y Symon Welfringer, nueva ruta en el Tengi Ragi Tau

El suizo y el francés trazan ‘Trinité’ (1.400 m, WI6, AI5) en la cara oeste de esta montaña del Rolwaling (Nepal), culminando en la cima de su cumbre norte (6.820 m).

Autor: | No hay comentarios | Compartir:
Silvan Schüpbach y Symon Welfringer en la cima norte del Tengi Ragi Tau tras abrir 'Trinité'
Silvan Schüpbach y Symon Welfringer en la cima norte del Tengi Ragi Tau tras abrir ‘Trinité’   Silvan Schüpbach

El Tengi Ragi Tau ha sido un monte especialmente popular este otoño. Este pico del Rolwaling (Nepal) ha atraído al menos a tres expediciones internacionales, que han concluido sus respectivos viajes con sendas rutas remarcables. La última en conocerse ha sido la de Silvan Schüpbach y Symon Welfringer, que han bautizado como Trinité y que asciende a la cumbre norte de la montaña por su cara oeste, tras superar un desnivel de unos 1.400 m y dificultades máximas de WI6 y AI5.

Las dos anteriores se adelantaron en unos días al grupo franco-suizo. El 16 de octubre, los estadounidenses Alan Rousseau y Tino Villanueva conseguían la ansiada apertura de la virgen cara oeste hasta la cima principal del Tengi Ragi Tau (6.938 m). Paralelamente, el 17 de octubre, Marc Toralles, Roger Cararach y Alberto Fernández Santiago realizaban la primera repetición del pilar sur del Tengi Ragi Tau Este (6.660 m). Por su parte, Silvan Schüpbach y Symon Welfringer coronaron la cumbre norte (6.820 m) el 28 de octubre, tras un esfuerzo de tres jornadas.

Se da la curiosa circunstancia de que las tres expediciones coincidieron en el valle con exactamente el mismo objetivo (la virgen cara oeste) y acordaron que Alan Rousseau y Tino Villanueva tendrían prioridad, ya que el suyo era el tercer intento a esa pared.

Como sea que Silvan Schüpbach, Symon Welfringer y Charles Noirot (este último se puso enfermo y no pudo participar en la escalada) comenzaron su actividad cuando ya los estadounidenses habían firmado aquella ansiada primera ascensión. Así las cosas, para no repetir el mismo itinerario, optaron por un evidente corredor situado algo más a la izquierda.

Los cuatro días de Trinité

Las nevadas y el viento fuerte que llegó tras la fase de aclimatación obligó a los alpinistas a dejar el intento al Tengi Ragi Tau para última hora. La expedición debía terminar el 30 de cotubre y no pudieron poner un pie en la ruta hasta el día 26. Aquel día se enfrentaron a un par de largos de hielo, seguidos de un terreno de dificultad e inclinación moderada de hasta 60º para llegar a una pequeña repisa a 6.100 m donde montaron su primer vivac.

Las dificultades técnicas crecieron a partir de ese punto, con un aumento de la inclinación de la pared. Pese a ello, la majoría en el tiempo les permitió progresar hasta los 6.450 m, donde por fin pudieron montar su segundo vivac.

El tramo clave de la ruta se sitúa por encima de ese punto, con hielo vertical y terreno mixto. Los dos escaladores dejaron su material de vivac atrás y se fueron a por la cima en la tercera jornada.Tras llegar a la cumbre norte (6.820 m, según sus mediciones), decidieron no continuar hasta la cima principal, de la que calcularon que los separaban unas dos horas. Con los frontales puestos, regresaron al vivac.

Al día siguiente, 29 de octubre, completaron el descenso hasta el campo base.


 
Lecturas relacionadas
Revista Desnivel 399. Octubre 2019

Desnivel nº 399

En este número: CORDILLERA BLANCA Nueva ruta al Huandoy Norte Roca de …

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín Desnivel al día!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un e-mail con las historias y artículos más interesantes de montaña, escalada y cultura montañera.