EXPLORANDO

Oscar Cadiach y Lluís Ràfols relatan lo ocurrido en el Kangchenjunga

Todo es dolor y desolacion a nuestro alrededor. Los mensajes cruzados por radio nos devuelven a la realidad. Solo la vida y las montañas nos han producido este dolor. Pero es nuestra vida… Así termina el relato en el que Oscar Cadiach y Lluis Rafols relatan como se desarrolló su ascensión al Kangchenjunga y la desaparición de 5 de los 14 alpinistas que alcanzaron la cima.

Autor: | 5 comentarios | Compartir:
Alpinistas y sherpas en el campo base del Kangchenjunga antes del intento a la cima. A la izquierda imagen Oscar Cadiach y Lluis Rafols.  ((c) Oscar Cadiach/Lluis Rafols)
Alpinistas y sherpas en el campo base del Kangchenjunga antes del intento a la cima. A la izquierda imagen Oscar Cadiach y Lluis Rafols..

«No please, not my young brother. It is not possible. How will I comunicate it to my mom. No please, he was so young…»

Éstas fueron las tristes palabras entre sollozos que recibo de Mingma Sherpa al agruparme con el resto de la expedicion internacional al Kanchenjunga (8.586 m.) en el campo 4 (7.350 m.)

Mingma Sherpa, responsable de Seven Summits en esta expedición, y yo, lider de la expedicion internacional, tuvimos que armarnos de valor para no desmoronarnos a sollozos.

Despues de una maratoniana jornada de mas de 30 horas, nuestro campo 4 se habia fijado a una altura aproximada de 7.700 metros segun acordé con Oscar Cadiach y Lluís Ràfols. Mi plan se sumaba al acordado entre las dos principales agencias (Sevensummits y Thamserku). Los sherpas instalarían cuerda durante el ataque a la cumbre hasta lo mas alto posible. Se puede considerar la cumbre como lo mas alto posible pero no fue asi. El ataque se inicio a las 18 horas del día 19, anterior al 20, 21 y quizás 22, segun se confirmara el buen tiempo, lo cual daba un amplio margen de estrategía. Para mi, que era la cuarta ocasion, no pensaba desaprovechar la oportunidad. Mi plan fue perfecto. Asi se lo comenté a Lluis, mi compañero de cordada, y asi se lo transmitimos a Nuru, que iba a actuar como sherpa y con oxígeno artificial.

Puntos clave:


 
  • No importaban las horas, si se alcanzaba de día o de noche.
  • Situariamos el C4 mas alto de lo habitual, a menos de 1.000 metros de la cumbre
  • Seria una jornada maratoniana, con luna creciente (he entrenado, estoy preparado, con doble Ironman)
  • Mono de plumas para soportar las mas bajas temperaturas. Aunque ya se sabe, no son las bajas temperaturas, sino la altura y la falta de O2, unido a la deshidratacion, que transforma la mente
  • Calefacción, y no me refiero al O2 artificial, sino en prevision de la larga jornada, llevaremos un infiernillo de titanio hiperligero para asegurar la hidratacion. ¡Nos ibamos a tomar 2 tazas de café en la cumbre del Kangchenjunga!!!
  • Descanso e hidratacion en el C4. Dos botellas de liquido adheridas al cuerpo.Té y zumo caliente. Frutos secos y barritas y geles energeticos.
  • Mentalizacion a prueba de bomba. Ya nada nos iba a frenar

La salida del C4  (7.700 m.), a las 21h. Lluis el primero, luego yo y despues Nuru. Hay que superar la grieta-serac y a los pocos metros Lluis abandona la tentativa debido al frio intenso en los pies, que le inmoviliza los mismos. La caravana de luces sigue progresando y la noche se prevé larga. Hacia la mitad de la misma hay una bajada del ritmo de la marcha mas larga de lo previsto. Pensé que se debía a una zona de placas de nieve que provocó la caida de uno de los sherpas fijadores de cuerda de unos 200 metros. Por suerte no ocurrió nada. Las primeras luces nos acogen cerca de la roca triangular, a 8200 metros, donde realicé el vivac con Iñigo de Pineda en el año 2007, y en el inicio de la primera travesía a las torres de la cumbre. Tambien coincide con el fin de la cuerda fija.

Los sherpas han dado todo lo posible. Han cargado e instalado. Los instaladores descienden ya y los que van con clientes siguen. Carlos Soria y Muktu Sherpa, con oxigeno, se cruzan conmigo ya descendiendo, despues de realizar la travesia y alcanzar la primera torre (respeto su postura). Aproximadamente en la cueva donde encontraria a Namsoo, el coreano, y su sherpa, quien me entrega la camara de fotos que Lluis le habia pasado durante la noche.

El día avanza y la cumbre del Kangchenjunga aún está lejana. Nuru me pregunta si continuamos. A la primera torre se acude por campos de nieve por los que hay que andar con precaución. En el acceso a la torre de roca hay pasos de tercer grado con restos de cuerda que lo indican. Despues de la cueva cambiamos hacia la arista norte por terreno descompuesto. Algunos pasajes muy alpinos, de roca y nieve, te acercan a la cumbre. Alli se producen los primeros atascos, justo debajo de la misma. Descienden Mingma y demas sherpas. Loa Jing muy ágil, la primera. Los demás tienen problemas con las cuerdas y la nieve. Alli está la chimenea de quinto grado, justo debajo de la cumbre; me asomo para verlo.

