CONSECUENCIAS DE LA TRÁGICA AVALANCHA

La marcha de los sherpas amenaza la temporada en el Everest

La muerte de 16 sherpas en la avalancha del 18 de abril ha motivado el abandono de algunos de sus compañeros del campo base. Varias agencias han cancelado sus expediciones y el resto está en espera… los próximos días son claves pues todavía hay posibilidades de que parte de los guías sherpas y expediciones decidan seguir…

Sherpas cruzando una grieta en la Cascada de Hielo del glaciar de Khumbu del Everest. (2011)  ((c) Darío Rodríguez/DESNIVEL)
Sherpas cruzando una grieta en la Cascada de Hielo del glaciar de Khumbu del Everest.
DESNIVEL | 14 comentarios |

 La temporada de ascensiones de esta primavera en el Everest está en peligro. La avalancha acaecida el 18 de abril por debajo del campo 1, que costó la vida a 16 sherpas, ha tenido un lógico gran impacto en la población local. Su consecuencia más inmediata ha sido el abandono masivo del campo base del Everest de buena parte de los sherpas que dan apoyo a los alpinistas internacionales. Al menos dos agencias han cancelado sus expediciones comerciales y el resto están a la espera de que se resuelvan las negociaciones para comprobar si pueden continuar prestando el servicio a sus clientes o deben dar por acabada la temporada también.

Según cuentan las crónicas de los medios locales y las agencias de comunicación, una gran cantidad de sherpas habrían emprendido el camino de vuelta a casa desde el campo base del Everest este miércoles 23 de abril. Algunos cifran el volumen de abandonos en casi la mitad de todos los sherpas que estaban trabajando esta primavera en la montaña. Además, otros muchos estarían empaquetando sus enseres y podrían seguir el mismo camino mañana jueves o el viernes.

«Es simplemente imposible para muchos de nosotros continuar escalando mientras tres de nuestros amigos siguen enterrados en la nieve», declaraba el experto guía local Dorje Sherpa al The Himalayan Times. «No me puedo imaginar pisar sobre ellos», concluía.

Dos agencias cancelan sus expediciones

Las consecuencias de la avalancha y el sentimiento del pueblo sherpa han motivado la cancelación inmediata de las expediciones de las dos agencias más directamente afectadas por la tragedia.

La estadounidense Alpin Ascents International (AAI), con base en Seattle, ha retirado a sus 12 clientes y 3 guías occidentales del campo base del Everest, tras haber fallecido cinco sherpas que trabajaban para ellos en la avalancha. «Hemos estado todos de acuerdo que lo mejor es no continuar con la ascensión de esta temporada, para que todos puedan llorar la pérdida de sus familiares, amigos y camaradas en esta tragedia sin precedentes», informaban en su página web, en la que añadían que «estamos agradecidos por la comprensión de nuestros compasivos miembros del equipo y queremos dar las gracias a toda la gente que nos ha expresado sus condolencias y apoyo en este difícil momento. Tenemos la esperanza de que tiempo y apoyo va a permitir la necesaria cura a la comunidad sherpa».

Por otro lado, la neozelandesa Adventure Consultants ha decidido también que sus 6 clientes y 1 guía occidentales abandonasen el campo base del Everest. Tres de los sherpas fallecidos en la avalancha trabajaban para ellos. «Después de numerosas discusiones y de tener en cuenta todos los aspectos, la difícil decisión de anular la expedición 2014 ha sido tomada», señalaban en un comunicado en su página web.

Negociaciones políticas

Mientras tanto, los responsables de las principales agencias (International Mountain Guides, Himalayan Experience o Asian Trekking) todavía no se han pronunciado y viven en un compás de espera mientras intentan salvar la temporada con el apoyo a los sherpas en sus negociaciones con el gobierno de Nepal para intentar mejorar la situación de quienes trabajan en el Everest. La comunidad sherpa lanzó una serie de demandas al gobierno de Nepal para continuar trabajando. A pesar de que la administración nepalí ha accedido a casi todos sus puntos,   la oferta económica es muy inferior a lo planteado por los sherpas, con lo que la evolución de la situación es incierta.

Después de la avalancha, las autoridades de Nepal anunció rápidamente que iba a compensar a las familias de los sherpas fallecidos con 40.000 rupias (unos 415 dólares). El ofrecimiento no fue bien recibido por la comunidad sherpa, que exigió mayores compensaciones, incluyendo no sólo la ayuda financiera a las familias de las víctimas sino también dinero para seguros y nuevas regulaciones que garantizaran los derechos de los trabajadores de las montañas.

