La versión de los sherpas sobre la pelea en el Everest

Garrett Madison, líder de la agencia Alpine Ascents, ha explicado en un extenso correo electrónico la posición de los sherpas sobre los incidentes que llevaron a la pelea con Simone Moro, Ueli Steck y Jon Griffith en el C2 del Everest.

Autor: | 91 comentarios | Compartir:
Sherpas en el campo 2 del Everest en la primavera 2011.  ()
Sherpas en el campo 2 del Everest en la primavera 2011.   Darío Rodríguez

Desde que estalló el conflicto en el campo 2 del Everest, con la pelea que enfretó por un lado a un grupo de un centenar de sherpas y por el otro a Simone Moro, Ueli Steck y Jon Griffith, se había echado de menos la versión de una de las dos partes. Si bien Simone Moro emitió un comunicado explicando su visión de los hechos, no hicieron lo mismo los sherpas, algo que por otro lado era de esperar habida cuenta su escaso poder mediático.

Una vez se ha cerrado todo el asunto, con una larga reunión con todos los implicados en el campo base que concluyó con la firma del ya conocido como ‘armisticio del Everest’, el líder de la agencia Alpine Ascents Garrett Madison ha emitido un comunicado con la versión de los sherpas. Madison es un experimentado guía que ha ascendido cinco veces el Everest y que en 2011 completó la travesía Everest-Lhotse en menos de 24 horas junto a Michael Horst.

El texto de Garrett Madison fue enviado por email a Alan Arnette, quien lo ha publicado íntegramente en su blog, del cual se ha realizado el siguiente extracto.

Pelea en el C2 del Everest

Cuando esta historia ha emergido en los medios de comunicación, se ha hecho evidente que a los sherpas no se les ha dado voz. Los comunicados de prensa, blogs e informes de los alpinistas europeos han dominado los titulares. Mientras tanto, los sherpas han continuado fijando cuerda silenciosamente y prosiguiendo su trabajo a casi 8.000 metros en el Everest. Estos sherpas ayudan a hacer realidad el sueño de muchos alpinistas occidentales y seguirán siendo respetados por los alpinistas extranjeros que escalan con ellos el Everest.

He ensamblado una versión de lo sucedido objetiva y diferente de la que está actualmente en los titulares de los medios de comunicación. Estos detalles provienen directamente de lo que escuché por la emisora de radio el 27 de abril, de mis conversaciones con mucha gente en el campo base durante los últimos dos días incluidos líderes de expedición, guías occidentales, clientes que estaban en el campo 2 durante este incidente y sirdars (jefes sherpa) que supervisan directamente el equipo que fija la cuerda.

18 de abril de 2013

Todos los líderes de expedición y sirdars fueron invitados y asistieron a una reunión en el campo base para hablar sobre la estrategia de fijación de cuerdas para esta temporada en el Everest. En esta reunión, todos tenían la oportunidad de proponer la mejor estrategia y ruta para escalar con seguridad la montaña. La reunión concluyó con la nominación de los sherpas fijadores (los mejores disponibles) y las fechas adecuadas para completar el trabajo. También se acordó en la reunión por todos los líderes de expedición que nadie escalaría en la ruta durante esas fechas excepto el equipo de fijación. Mientras esos jóvenes estuvieran trabajando equipando la ruta para todas las expediciones del campo base, ninguna expedición les interrumpiría o les distraería. Por desgracia, Simone Moro no asistió a esta reunión, y podría no estar al tanto de que este protocolo es una norma no escrita en el Everest.

Durante los siguientes días, todos los equipos del campo base echaron una mano y los sherpas subieron más de 50 cargas a través de la Cascada de Hielo del Khumbu hasta el campo 2. La fijación empezó el 26 de abril, durante dos días los sherpas estuvieron buscando la mejor ruta en la pared del Lhotse y el día 27 estaban a menos de una hora de alcanzar el campo 3.

27 de abril

Los tres alpinistas europeos partieron la mañana del día 27 hacia la pared del Lhotse. A pesar de las recomendaciones -tanto de guías como de sherpas en el campo 2 y bajo la pared del Lhotse- de que se dieran la vuelta porque equipar ese tramo exije una estricta concentración, los tres alpinistas continuaron hacia ascendiendo a la izquierda de la ruta fijada. Los tres alpinistas ascendían en estilo alpino y se dirigieron hacia su campamento (justo bajo el campo 3 en la pared del Lhotse).

