EXPLORANDO

Retirada del Nanga

La expedición polaca, con Krzysztof Wielicki al mando, decide darse la vuelta tras 38 días de serias condiciones invernales, y pocas esperanzas de cima, sin arriesgar demasiado.

| No hay comentarios |

Ha preferido mantener una coherente tradición del himalayismo polaco, antes que lanzarse a por la cima. Y es que, en el pasado, sus expediciones a ochomiles en invierno pudieron volver con o sin la cima, pero siempre con el equipo entero. Seguir desafiando al Nanga Parbat actualmente ponía en peligro dicha regla, aseguran. Por ello, entre otras cosas, el equipo liderado por Krzysztof Wielicki, y completado por Jan Szulc, Jacek Berbeka, Artur Hajzer, Tommy Henrich, Jacek Jawien, Przemyslaw Lozinski y Robert Szymczak ha decidido recoger bártulos y emprender el regreso.

El Nanga no se ha dejado, sigue inexpugnable en invierno. El quinto intento polaco, los jefes del ochomilistmo invernal, tampoco ha sido el bueno. 38 días aguantando mucho frío y viento para escalar 3.300 metros, y fijar varios kilómetros de cuerda, superando por poco los 6.000 metros. Ahora toca revisar lo logrado, sacar conclusiones y aplicar lo aprendido en próximas expediciones, si las hay.

Se puede hacer

Por ejemplo, aseguran, que el Nanga es perfectamente escalable en invierno por la ruta Schell (Vertiente de Rupal), pero con un equipo humano más numeroso, porteadores más experimentados para escalar en dicho terreno, por ejemplo los de la región de Hunza, expediciones más largas, y estilo pesado: es preciso fijar mucha cuerda.

No es que ellos hayan escatimado precisamente en esto: hasta 4.000 m de cuerda fija, pero el costo físico (y psicológico) ha sido demasiado para el grupo de ocho escaladores. Con temperaturas de -30º grados, vientos de 70 a 100 km/h, y apenas cuatro horas de escalada al día, la progresión ha sido lenta y demasiado costosa. Fijar cuatro kilómetros de cable, y tres campamentos para llegar poco más allá de los 6.000 metros ha supuesto demasiado esfuerzo, especialmente sin la colaboración de la meteo.

Medio rotos

Tommy Heinrich camino del Campo 2 con mala meteo. - Foto: himountain.euTommy Heinrich camino del Campo 2 con mala meteo. – Foto: himountain.eu

Esta arruinó definitivamente hasta las últimas (y quizá desesperadas) intenciones de buscar la cima en estilo alpino, una estrategia que si no imposible, ponía en serio riesgo la salud y la vida de los miembros del grupo. Además, estaban todos medio rotos. Sin expceciones, a cada uno de tocó subir hasta cinco veces a «trabajar» durante para ir equipando la ruta en equipos de dos; demasiado. Y además, con el cielo realmente ingrato.

Ante arriesgarse a que alguno se quedara por el camino, o volver todos sin la cumbre, decidieron empaquetar el material, y pensar, si llega, en una próxima expedición. Una decisión, por cierto, que además deja solo en el Karakorum a Simone Moro, que mantiene su intento de llevarse la primera en invierno del Broad Peak, y de todo el Karakorum, si hablamos de ochomiles.

Fuente: himountain.eu

 

Lecturas relacionadas

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín Desnivel al día!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un e-mail con las historias y artículos más interesantes de montaña, escalada y cultura montañera.