FIN DEL ALPINISMO

Las expediciones vuelven a la cara norte del Everest… con condiciones

Ya no hay opciones para el alpinismo en la vertiente tibetana del techo del mundo. Las autoridades han impuesto una cuota máxima de 300 clientes y todos los expedicionarios estarán obligados a usar oxígeno suplementario a partir de los 7.000 metros.

Vertiente norte del Everest
Vertiente norte del Everest
| No hay comentarios |

La cara norte del Everest se ha quedado sin opciones para el alpinismo. No es que se haya agotado el potencial de esta histórica vertiente o que no haya unos pocos aventureros con las ideas y la motivación para enfrentarse a objetivos, sino que la cuestión se explica por un tema burocrático. Las nuevas reglas que imperan desde ya en la vertiente tibetana del techo del mundo no van a permitir el desarrollo de una actividad puntera.

Reapertura post pandemia

La noticia más destacada de esta primavera en el Everest debería ser la reapertura de la vertiente norte para los expedicionarios internacionales, que no habían tenido la oportunidad de acudir desde 2019. La pandemia motivó el cierre al turismo extranjero en China desde 2020 hasta 2022.

El año pasado, las autoridades sí terminaron abriendo sus fronteras, pero se retrasó tanto la gestión de los permisos de ascensión que las agencias internacionales se quedaron materialmente sin tiempo para organizar sus grupos y tuvieron que cancelar nuevamente sus planes en el lado norte del Everest.

Sí ha habido ascensiones de personas de nacionalidad china. Concretamente unas cuarenta en total, correspondientes a las temporadas de 2020 y 2022.

Cupo de 300 personas

Una norma que muchos analistas del Everest ven con buenos ojos y han reclamado durante años es la limitación del número de personas autorizadas a ascender el techo del mundo. Mientras la temporada en Nepal se prevé más concurrida que nunca, en el Tíbet no se auguran aglomeraciones de ningún tipo. Es más, para evitarlo a toda costa, las autoridades han impuesto un cupo máximo de 300 permisos de ascensión por temporada.

Oxígeno obligatorio

La regla más llamativa, sin duda alguna, es la que dicta que nadie va a poder ir más allá de los 7.000 metros de altitud sin usar oxígeno suplementario. El objetivo de las autoridades es aumentar la seguridad y evitar las consecuencias de la altitud extrema sobre la salud de las personas. Sin embargo, expertos ochomilistas ya han advertido de los potenciales riesgos de dejar sin opciones de aclimatación a los expedicionarios, que quedarán a la merced del buen funcionamiento de sus dispositivos y de la disponibilidad suficiente de reservas.

Lecturas relacionadas
Comentarios

Deja una respuesta

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín Desnivel al día!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un e-mail con las historias y artículos más interesantes de montaña, escalada y cultura montañera.