En ese momento, el equipo de fijación sherpa trabajaba en la pared del Lhotse y había alcanzado una de las zonas con mayor pendiente y más expuesta. La temperatura estaba cayendo y los vientos se estaban reforzando. Mientras el equipo de fijación se movía a través de una sección más pendiente de la pared, los tres alpinistas europeos se encontraron con ellos. El equipo de fijadores advirtió a los tres alpinistas que no tocaran o cruzaran la cuerda. Este es un entorno de alta intensidad, donde los instintos de la gente se hallan en un estado agudizado. El sherpa líder del equipo de fijadores habló con uno de los tres alpinistas y en ese punto se produjo contacto físico; en esemomento, Simone entró en contacto verbal con cierto número de fijadores que se habían congregado en una de las reuniones para asegurarse y no caer deslizando por la pared.

Simone empezó a gritar, muchas de sus palabras eran en nepalí y provocativas. En ese momento, el equipo de fijación tomó la decisión correcta de soltar sus cargas de cuerda y material, atándolas a la línea ya fijada, y descender sin mayor interacción o confrontación con los tres alpinistas. El equipo de fijación descendió al campo 2 y fue a sus respectivos campamentos, ya que varias expediciones trabajan conjuntamente en la fijación de la ruta en el Everest. Mientras el equipo de fijadores descendía al campo 2, Simone pidió por radio saber de qué estaban hablando los sherpas. En un momento dado, Simone dijo por una frecuencia de radio abierta que si los sherpas tenían algún problema él podía bajar al campo 2 pronto y “luchar jodidamente”.

Cuando Simone regresaba al campo 2, volvió a emitir en la frecuencia de los fijadores para pedir hablar con el equipo de 16 sherpas (de 8 diferentes expediciones) a su regreso al campo 2. Explicó que quería encontrarse con ellos en el campamentos de una de las expediciones. Cuando llegó al campo 2 se fue a su tienda. En ese momento, varios guías occidentales fueron al campamento de Simone a explicarle que debería disculparse por la situación que su equipo había provocado durante un día de trabajo muy peligroso. Mientras los guías occidentales hablaban con Simone, sherpas de muchas expediciones diferentes se congregaron como resultado de su llamada de radio desde la pared del Lhotse y quisieron hablar con Simone, recibir una disculpa y explicarle lo difícil que había sido su trabajo ese día. Los sherpas sintieron que las palabras y reacciones de Simone les herían en lo personal, a la vez que insultaban grave y seriamente a toda la comunidad sherpa. Al acercarse los sherpas al campamento de Simone, creció la tensión y ellos querían tener una conversación con un enfadado Simone. Entonces él salió a hablar y ambas partes se enzarzaron en una fuerte discusión, momento en el que un occidental poco cuidadoso que no había estado en la pared del Lhotse llegó y se metió físicamente con un sherpa. Esta fue la chispa para lo que sucedió después. Con toda seguridad, los sherpas pensaban que este alpinista occidental formaba parte del equipo de Simone y había empezado una peligrosa confrontación. En este punto, los sherpas sentían que se tenían que defender, ya que habían visto a uno de sus colegas atacado. La tensa situación estalló y empezó la pelea.

La trifulca fue detenida por un grupo conjunto de alpinistas occidentales y de sherpas. El equipo de Simone fue protegido tanto por un grupo de sherpas como por algunos alpinistas y guías occidentales. Cuando el grupo se separó, Simone pidió disculpas por sus acciones. Una vez las cosas se hubieron calmado, el equipo de Simone descendió al campo base.

 


 
Lecturas relacionadas
Portada Desnivel nº 323. Mayo 2013 [WEB]  ()

Desnivel nº323

En este número:ALEX MEGOS Primer 9a a vista. ESCALADAS EN IR N…

91 comentarios

1 8 9 10
  1. En Nepal solo por ir hay que pagar. En muchos lugares de otros paises que ok no hay montañas de 8 mil msnm no tienes que pagar nada. En mi opinion son unos vividores que les molesta que expediciones como estas no les paguen. Como si no fuera suficiente la cantidad de dinero que tienes que pagar al gobierno de Nepal. Que no venga un sherpa a suramerica porque espero les pateen las bolas.

1 8 9 10

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín Desnivel al día!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un e-mail con las historias y artículos más interesantes de montaña, escalada y cultura montañera.



 

Novedades editorial

Últimas noticias