LA ABRIERON ALPINISTAS DE ALICANTE Y VALENCIA

La nueva variante en la cara norte del Thalay Sagar existía desde 1985 NO ACTIVAR

Paco Martínez recuerda que Juan Terrades, Txema Rodríguez y él realizaron el mismo recorrido que álex Txikon, Ekaitz Maiz, Daniele Nardi, Félix Criado, Adrián Legarra y Txus Lizarraga hace 30 años, abandonando también en el hombro.

Autor: Desnivel.com | No hay comentarios | Compartir:
Txema Rodríguez en la primera reunión de El Muro
Txema Rodríguez en la primera reunión de El Muro

La actividad se publicó de forma breve en el número 22 de la revista DESNIVEL y en algún artículo de la prensa local cuando todavía no existía internet. La expedición procedente de Alicante y Valencia formada por Paco Martínez, Juan Terrades y Txema Rodríguez había realizado aquel año de 1985 un notable intento en la cara norte del Thalay Sagar, aunque había abandonado en el hombro sin continuar hasta la cima a causa del mal tiempo. Se da la circunstancia de que es el mismo recorrido de Askatasun taupada, la supuesta nueva variante de Álex Txikon, Ekaitz Maiz, Daniele Nardi, Félix Criado, Adrián Legarra y Txus Lizarraga.

Hablamos con uno de los protagonistas de aquella ascensión de hace 30 años, Paco Martínez, que ahora cuenta 57 años de edad y sigue vinculado a la escalada, tanto saliendo al monte como con un cargo comercial en Petzl España. Junto con Juan Terrades y otros escaladores, fue de los primeros españoles en visitar Yosemite a principios de los años ochenta, y firmar varias primeras nacionales a algunas de las vías más emblemáticas. Le pedimos que saque el polvo de sus recuerdos para explicar lo que ocurrió:

¿Cuáles son tus recuerdos sobre el Thalay Sagar?
En el año 1983, Paco Aguado intentó la cara norte del Thalay Sagar. A raíz de aquella información, nos apeteció meternos en la cara norte a nosotros también. Hacía poco que se había abierto la arista de la parte de la izquierda y nosotros elegimos una línea que es justo por donde esta gente ha subido ahora.

¿Por dónde fue vuestra ascensión?
Nosotros subimos la parte inferior por un glaciar pegado a la parte de la derecha, que es un muro de 55-60º que al final se va empinando. En el hielo se hizo una cueva, y pasamos allí el primer vivac. Estuvimos en el primer vivac siete noches, porque la verdad es que fuimos muy lentos.

De ahí, salimos por la derecha a buscar una pala de hielo y meternos en la roca. Tiramos en recto pegados al espolón y escalamos la ruta casi todo en artificial y por las goulottes en hielo. Hasta que llegamos al hombro, donde hicimos un vivac. Subimos dos largos más, pero el tiempo estaba fatal, no teníamos comida y decidimos bajarnos. Abrimos justo hasta un muro vertical de unos ciento y pico metros.


 

Íbamos bastante gente en la expedición, pero al final no tuvimos una buena logística para subir el material y la comida. Y en el último vivac nos quedamos Txema Rodríguez, Juan Terrades y yo casi sin comida.

Cuando has visto el croquis de Askatasun taupada, ¿qué has pensado?
Lo que hicimos es lo mismo que han hecho ellos. Llegamos a la base de la pared.

¿Cuántos días estuvisteis en la pared?
Estuvimos mes y medio de expedición y al menos 15 días en la pared… ya te digo, una mala logística. Como anécdota, decirte que comíamos con una cuchara menos.

¿Dónde dormíais?
En las tiendas, que montamos dentro de aquella cueva de hielo que se hizo en un serac. Había gente que bajaba a por comida y te la subía, otros que escalaban en la pared… La cueva crujía alguna vez, pero podías ir sin arnés ni nada. Luego había una estalactita gigante donde teníamos la cuerda que bajaba para abajo 200 o 300 metros, toda la pala; y de ahí subían cuerdas fijas por la pared. Desde la cueva y hasta el hombro, todo eran cuerdas fijas.

Y en el hombro ya visteis que el tiempo era malo…
Fue una primavera muy mala. Recuerdo que Paco Aguado nos dijo que en el campo base había un lago, pero cuando nosotros llegamos no había nada, estaba todo cubierto. Todas las tardes, a partir de las dos, ya te nevaba, y sólo tenías tiempo de escalar por la mañana.

¿Quiénes eran los nombres de las personas que os movisteis por la pared?
Los que más fueron Txema Ramírez, Juan Terrades, Salvador Pascual, Miguel Díez y Quique Barberá y yo Paco Martínez. Pero al final, los que nos quedamos en los últimos tramos fuimos Juan Terrades, Txema Ramírez y yo.

¿Cómo considerasteis esta actividad en su momento?
Como nada. Si no se hacía cima, no servía… Hablo del concepto de hace 30 años. Nuestra idea era haber subido por ahí y juntarse con la normal arriba, en el cucurucho que se forma a 300 metros de la cima. Eso sí que hubiera sido una ruta. Pero llegar hasta un hombro… Abrimos casi 1.000 metros de pared, pero eso no es abrir una vía. Se quedó en un intento, aunque para la época aún hicimos bastante.

¿Crees que podía haber quedado algo de vuestro material en la pared?
No creo. Nosotros lo pusimos prácticamente todo flotante. En la primera pala de hielo, teníamos la cuerda colgada en una estalactita. Después, pondríamos tres o cuatro spits… es muy difícil encontrar eso. Igual están tapados por el hielo.

¿Para rapelar también era todo flotante?
No, dejamos algún clavo y alguna cuerda, pero han pasado 30 años. Puedes pasar a un metro de un clavo y ni verlo. Además, bajamos cargados como burros para no dejar nada en la pared.

¿Cuánto calculas que os quedaba hasta la cima?
Unos 500 metros. La máxima dificultad eran esos 150 metros de paredón brutal, y luego venía la arista cimera.

Hasta ese punto, ¿qué dificultad le disteis?
Nosotros le dimos A2-A3 y V+… era la época en que todo lo que se abría era V+.


 

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín Desnivel al día!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un e-mail con las historias y artículos más interesantes de montaña, escalada y cultura montañera.