Se cumplen 63 años de la primera al Manaslu, el ochomil japonés

La octava montaña más alta del mundo, con 8.163 m de altura, fue ascendida por primera vez el 9 de mayo de 1956 por el japonés Toshio Imanishi y el sherpa Gyalzen Norbu.

Autor: | No hay comentarios | Compartir:
Toshio Imanishi hizo el primer ascenso del Manaslu el 9 de mayo de 1956 junto a Gyalzen Norbu. Murió en 1995, 81. Años de edad
Toshio Imanishi hizo el primer ascenso del Manaslu el 9 de mayo de 1956 junto a Gyalzen Norbu. Murió en 1995, 81. Años de edad   mountainsoftravelphotos.com

Hoy se cumplen 63 años de la primera ascensión del Manaslu (8.163 m). La octava montaña más alta del mundo, cuyo nombre procede del sánscrito y significa “montaña del espíritu”, es también conocida como Kutang. Situado en el distrito de Gorkha, a unos 60 km al este del Annapurna, se trata de un pico sagrado para los habitantes nepalíes. Los japoneses han protagonizado algunos de los capítulos más importantes de su historia alpinística, y a menudo se refieren a él como el ochomil japonés.

Y es que descontando un primer reconocimiento que realizó en 1950 el británico H.W. Tilman aprovechando una expedición al macizo del Annapurna (ni tan siquiera llegaron a escalar), las siete expediciones siguientes llegaron desde Japón. En 1952, Kinji Imanishi y sus hombres reconocieron la cara oeste, el collado norte y la arista este, sin pasar del CB (3.850 m).

En 1953, Yukio Mita lideró una segunda expedición que consiguió ascender hasta los 7.750 m a través de la ruta del Collado Norte y que abandonó debido a la distancia que todavía los separaba de la cumbre. En 1954, la expedición de Yaichi Hotta no pudo ni tan siquiera escalar, pues se topó con la hostilidad de los vecinos de la zona, que acusaban a las expediciones anteriores de haber enojado a los dioses y haber sido los responsables de la avalancha que destruyó un popular monasterio local.

En 1955, Katsuro Ohara volvió para reconocer la zona del Collado Norte, aunque sin realmente intentar la ascensión. Una considerable donación económica japonesa, destinada a reconstruir el monasterio, apaciguó un poco los ánimos con la población local, aunque no cerró del todo las heridas.

Cara noreste, la ruta normal

Después de aquellos cuatro precedentes, llegó la expedición de 1956 liderada por Yuko Maki –integrante junto a Fritz Steuri, Samuel Brawand y Fritz Amatter de la cordada que realizó la primera de la arista Mittellegi del Eiger en 1921– y que finalmente conseguiría el deseado objetivo. El equipo, formado por 12 japoneses y 21 sherpas (liderados por Gyalzen Norbu como sirdar), partió de Katmandú el 11 de marzo y se instaló en el campo base (3.850 m) del Manaslu el 29 de marzo. Se puso manos a la obra inmediatamente, a través de la cara noreste de la montaña, que terminaría convirtiéndose en la ruta normal.

El avance fue lento pero sostenido a lo largo del siguiente mes y medio de trabajo en la montaña. El C1 fue instalado a 5.250 m el 7 de abril y el C2 se montó en el collado Naike (5.600 m) el 13 de abril y funcionó a partir de entonces como CBA.

Por encima de ese campamento, los japoneses tuvieron que enfrentarse a un terreno glaciar muy roto (cascada de hielo) antes de realizar una nueva incursión seria en la montaña e instalar el C3 (6.200 m) y el C4 (6.550 m), el 23 y el 25 de abril, respectivamente.

La parte alta de la montaña estaba ya a su alcance y durante los primeros días de mayo consiguieron instalar el C5 a 7.200 metros. Todo el trabajo estaba hecho y se prepararon para el intento a cumbre.

El 8 de mayo, un numeroso grupo formado por los japoneses Toshio Imanishi y Junjiro Muraki y seis sherpas (Ang Dawa, Chowang, Gunden, Gyalzen Norbu, Nima Tenzing y Tashi) se plantaban a unos 7.800 metros. Al día siguiente, 9 de mayo, Toshio Imanishi y Gyalzen Norbu Sherpa continuaron ascendiendo y alcanzaron la cumbre principal hacia las 12:30 horas del mediodía.

Dos días más tarde, repetían cumbre Minoru Higeta y Kiichiro Kato, completando una expedición prácticamente redonda.

Primera sin oxígeno, para Messner

La historia del Manaslu siguió después de un paréntesis de 15 años, una vez los ánimos de la población local en contra de los alpinistas se enfriaron. Los japoneses regresaron en 1970 y en 1971, cuando Kazuharu Kohara y Motoyoshi Tanaka abrieron la segunda ruta en la montaña a través de la cara noroeste y la arista oeste.

En la primavera de 1972 llegó la primera ascensión sin oxígeno por la virgen cara sur. Fue protagonizada por Reinhold Messner, integrado en una expedición austriaca que acabó en tragedia al fallecer Andi Schlick y Franz Jaeger el mismo día de cumbre.


 
Lecturas relacionadas
Portada de la revista Desnivel nº 395. Mayo 2019

Desnivel nº 395

En este número: In Memoriam David Lama, Jess Roskelley y Hansjörg Auer…

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín Desnivel al día!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un e-mail con las historias y artículos más interesantes de montaña, escalada y cultura montañera.


 

 

 

Novedades editorial

Últimas noticias