ENTREVISTA

Mikel Zabalza: «El Paiju ha sido una de mis expediciones más duras»

Días antes de que partiera a Nepal con el Equipo Español de Alpinismo, que dirige, para intentar el Kusum Kanguru, mantuvimos con Mikel esta conversación en la que reflexiona sobre su experiencia en el Paiju Peak, donde hace algo más de mes y medio abrió una peligrosa ruta con Juan Vallejo y Alberto Iñurrategui.

Autor: Desnivel.com | 1 comentario | Compartir:
Mikel Zabalza en el aeropuerto de Madrid Barajas poco antes de partir a Pakistán a intentar una nueva ruta al Paiju Peak (23 junio 2014)  (c) Darío Rodríguez/DESNIVEL)
Mikel Zabalza en el aeropuerto de Madrid Barajas poco antes de partir a Pakistán a intentar una nueva ruta al Paiju Peak.

Mikel Zabalza, Alberto Iñurrategui y Juan Vallejo regresaron hace ya más de un mes del Karakórum, donde se habían enfrentado por segunda vez al Paiju Peak y habían conseguido ascender su Torre Sur. Allí abrieron la ruta que luego bautizarían como 2t y que inmediatamente calificaron como «demasiado peligrosa«.

Aprovechamos que el alpinista navarro está a pocos días de volver a salir de expedición, esta vez como director del Equipo Español de Alpinismo hacia Nepal, para rememorar lo sucedido en el Paiju. Habla con calma pero con rotundidad sobre una de las expediciones más duras y peligrosas de su carrera montañera, en un país descosido por los conflictos interétnicos.

Este era, además, el primer paso del proyecto del trío de alpinistas que, bajo el nombre de WOPeak, tratarán de ascender también el Jannu y el Cho Oyu.

«La vía era bastante dura y las condiciones también»

¿Cómo recuerdas ahora la expedición del Paiju?
Ha sido dura. Ha sido una de las expediciones más duras que he vivido hasta ahora. Nos ha costado mucho llegar a la cima de esta torre.

¿Por qué la definirías como una de las más duras?
Por intensidad, por dificultad y por riesgo, por compromiso… Ha sido una escalada a una pared en la que no hemos acabado de estar nunca tranquilos. La vía era bastante dura y las condiciones también han hecho que fuese dura, porque hemos encontrado mucho hielo en las fisuras, cuando no era hielo era agua y nos ha hecho sufrir mucho más de la cuenta.

Y eso que ibais a un objetivo que ya era un conocido vuestro y, de alguna forma, sabíais adonde ibais. ¿O no os lo esperabais?
Está claro, ha sido el segundo intento. Lo teníamos muy claro, pero el año pasado no vimos la pared tan peligrosa como la hemos visto este año. Es una pared que, con buen tiempo (y este año ha hecho un tiempo extraordinario en el Karakórum), se vuelve peligrosa y hemos salido indemnes aunque no del todo, ya que Juan ha salido con la escápula fracturada, pero contentos de haber podido llegar hasta arriba.

¿Por qué razón lo habéis visto más peligroso este año?
Por el tema del calor. Nada más llegar a la pared, la encontramos con mucho hielo y luego, con esos períodos de buen tiempo, el hielo durante el día se desprendía por el sol, y luego a la noche volvía a formarse… y al final también empezaron a caer algunas rocas. La pared es muy vertical, de 35 largos que escalamos 20 son muy verticales o casi desplomados, pero así y todo cuando empiezan a caer proyectiles nunca estás del todo tranquilo.

«Tuvimos un tiempo extraordinario que yo no había vivido nunca en el Karakórum»

O sea que ha sido una temporada más calurosa que el año pasado…
Más calurosa y con un tiempo extraordinario, un tiempo que yo no había vivido nunca en el Karakórum.

Este tiempo tiene sus ventajas y sus inconvenientes, ¿no?
Eso es, y máxime si estás en una cara sur.

Pues con la experiencia que tenéis en el alpinismo, decir que este es uno de los momentos en que habéis pasado más tensión…
Realmente, ya vamos acumulando momentos de tensión, que hemos tenido ya unos cuantos. Así a bote pronto me acuerdo del Hornbein [en el Everest], donde rozamos el larguero.