El italiano Mario pasa primero. Peter, el hungaro, me ha alcanzado varias veces. Va fuerte pero ligeramente equipado. Le invito a que acceda el primero a la cumbre pero rehusa, pienso que esperando a su maestro (el sinpierna). Alcanzo la cumbre a las 16 ó 16:30h, media hora mas tarde que el grupo de chinos y sherpas que intuyo estuvieron mas de una hora en desenmarañarse de ella. Alli me esperaba Nuru para tomarnos dos tazas de cafe caliente, de perfecto sabor segun lo acordado. Momento íntimo de alegria y de conexión espiritual dedicado a mi amigo Iñigo de Pineda, fallecido el 25/5 del 2007, cuando después de realizar un intento a cumbre, en el vivac a 8.200 metros, sufrió un ataque al corazon durante el descenso.

En la cumbre veo a los húngaros haciendo muchas fotos y largas conversaciones por radio. Me despido de ellos. Rápidamente apresuro a Nuru a descender. Estimulado por la bebida, tomo la iniciativa y ya estoy en la chimenea, abandonando las torres altas de la cumbre. Observaré al llegar a la cueva que vamos deprisa. Hago un sobreesfuezo al rapelar en dinámico y ahí tengo un bache, pero Nuru me apresura a que sigamos. En los pasos de tercer grado, ya en plena oscuridad, hay una extraña interrupción. Nos encontramos a Mr. Kim (el sinmanos), viejo conocido del K2, sentado entre las rocas, solo… Nuru (coreanos y sherpas, poco amigos) pasa de largo. ¿Y su compañero? En las cuerdas fijas encuentro al resto de chinos y sherpas. ¿Todavia aquí? Sorprendido, algunos han perdido la memoria… ¿como rapelar? Estoy tranquilo, bajan con los sherpas. Hago descender primero a Nuru, yo desciendo tranquilo, sin ninguna prisa. Al rato aparece Mr. Kim, que solo alguna vez me pide pasarle el mosquetón.

Aparece un italiano al encuentro de nosotros. Se ha frenado al lado de un anclaje.

Sobre las 3 de la noche rapelo sobre la grieta de la tienda. Casi me la como con Nuru en su interior. Mr Kim pierde un crampón. Nos dormimos en el interior. De madrugada sigue bajando gente. Mr. Kim no me ha comunicado que ha perdido un compañero y se marcha una hora antes que nosotros. Nuru y yo abandonamos la grieta y recogemos la tienda sobre las 7 de la mañana. Mientras voy al encuentro de Lluis, a 7.350 metros, veo un cuerpo . Me acerco pensando en algún antiguo alpinista. Los colores no son los suyos. Empieza la tragedia. Se trata de Namsoo, el coreano.

Me abrazo entre sollozos a Mingma. Su hermano menor no esta. Ha sido en los rapeles. Bibash, el sherpa del equipo italiano, tampoco está. Los hungaros no bajan. ¿Donde se les vio por ultima vez? ¿En la cumbre?

En mi intento de notificar al jefe de Sevensummit, Mingma brother, se me dice que ya está informado. Todos estamos al limite de las fuerzas y debemos descender…

Todo es dolor y desolación a nuestro alrededor. Los mensajes cruzados por radio nos devuelven a la realidad. Solo  la vida y las montañas nos han producido este dolor.

Pero es nuestra vida…

Gracias amigos. Hasta la próxima

Lluís Ràfols y Oscar Cadiach desde la tienda de comunicacion del equipo de Carlos Soria.
Kangchenjunga base camp. 23 mayo 2013

Lista de summiters y bajas…

Phurba Dorji Sherpa (fallecido)
Mingma Pemba Sherpa
Bibash Sherpa (fallecido)
Nima Sherpa
Nuru Sherpa
Mario Vielmo (italia)
Reza (Iran)
Zsolt Eross (hungria,desaparecido)
Peter Kiss (hungria, fallecido)
Hongbin Kim (korea del Sur)
namsoo Park (korea del sur, fallecido)
Luo Jing (lady, China)
Liu Honszhong (China)
Zhang Liang (China)

 


 
Comentarios
5 comentarios
  1. Oscar, alucino con tu plan de trabajo: No importaban las horas, si se alcanzaba de día o de noche osea que el ironman, se te queda corto. 24,48 h que mas da.tu puedes contodo y todo sin oxigeno no? ¡ hombre ¡ tendrias que ser mas prudente, y no tan……. que despues pasa lo que pasa, y tu en concreto ya sabes de que hablo. Y las perlas que sueltas sobre otros , no dicen nada bueno de ti. Nada sigue asi, Himalayista.

  2. Como siempre Oscar relata lo simple y sencillo para que se entienda bien tanto esfuerzo que alguien titulo una vez «Los conquistadores de lo inutil » no creo para nada en el titulo de la narracion pues como podemos leer Oscar , nos transmite con su relato esos momentos vividos alegres y tristes de las cumbres ,en este caso en una de las mas grandes del himalaya ,son ganas de vivir sensaciones que nos llenar le mente y enrriquecen los corazones .(Mi pesame a los familiares de los fallecidos )

  3. Es una narración emocionante pero con un final combinado de setimientos, digno de una película, felicitaciones a los sobrevivientes y mi mas sentido pésame a las familias de los fallecidos y mas cercanos amigos.

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín Desnivel al día!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un e-mail con las historias y artículos más interesantes de montaña, escalada y cultura montañera.