EXPLORANDO

Los polacos del Broad Peak invernal afilan sus crampones para un nuevo ataque a cima

La expedición polaca al Broad Peak invernal comandada por Krzysztof Wielicki tiene intención de iniciar mañana un nuevo ataque a cumbre, para aprovechar la ventana de buen tiempo prevista para el 4 y 5 de marzo como posibles días de cima.

Autor: | No hay comentarios | Compartir:

Habían pasado nueve días desde que se dieron la vuelta a 7.820 m en su anterior ataque a la primera cumbre invernal del Broad Peak (8.051 m). Nueve días de tedioso mal tiempo en el gélido campo base de la montaña, pasando los ratos en una rutina prácticamente insoportable, siempre con un ojo puesto en la previsión meteorológica y el otro en las hojas del calendario que van cayendo. Y es que ya empieza el mes de marzo, cuando la expedición terminará sí o sí con la llegada de la primavera.

El aburrido transcurso de estos ‘días de la marmota’ lo explica perfectamente Tomasz Kowalski en el blog de la expedición: “Sólo es un día más que no difiere de otros. El ritmo diario se establece por los horarios de las comidas a partir del desayuno, al que los participantes llegan para tomarlo entre las siete de la mañana y las doce del mediodía. El desayuno es también la comida menos creativa de las que prepara nuestro cocinero. Nueve de cada diez desayunos consisten en tortillas y pan. Afortunadamente, las comidas y las cenas todavía nos sorprenden positivamente”, narra Kowalski.

“Uno de nuestros entretenimientos es todavía ir a nuestro ‘Internet Café’ a comprobar el email y las previsiones meteorológicas. Por desgracia, las últimas parecen iguales: viento, frío, viento, no visibilidad y a veces nieve”, señala. El fuerte viento, que a ratos les ha hecho temer que llegara a las cotas del año pasado en el Gasherbrum I, cuando la tienda de Janusz Golab fue arrastrada por el viento con él dentro.

Cambio en las previsiones

Pero este devenir de las cosas, y el estado rayano en la desesperación de los alpinistas polacos, ha experimentado un cambio radical de la noche a la mañana: “Ayer, para nuestra sorpresa, fuimos informados de que las nubes se abrían y que la fuerza del viento se reducía radicalmente. Una luz apareció al final del túnel: ¡hay esperanza para un intento de cumbre el 4 o 5 de marzo!”, apuntaba Kowalski.

“De repente, todos nosotros nos pusimos de buen humor y nos olvidamos de la inactividad en el campo base. Empezamos a hablar de maneras de calentar los pies, alguien empezó a afilar los crampones y todos nos sentimos motivados para lavar los calcetines. Regresamos a la vida”, asegura. Y también desvela que “no es un secreto que habíamos empezado a perder la esperanza, y nuestro líder no tenía la intención de esperar hasta la primavera para intentar la cumbre. Nos dijo que ‘los guerreros del hielo tienen que estar preparados para el frío y el viento’. ¡Y estamos preparados para ello! Más que nunca. Sólo esperamos la orden de ‘¡Ataque!”.

Los planes de la expedición pasar por, como cita Kowalski, intentar alcanzar la cumbre el lunes 4 o el martes 5 de marzo. Teniendo en cuenta estas fechas y los días necesarios para ascender la montaña, es de prever que la expedición inicie su ataque a cumbre mañana viernes 1 de marzo o, como máximo, el sábado día 2.

 


 

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín Desnivel al día!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un e-mail con las historias y artículos más interesantes de montaña, escalada y cultura montañera.


 

 

 

 

Últimas noticias