El martes 22 de abril, el gobierno modificó su oferta incluyendo un fondo de apoyo a los sherpas heridos en accidentes de montaña y a las familias de los fallecidos, así como el pago de los rescates. Ese fondo se financiaría con el 5% de los ingresos procedentes de los permisos de ascensión al Everest, que ascienden este año a unos 3,5 millones de dólares. La comunidad sherpa exige destinar el 30%.

Otra demanda se centra en los seguros por las muertes en montaña, que el gobierno ha aceptado doblar hasta los 2 millones de rupias (más de 15.000 dólares), aunque los sherpas piden todavía un 25% más. Las negociaciones siguen abiertas entre las comunidades locales de sherpas, la Nepal Mountain Guide Association y el Ministerio de Turismo.

Amenaza de la naturaleza

Y mientras todo esto ocurre en los despachos de Katmandú, la montaña continúa mostrando una imagen amenazadora. En una actualización de su blog, Tim Rippel, propietario de la agencia Peak Freaks (8 clientes y 3 guías occidentales en el Everest), señalaba que su equipo de sherpas había decidido permanecer en la montaña y seguir trabajando.

Sin embargo, ahí no acababan sus preocupaciones: «Como miembro profesional de la Asociación Canadiense de Avalanchas, tengo mis fundadas preocupaciones. La montaña se ha deteriorado rápidamente los últimos tres años, debido al calentamiento global y el derrumbamiento de la Cascada de Hielo del Khumbu es dramático, especialmente en la parte alta de la cascada. Debemos aprender más sobre lo que está sucediendo allí arriba. Cada día, nos sentamos y escuchamos el rugir y crujir del glaciar. Situación política aparte, no estamos aquí para matar a gente».

Las peligrosas condiciones de la Cascada de Hielo ya provocaron que Russell Brice, máximo responsable de la agencia Himalayan Experience (Himex), decidiera cancelar su expedición al Everest en la primavera de 2012, retirando a todos sus clientes, guías y sherpas de la montaña, en una medida entonces criticada por exagerada y fatalista.

Hoy hemos hablado por teléfono con Mingma Sherpa (primer sherpa en completar los catorce ochomiles) y propietario de la agencia Seven Summits y nos comentaba que hasta mañana por la tarde (hora nepalí) no sabrían lo que iba a ocurrir.

Las claves de la situación

En su blog, el especialista en el Everest, Alan Arnette, analiza las claves de la situación actual:

International Mountain Guides, IMG, la expedición que tiene más equipo de sherpas para equipar la montaña ha anunciado su retirada. Esto supone, de hecho, que el resto de los equipos, de seguir, van a tener que hacer un esfuerzo formidable para instalar cuerdas fijas y equipar la montaña.

El gobierno nepalí ha anunciado que enviará mañana un alto oficial al campo base para negociar con los sherpas la situación.

Una de las medidas que el gobierno nepalí había anunciando, a raíz del ataque de un numeroso grupo de sherpas a Simone Moro, Ueli Steck y Jon Griffith en el C2 del Everes fue que este año habría funcionarios del gobierno en el campo base del Everest, algo que no ha sido así.

El gobierno nepalí ha aceptado que el campo 1 sea abastecido con helicópteros (e incluso es posible que permita transportar material a mas altura). Esto era algo que no había autorizado nunca hasta este momento.

Parece que un grupo de sherpas jóvenes y que manejan bien los medios de comunicación son quienes están liderando la  situación.

El descontento de los sherpas está motivado por la cantidad de dinero, en concepto de seguro, que reciben las familias de los fallecidos en la trágica avalancha del pasado día 18.

El reloj juega en contra de las expediciones que quieren seguir intentando la cima. Por estas fechas gran parte de los alpinistas ya han pasado varias noches aclimatando en el C2, y ya se están preparando para pasar la noche clave en el C3 situado en la pared del Lhotse.

Normalmente la primera ascensión a la cima del Everest es realizada por los sherpas a primeros de mayo, pero para ello debería estar ya todo el material (cuerdas fijas, seguros, etc.) en el C2 y aún no hay nada allí.

 

 


 

Últimas noticias

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín Desnivel al día!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un e-mail con las historias y artículos más interesantes de montaña, escalada y cultura montañera.