¿Qué pasó allí?
En el Hornbein, a la mitad de la pared, en el momento más inoportuno, empezó a nevar, esperamos en la tienda durante la noche y cayó una avalancha que no nos llevó ladera abajo de milagro… y eso a las doce de la noche. Luego, cuando salíamos de la tienda, cayó otra en plena histeria de ponernos los crampones… Juan [Vallejo], que estaba dentro, al final tuvo que rajar la tienda, unir los dos cordinos de kevlar y vivac a pelo debajo de una piedra. Allí vivimos un momento muy tenso… Al final, si vas mucho a estos montes, la probabilidad de que te suceda crece.

En tu escala, ¿pondrías el Hornbein como vuestra experiencia más potente?
Son actividades muy diferentes. En el Hornbein tan solo estuvimos dos días en la vía. Fue una experiencia tensa y peligrosa por la situación que vivimos, pero no dura, porque nos tuvimos que bajar de una altura moderada para lo que es esa vía y ese monte. Y luego no tuvimos la oportunidad de hacer un intento en condiciones. No es la más dura, pero sí una de las experiencias más tensas que hemos vivido.

«Este año, el viaje de ida y de vuelta por tierra lo hacías escoltado»

¿Cómo habéis encontrado Pakistán? Es un país que conoces mucho…
Este año, el viaje de ida y de vuelta por tierra lo haces escoltado, para que te hagas una idea. Buena parte del trayecto, cuando pasas debajo de Chilas y del Nanga Parbat y toda esta zona, vas escoltado y eso ya te mosquea. Luego en Skardú, en Baltistán, las cosas siguen igual y estás tranquilo, pero la situación se adivina tensa en el país.

¿Se nota esa tensión?
Bueno, oyes los comentarios de la gente… esta lucha que tienen entre chiítas y sunnitas hace que el país esté patas arriba. Ya es un país áspero de por sí, y si la situación política es un poco complicada, hace que cada vez vaya menos gente.

Ahora en el Paiju decidisteis no seguir hacia la cima, ¿cómo lo visteis? ¿Un terreno súper peligroso?
La verdad que no hubiésemos ido de ninguna de las maneras, porque la imagen que nos habíamos hecho nosotros de este tramo y lo que vimos había mucha diferencia. Lo vimos muy peligroso, lo vimos claro y además con la pedrada que le cayó a Juan que le fracturó la escápula, pues ya no hubiésemos ido de ninguna de las maneras.


 

El no hacer cima, ¿cómo lo ves de importante como alpinista?
Bueno, no hemos hecho cima en la cumbre principal, que en principio era la idea, pero hemos subido a la Torre Sur, que es una torre que tiene su entidad. Cuando estás en ella, tienes sensación de cima. Está bastante separada de lo que es la montaña, más de lo que nosotros nos imaginábamos, pues hay una buena horquilla para subir a las laderas de la cumbre principal, con lo que nosotros hemos venido con sensación de cima.

¿Qué dificultades tenía la ruta?
Así en números, hasta 6b en libre, A3 en artificial y M5 o M5+ en mixto.

¿Y en exposición?
Eso no sé si hay una escala para medirlo, pero es una ruta muy expuesta.

«Es posible que la primavera del año que viene vayamos al Jannu»

Esto ha formado parte de varios proyectos que tenéis… ¿cuándo salís para el próximo?
No está claro, pero es posible que la primavera del año que viene.

¿A cuál iríais?
Es posible que al Jannu.

¿Cómo ves tú el alpinismo actual y todo el tema de redes sociales, internet, etc.?
Es lo que toca en nuestra época, pero yo creo que hay que priorizar primero la actividad a lo que tú cuentes. Y no que te condicione la actividad a lo que tú vayas a contar en los medios. Creo que puede haber gente que haya perdido un poco el norte. Pero somos hijos de nuestra era y es lo que nos toca: la inmediatez, la comunicación… pero hay que poner en la balanza hasta dónde tienes que llegar allí.

Por primera vez en mucho tiempo, vosotros habéis ido con un cámara, ¿cómo ha sido la experiencia?
Pues ha sido muy buena, porque además de que ha sido un chico muy independiente, a nosotros nos ha facilitado mucho las cosas y creo que van a salir imágenes de mucha calidad.

O sea que ¿ha sido una experiencia positiva al final?, a pesar de que vosotros siempre habéis sido de manteneros bastante discretos…
Sí, sí, no cabe duda. Si vas en cordada, vas filmando lo que buenamente puedes mientras vas escalando, pero que la filmación no te condicione la actividad, eso lo tenemos claro.


 

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín Desnivel al día!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un e-mail con las historias y artículos más interesantes de montaña, escalada y cultura montañera.