POR EL PILAR NORTE

Mick Fowler y Victor Saunders escalan el Sersank, seismil virgen del Himalaya indio

La cordada se reunía de nuevo casi 30 años después de la escalada del Golden Pillar al Spantik (1987) para realizar la primera absoluta de este pico de 6.050 m. Invirtieron seis jornadas en la ascensión y otras dos en el descenso.

Autor: | 3 comentarios | Compartir:
Victor Saunders en el Sersank
Victor Saunders en el Sersank

Ya sabíamos que este año la exitosa sociedad formada por Mick Fowler y Paul Ramsden, con tres Piolets d’Or a sus espaldas en los últimos 15 años, había quedado disuelta. La semana pasada informábamos sobre la expedición de Paul Ramsden y Nick Bullock al Nyainqentangla Sureste, un sietemil del Tibet, y ahora nos llega la noticia acerca de la expedición de Mick Fowler con Victor Saunders a un seismil virgen del Himalaya indio.

Se da la circunstancia que Mick Fowler y Victor Saunders ya fueron anteriormente compañeros de cordada y que realizaron conjuntamente alguna que otra salida por el Himalaya. Sin embargo, los diferentes derroteros que habían tomado sus respectivas vidas en las últimas décadas (uno inspector de Hacienda y el otro guía de montaña) y lo geográficamente alejados que están sus respectivos lugares de residencia (Nottingham y Chamonix) habían provocado que no volvieran a coincidir en la misma cuerda.

De hecho, su última escalada juntos en el Himalaya les había llevado a realizar la apertura del Golden Pillar a la cara noroeste del Spantik (7.028 m) en 1987, una ascensión calificada como una de las más destacadas en estilo alpino en los Himalayas hasta la fecha.

Regreso a las andadas

Mick Fowler cuenta cómo fue el reencuentro con Vic Saunders para la expedición de este año en el blog de Berghaus: «Este año, después de habernos reencontrado por la exitosa publicación común de algunas de nuestras memorias, decidimos que ya era hora de experimentar juntos de nuevo el placer de la escalada en la cara norte del Himalaya».

Realizaron la aproximación a pie a través del poco concurrido paso del Sersank La (5.000 m), para descender a continuación hasta el pie de la pared de la cara norte del Sersank (6.050 m), donde se instalaron el 28 de septiembre.


 

Los dos primeros días de escalada estuvieron marcados por una intensa nevada, que convirtió en desafiantes las condiciones de la montaña. «Para el final del segundo día, un pilar inferior y una arista afilada habían sido superadas y estábamos firmemente establecidos en los fríos confines de la cara norte», explica Mick Fowler. En el tercer vivac tuvieron que sobreponerse a incómodas purgas de nieve, así como a los problemas estomacales de Victor Saunders, quien se sobrepuso para continuar adelante.

«El día cuatro fue el día clave, con fantástico hielo blanco y varios largos justo en nuestros límites. Incluso con numerosas paradas no planeadas, los superlativos abundaban mientras terminábamos el día tumbados en pequeñas repisas separadas talladas el hielo», apunta el alpinista británico.

A última hora de la tarde del día siguiente, Mick Fowler cortaba la cornisa para emerger por la cara sur. Justo debajo del bloque cimero, a 150 metros de la cumbre, realizaban su último y frío vivac de subida y a la mañana siguiente disfrutaban de las vistas desde lo más alto del Sersank. El descenso, realizado por la vertiente opuesta, les llevó otras dos jornadas  través de un complejo glaciar.

«La escalada tachó prácticamente todas las casillas importantes para nosotros: una zona interesante, una gran compañía, una vertiente inescalada, una cumbre virgen, una línea impresionante, visible desde lejos y que conduce directamente a la cima, desafiante y con una ruta de descenso estética y diferente. Y todo ello nos dio a los viejos tanto placer que ya estamos pensando en planes para el año que viene», concluye Fowler.


 
Comentarios
3 comentarios
  1. No me cansaré de repetir que Mr. Fowler y compañía , sea quien sea, son de los pocos que mantienen la llama viva del auténtico alpinismo. El día que estos señores y alguno mas, desaparezca, el alpinismo habrá muerto, tal y como muchas voces hace tiempo lo afirmaron. ¡Es necesario que haya un relevo generacional!, doy ánimos a los jóvenes para que recojan el testigo, de aquellos que todavía realizan alpinismo sin buscar artificialmente la dificultad, y sin mirar el reloj.

  2. A estos jóvenes no se les puede dejar una cuerda y unos piolet porque siempre la lían. Vemos genial, enhorabuena! fantástica actividad.

  3. Sí, muy adornado el relato, pero en el fondo se ve que lo disfrutó. Además, en condiciones severas y cara norte, que es lo que les gusta a los jÓvenes estos.. Brutal!! Si es que es pa mear y no aguantar la diarrea!! Pero salvando las distancias con Ramsden y Bullock. mil metros mas altos, claro..

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín Desnivel al día!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un e-mail con las historias y artículos más interesantes de montaña, escalada y cultura montañera.