HIMALAYISMO DE EXPLORACIÓN

Siete sietemiles y un ochomil vírgenes el Nepal

El territorio nepalí cuenta todavía con un potencial enorme para el himalayismo de exploración, con un sinfín de montañas vírgenes. A continuación, una selección de los siete sietemiles sin cima del país.

La zona del Kangchenjunga acumula varias cumbres vírgenes (Foto: Carsten.nebel/Wikimedia Commons).
La zona del Kangchenjunga acumula varias cumbres vírgenes (Foto: Carsten.nebel/Wikimedia Commons).
| No hay comentarios |

La temporada de expediciones de primavera está funcionando a pleno rendimiento en el Himalaya de Nepal. Una vez más, sin embargo, la gran mayoría de expedicionarios se concentran en pocas montañas y en pocas rutas: las normales de los ochomiles y otros pocos picos fáciles que cada año se ascienden de forma masiva. Así que la pregunta que surge es: ¿no hay ya espacio para el himalayismo de exploración en Nepal?

Los datos indican lo contrario. Según los registros de The Himalayan Database, oficialmente hay más de cien seismiles vírgenes por todo Nepal. Y otras diez montañas sin ascensiones confirmadas que superan los 7.000 metros. Entre ellas, es cierto que hay alguna que todavía está cerrada a las expediciones, como el Junction Peak (7.133 m) en la zona del Dhaulagiri. También las hay con dudas sobre si en realidad ya han sido coronadas, como el Chamar (7.161 m), el Gangapurna Oeste (7.140 m), el Kangchenjunga Norte (7.938 m) o el Nepal Gap Peak (7.007 m).

También es verdad que algunas de estas montañas están rodeadas de una confusa nebulosa de nomenclatura, diferencias de altitud y difícil localización que las hacen difíciles de identificar. Pero los alpinistas que deseen una aventura a más de 7.000 metros, todavía tienen la oportunidad en varios lugares del Himalaya nepalí. Presentamos a continuación una selección de seis picos sin ascensiones y abiertos a las expediciones:

Api Himal

Api Oeste (7.076 m)

La cima principal del Api (7.132 m) ha sido ascendida en varias ocasiones desde la primera japonesa de 1960. Sin embargo, este macizo reserva dos objetivos muy interesantes que nadie ha resuelto todavía. El más llamativo es la ascensión a través de la cara sur de esta montaña, un murallón que se eleva más de 3.000 metros sobre el nivel del valle. Por otro lado, nadie ha coronado su cima occidental, el Api Oeste (7.076 m) por ninguna ruta.

Cara sur del Api, en Nepal (Foto: Danielvandermaas/Wikimedia Commons).
Cara sur del Api, en Nepal (Foto: Danielvandermaas/Wikimedia Commons).

Kangchenjunga Himal

Khumbakarna Este (7.460 m)

Quizás más conocido por el nombre de Jannu Este, se trata de uno de los objetivos alpinísticos más deseados del Himalaya de Nepal. The Himalayan Database contabiliza hasta una docena de intentos infructuosos a esta cumbre, protagonizados por expediciones principalmente eslovenas, pero también italianas, rusas, estadounidenses e incluso españolas. De hecho, es un sueño de hace tiempo de Mikel Zabalza, quien no llegó a ir con Alberto Iñurrategui y Juan Vallejo y que en 2022 lo intentó con Mikel Inoriza, Iker Madoz y Ekaitz Maiz. Las condiciones meteorológicas no les permitieron realizar un ataque serio.

El Kumbakharna Este es también un sueño para los estadounidenses Mike Gardner y Sam Hennessey, quienes lo han intentado ya tres veces: en 2019, en 2021 y en 2023. Antes que ellos, también habían estado en la montaña himalayistas de la talla de Sergey Nilov y Dmitry Golovchenko (2019) o Tomaz Humar (2004). Nadie ha conseguido alcanzar su cima, pero sí hubo quien pagó un caro peaje, pues aquí fallecieron los eslovenos Damjan Vidmar (1992), Bojan Pockar y Ziga Petric (1996).

Jannu o Kumbakharna (Foto: Mikel Zabalza).
Jannu o Kumbakharna (Foto: Mikel Zabalza).

