EXPLORANDO

Los españoles velarán hoy en los campos 4 de Everest y Lhotse, mañana día de cima

Algunas expediciones ya abandonan el campamento base, mientras los españoles que van al Everest y al Lhotse tiene previsto mañana 21 como día de cumbre. Hoy dormirán en sus respectivos campos 4.

Campo base del Everest 2011.Manuel López “Lolo” ofrece la Puya en el Chorten del campo base
Campo base del Everest 2011.Manuel López “Lolo” ofrece la Puya en el Chorten del campo base
| 6 comentarios |

El día 19 Carlos Soria partió del campo base al campo 2. Temprano, como a él le gusta, a las 3 de la mañana. La partida fue emotiva. Los nepalís son muy religiosos. El cocinero y su ayudante encendieron incienso para hacer una puya en el chorten que preside el campo base y fueron despidiendo, entre rezos, a cada uno de los miembros de la expedición que iban a cima (Juanito Oiarzabal, Manuel López “Lolo”, Juanjo Garra, Carlos Pauner y Javier Fernández). No era una partida como la de otros días. Era la definitiva y Buda tiene que estar con los alpinistas, no solo para que consigan la cima sino, sobre todo, para que regresen. Estos días, mientras los alpinistas siguen su progresión hacia la cima, el personal del campo base sigue rezando y ofreciendo puyas en el Chorten que preside el campamento. Un Chorten al que cada día van añadiendo piedras, haciéndolo crecer, a pesar de que en muy pocos días se desmontará el campo base y comenzará el regreso a casa.

La sensación de Carlos Soria al llegar al campo 2 no era muy positiva: se encontraba peor que la última vez que había subido. Ayer (día 19), sin embargo, cuando hablé con él por el teléfono satélite era mucho más positivo. Se encontraba fuerte. Habían ascendido al campo 3 tranquilos, para no cansarse, y su única queja era el calor que hace a los 7.100 metros en que se encuentra este campamento. Mañana tienen que superar, hasta el campo 4, situado casi a 8.000 metros (7.800 m.), un fuerte desnivel. Será una noche crítica por la altura. Edurne Pasaban, Nacho Orviz, Ferrán Latorre, Asier Izaguirre también pasan la noche de ayer en el campo 3. A partir de ahí la ruta del Lhotse y el Everest se separan a algo más de la mitad de camino al campo 4 (7.900 metros el del Everest) respectivo. Es un día largo, en el que hay que superar un fuerte desnivel, pues el campo 3 no está situado muy alto.

Ayer (día 19) cuatro sherpas han “repasado” la cuerda fija hasta la cima del Lhotse, que ya había sido instalada en parte hace días por otros sherpas. Dos alpinistas occidentales y dos sherpas han alcanzado tras ellos la cima. La cuerda fija nueva llega hasta la misma cima del Lhotse. Hay 9 alpinistas de nuestro país intentando el Lhotse: Carlos Soria, Juanito Oiarzabal, Manuel López “Lolo”, Juanjo Garra, Carlos Pauner, Javier Fernández, Roberto Rodrígo, Isabel García y Miguel Ángel Pérez. Excepto Javier Fernández, que lleva 3 botellas de oxígeno, el resto de los alpinistas tienen previsto –en principio- no utilizar oxígeno. A los 72 años de Carlos Soria esto tiene un mérito enorme.

A Carlos Soria lo que más le preocupa es esta noche en el campo 4, a casi ochomil metros, sin oxígeno. Su sherpa Muktu decidió ya en Katmandú utilizar oxígeno para dormir allí. A Edurne Pasaban lo que más le preocupa es el frío: sin oxígeno la ascensión es mucho más lenta y constituye el mayor problema. El uso del oxígeno en el Everest es intensivo. Muchos alpinistas comienzan a utilizarlo en el campo 2 y lo habitual es que el resto comiencen en el campo 3. Solo así se puede entender la gran cantidad de gente que hace cima en el Everest. Oxígeno, cuerda fija hasta la cima, y sherpas. Quitando cualquiera de estos elementos el número de ascensiones se reduciría totalmente.

Ahora, uno de los “problemas” a los que se enfrentan las expediciones comerciales es identificar a los alpinistas que hacen cima utilizando, lógicamente, la cuerda fija instalada por sus sherpas y no quieren pagar el “escote”: 110 euros por alpinista. Lo cierto es que todos han estado esperando pero ahora, parece, que algunos eluden el pago. Ayer oíamos por radio al organizador de la comercial que más ha trabajado en la instalación de la cuerda fija pedir que se intentara identificar a los dos alpinistas que habían hecho cima para ver si habían pagado o no.

Es increíble la velocidad a la que, quienes hacen cima en el Everest, descienden al campo base. Anteayer (día 18), por la tarde, en el campo 2 vi llegar a los alpinistas que habían hecho cima aquella mañana. Llegaban con su traje de altura, la mascarilla puesta y las botellas de oxígeno a la espalda. Posiblemente algunos (o muchos) seguían inhalando el oxígeno que les quedaba en las botellas.

El campo 2 es un auténtico campo base avanzando en el que las expediciones con más medios tienen instaladas cocinas y tiendas comedor que nada tienen que envidiar a las del campo base. Esto resulta muy interesante para los alpinistas pues, el hecho de tener aquí un cocinero que se ocupa de preparar agua y comida les permite acometer la ascensión mucho más descansados. También les permite permanecer varios días descansando o esperando la ventana de buen tiempo en el campo 2. Lo que resulta llamativo es que todo el material necesario haya sido transportado en múltiples viajes por los sherpas a través de un terreno tan peligroso como la Cascada de Hielo. Una Cascada, que por lo que he podido comprobar en las tres ocasiones en que la he ascendido, está cambiando continuamente de aspecto. La ruta que he seguido ha tenido siempre variaciones importantes debido a los derrumbes. Por suerte se supone que deben ocurrir por la noche pues hasta el momento no ha  habido en la Cascada de Hielo, este año, ningún accidente a pesar del gran número de alpinistas y sherpas que la transitan.

Un tema “peligroso” que ha ocurrido en varias ocasiones el campo 2 son pequeños robos en las tiendas. A Manuel López “Lolo” le robaron, y lo descubrió antes de partir hacia el campo 3, sus gafas de ventisca. Y a Juanito Oiarzabal le faltó una frontal. Estos robos a esta altura pueden causar gravísimos problemas pues reponer este material puede resultar imposible. Además crea una peligrosa psicosis en los alpinistas. Hay quien habla de poner candados en las tiendas. Una solución también delicada pues en situaciones de emergencia puede ser necesario acceder a ellas….

La situación en el campo base es de despedida. Las expediciones que han cumplido (o no) sus objetivos están partiendo. Aún quedan muchas expediciones por marchar pero todos los grupos, partiendo del día que alcanzarán la cima, han pedido a los porteadores que estén x día. En nuestro grupo lo previsto es partir el día 24. Y el grupo de Edurne el día 25. Esta mañana ha partido del campo base la expedición médica aragonesa dirigida por el doctor Morandeira y la doctora María Antonia Nerín. Ha sido tan buena y eficaz la labor realizada que les echaremos en falta. Excelentes profesionales y muy buenas personas. En nuestro campamento han dejado de “guardia” al doctor Carlos Martínez García, por si hubiera cualquier problema en los alpinistas de nuestro grupo que en estos momentos están intentando la cima.

 


 

Últimas noticias

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín Desnivel al día!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un e-mail con las historias y artículos más interesantes de montaña, escalada y cultura montañera.