KISHTWAHR, HIMALAYA INDIO

Matthias Gribi, Nathan Monard y Hugo Béguin estrenan la cara norte del Flat Top (6.057 m)

Los tres suizos trazaron ‘Tomorrow is another day’ (ED, 1.400 m, WI4, M6, 5c) en una vertiente virgen de este seismil del Kishtwar (Himalaya indio) durante cinco días en estilo alpino.

Matthias Gribi, Nathan Monard y Hugo Béguin en la cara norte del Flat Top (Foto: @matthiasgribi).
Matthias Gribi, Nathan Monard y Hugo Béguin en la cara norte del Flat Top (Foto: @matthiasgribi).
| 1 comentario |

Matthias Gribi, Nathan Monard y Hugo Béguin llevaban dos años soñando con el pico Flat Top. En 2022, no consiguieron tramitar el permiso de ascensión de una montaña poco frecuentada y que apenas se había escalado un par de veces desde la primera absoluta de 1980. Así que su motivación era máxima cuando finalmente llegaban al Kishtwar y se adentraban al valle de Nanth Nallah este otoño.

Su objetivo era abrir una nueva ruta en la cara norte, que se mantenía virgen. Después de aclimatar en la zona e instalar un CBA a los pies de la pared, se instalaron en el campo base a la espera de la ansiada ventana de buen tiempo. La ocasión llegó el 2 de octubre y los tres alpinistas suizos partieron de camino al campo base avanzado.

Cuatro días de subida

Al día siguiente se levantaron de madrugada para iniciar la ascensión, pero las purgas de nieve lo retrasaron hasta las 11 horas de la mañana. Esa primera jornada ascendieron unos 200 metros por una pequeña arista en la parte central de la pared.

Las acumulaciones de nieve suelen ser el principal obstáculo en el Flat Top, según se desprende de las crónicas de expediciones precedentes. Este caso no fue una excepción y Matthias Gribi, Nathan Monard y Hugo Béguin se las tuvieron que ingeniar para escalar las placas cubiertas por medio metro de nieve fresca. Tuvieron que improvisar un vivac sin espacio para montar la tienda y terminaron durmiendo sentados y con los pies colgando sobre el vacío del valle, más de mil metros más abajo.

A las cuatro de la madrugada siguieron para superar delicados tramos de roca vertical que les llevaron prácticamente todo el día. Justo antes del anochecer, dejaban tras de sí los últimos 250 metros hasta el nevero que marca el fin de las dificultades. A esa hora, estaba cubierto de hielo, lo que les permitió alcanzar la cima con rapidez, ya de noche, a las siete de la tarde.

Rápeles nocturnos

Llevaron a cabo el descenso nocturno por la cara oeste. A las dos de la madrugada pisaban de nuevo el glaciar y realizaban un último vivac, antes de regresar a su CB el día siguiente. Decidieron llamar a su ruta con el nombre de Tomorrow is another day (ED, 1.400 m, WI4, M6, 5c).

Comentarios
1 comentario

 

Últimas noticias

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín Desnivel al día!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un e-mail con las historias y artículos más interesantes de montaña, escalada y cultura montañera.