¿Qué les sucedió realmente a los 9 muertos del Gurja?

La explicación inicial de una avalancha o un deslizamiento de tierra ha dado paso a una teoría más evolucionada que explicaría la peor tragedia en Nepal desde 2015 por culpa de una violenta onda expansiva generada tras la caída de un serac.

Autor: | 1 comentario | Compartir:
El monte Gurja (7.193 metros), Nepal.

El pasado viernes 12 de octubre, nueve personas perdieron la vida en el campo base del monte Gurja (7.193 m), situado en el macizo del Dhaulagiri. Se trataba de cinco alpinistas coreanos y cuatro nepalíes, todos miembros de la misma expedición, liderada por el experimentado Kim Chang-ho, el alpinista más rápido de la historia en completar los catorce ochomiles sin oxígeno.

Numerosos medios especializados dieron cobertura a la noticia sobre la peor tragedia montañera ocurrida en Nepal desde 2015, explicando lo sucedido a partir de las hipótesis de una violenta tormenta, una avalancha o un deslizamiento de tierra, aunque no hubo en ese momento un consenso en las informaciones que llegaban de Nepal. La confusión se fue instalando y han tenido que pasar unos días hasta que algunos expertos han ofrecido una explicación que se ajuste a los hechos… una explicación que puede sorprender a muchos, pues parece que las víctimas no fallecieron directamente por una avalancha o un deslizamiento de tierra, sino que fue la onda expansiva provocada por la caída de un enorme serac lo que arrasó su campamento.

En un completo artículo, The Outdoor Journal ha reunido las opiniones de testigos directos y expertos en rescate, nivología y avalanchas para esbozar la explicación más plausible.

Gran destrucción y causas confusas

Las primeras informaciones acerca del desastre fueron emitidas por los periódicos locales The Himalayan Times y Kathmandu Post. El primero de ellos hablaba de un “deslizamiento masivo de tierra”, mientras que el segundo lo achacaba a una “tormenta de nieve desencadenada por una gran avalancha”.

El helicóptero de rescate que sobrevoló el campo base y localizó los cuerpos de las víctimas pertencía a la compañía estadounidense dedicada a los rescates internacionales en montaña Global Rescue, que daba cobertura a cuatro alpinistas coreanos. Según el informe de ese vuelo, los restos mortales de las nueve personas estaban desperdigados en un radio de 400-500 metros, mezclados con partes del equipamiento del campo base. “Como si hubiera caído una bomba”, dijo el director general de la empresa, que se mostraba incapaz de saber qué había pasado: “Normalmente, no se registra este tipo de vientos extremos a esa altura y los campamentos base suelen elegirse porque son lugares seguros”.

Con los datos obtenidos a partir de la observación visual, los expertos tienen claro que no podía tratarse de un deslizamiento de tierra. En ese caso, se verían claros signos, como rocas, tierra o barro, mezclados con los restos del campo base. Además, el hecho de que fuera un entorno nevado hacen dudar mucho a los expertos, pues la tierra y las rocas suelen ser muy estables cuando están congeladas.

Tampoco le ven sentido a la hipótesis de la avalancha, pues ninguno de los cuerpos estaba enterrado por la nieve, y en realidad se veían muy pocos restos de la avenida de nieve.

Onda expansiva

Así las cosas, parace que la explicación más plausible sería la que en un primer momento algunos llamaron “tormenta de nieve”, pero que tendría un apelativo más exacto como “onda expansiva”. Y es que la explicación que dan los científicos es que el campo base no fue arrastrado por una avalancha, sino por una corriente de aire de extrema violencia generada por esa avalancha.

Según el testimonio de uno de los miembros del equipo de rescate, lo que podría haber ocurrido es que un serac se desprendió desde lo alto de una arista cercana y cayó sobre un couloir, donde se creó una turbulencia que desencadenó la onda expansiva, que se dirigió directamente contra el campo base.

Un suceso de esta clase no produciría un rastro tan evidente como el de una avalancha o un deslizamiento de tierra, aunque esa onda expansiva podría llegar a fuerzas huracanadas. De hecho, estudios científicos que se remontan a los años ’70, precisan que este tipo de ondas expansivas generan normalmente presiones de unos 500 kg/m2, unas cinco veces más de lo necesario para romper puertas y ventanas.

Además, una onda expansiva generada de esta forma no tiene porqué seguir exactamente la continuidad de la línea de la avalancha, sino que puede desplazarse por sus alrededores e incluso tomar en algún momento trayectorias ascendentes.

Algunos científicos han recordado también que la tragedia ocurrida en el campo base del Everest durante el terremoto de 2015 no fue estrictamente producida por una avalancha, sino por la onda expansiva de la misma.


 
Lecturas relacionadas
Portada de la revista Desnivel nº 387

Desnivel nº387

En este número: Janhukot, perseguida primera. La Arista Norte del Lato…

1 comentario

  1. Lo que se expone es verosimil. Conozco esta montaña, pues la ascendí en 1996. Lo relatado no sería posible en el Campamento Base de la ruta normal y hasta ahora creo que única. Dicha ruta, larga y compleja, discurre por la vertiente oeste. Pero sí es muy posible en la cara sur, un murallón de 3.000 m que creo, pues he buscado y encontrado en un periódico de Nepal el video del helicóptero de rescate, es bajo la que se encontraba el campo base afectado. Es una vertiente brutal creo que virgen y coronada por glaciares y aristas y quizás ese era el proyecto de los coreanos. Son suposiciones pero lo que es claro es que el campo base no es el normal y está situado en un lugar muy escarpado. Creo que esta sería la explicación.

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín Desnivel al día!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un e-mail con las historias y artículos más interesantes de montaña, escalada y cultura montañera.