Kangbachen Este (7.780 m)

Identificado como el plateau al sureste del Kangbachen (7.902 m), esta cima fue abierta a las expediciones en 2014, pero no consta que haya sido intentada por ninguna. La cima principal del Kangbachen solamente fue ascendida en 1974, aunque otros varios equipos la han intentado, como la tentativa de Nives Meroi y Romano Benet por la cara sur en 2019. Precisamente ellos dos, junto como Peter Hámor estarán cerca de esta cumbre esta misma primavera, pues su objetivo es el vecino Yalung (7.590 m).

Kangbachen y Yalung, en el macizo del Kangchenjunga (Foto: Peter Hámor).
Kangbachen y Yalung, en el macizo del Kangchenjunga (Foto: Peter Hámor).

Yalung Kang Oeste (8.077 m)

Esta es la única cima de más de 8.000 metros que The Himalayan Database contabiliza como virgen. Fue abierta a las expediciones en 2014 pero no constan intentos específicos. Se trata de la cumbre Oeste del Yalung Kang (8.505 m), conocido también como Kangchenjunga Oeste y situado en su misma arista. Una docena de expediciones han coronado el Yalung Kang a lo largo de la historia, pero ninguna de ellas ha hecho la tentativa de subirse a la cima Oeste, que queda alejada de las rutas seguidas normalmente (sureste o norte).

Khumbu Himal

Nangpai Gosum II (7.287 m)

Conocido también como Chamar, este pico abierto a las expediciones en 2002 se encuentra situado sobre la frontera tibetana al suroeste del Cho Oyu. A su alrededor, existe una importante confusión, pues, según indica The Himalayan Database, “el Ministerio de Turismo de Nepal incluyó en sus listados de 2017 un pico de 7.307 m como Nangpai Gosum II y un pico de 7.350 m como Nangpai Gosum I. Ese listado es inconsistente con otras designaciones documentadas del macizo de Nangpai Gosum”.

En cualquier caso, no existen expediciones registradas al Nangpai Gosum II, mientras que el Nangpai Gosum I (7.321 m) fue ascendido por primera vez en otoño de 2017, a cargo de Jost Kobusch en solitario.

Macizo del Cho Oyu, con los Nangpai Gosum I y II a la izquierda (Foto: Lindsey Nicholson/Wikimedia Commons).
Macizo del Cho Oyu, con los Nangpai Gosum I y II a la izquierda (Foto: Lindsey Nicholson/Wikimedia Commons).

Ngojumba Kang III (7.681 m)

Conocido también como Hillary Peak, este pico se encuentra situado sobre la frontera tibetana al noreste del Cho Oyu. Desde que fue abierto a las expediciones en 2014, ha recibido un par de intentos, a cargo del sueco Johan Nilson en 2015 (no llegó a escalar en él) y de los canadienses Gabriel Filippi y Elia Saikaly en 2016, quienes no fueron capaces de hallar una ruta viable en la cara sur más allá de los 5.900 metros.

Los otros dos picos del macizo, el Ngojumba I (7.916 m) y el Ngojumba II (7.681 m), han sido ascendidos en varias ocasiones desde los años ochenta y los años sesenta, respectivamente.

Shartse (7.591 m)

También referenciado como Peak 38 o Shanti Shikhar, esta cumbre se encuentra situada sobre la frontera tibetana al este del Lhotse Shar. De nuevo, este pico presenta cierta confusión alrededor de su nomenclatura. Se trata de una montaña bicéfala, con una cima oeste más elevada (7.591 m) y una cima este de menor altitud (7.457 m). Antiguamente eran conocidas, respectivamente como Peak 38 y Junction Peak. En 1974 el austriaco Kurt Diemberger y el alemán Hermann Warth pensaban haber ascendido la cumbre más alta, y por eso en 1983 se las bautizó a la inversa como Shartse II y Shartse I. En 1991, se demostraron las altitudes reales y los nombres sencillamente se invirtieron. Así pues, el Shartse sigue virgen, a pesar de que desde entonces sendas expediciones rusa (1997), checa (2003) y coreana (2015) intentaron la primera ascensión.

Lecturas relacionadas
Comentarios

Deja una respuesta

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín Desnivel al día!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un e-mail con las historias y artículos más interesantes de montaña, escalada y cultura montañera.