EXPLORANDO

Juanito se retira del Yalung Kang

Problemas en sus pies, derivados de las amputaciones sufridas tras el K2, hacen que el vitoriano renuncie a su primera expedición desde entonces.

| No hay comentarios |
Juanito Oiarzabal en el campo base del K2, en 2004. - Foto: desnivelpress.comJuanito Oiarzabal en el campo base del K2, en 2004. – Foto: desnivelpress.com

Juanito Oiarzabal se vuelve para casa, y la decisión parece irrevocable. El alpinista vitoriano no se ha extendido demasiado en los motivos: los pies y problemas personales, a pesar de lo que declaraba ayer al Correo Digital: «La verdad es que por lo que he hecho hasta ahora no me puedo quejar. Los pies se han portado muy bien».

Eso sí, «según nos acercamos a terreno cada vez más técnico y con toda la nieve y hielo que hay en la montaña, estoy viendo que los pies están sufriendo mucho, sobre todo el izquierdo (en el que sufrió la mayores congelaciones y el que ha dado más problemas durante la convalecencia), y es un riesgo que no puedo asumir» Al parecer los mayores problemas vienen a la hora de calzarse los crampones, por la «postura forzada de los pies y la técnica que exige andar o escalar en hielo».

Decisión definitiva

Vista de la vertiente suroeste del Kangchenjunga, con el Yalung Kang en el centro de la imagen. Foto: Unió Excursionista de SabadellVista de la vertiente suroeste del Kangchenjunga, con el Yalung Kang en el centro de la imagen. Foto: Unió Excursionista de Sabadell

Ha sido una decisión meditada durante toda la noche del pasado martes, y tras consultarlo también con su mujer Araceli a través del teléfono satélite. Ayer miércoles 26 de abril se lo comunicaba a sus compañeros de expedición (Josu Bereziartua, Juan Vallejo, Mikel Zabalza y Ferrán Latorre), y jueves iniciará el regreso a Katmandú.

El cuarteto que se queda en la montaña continuará en su intento de ascender el Yalung Kang primero, y realizar después la travesía por la arista cimera hasta la cumbre principal del Kangchenjunga (8.586 metros).

Esta cima subsidiaria del Kangcheng, de 8.501 metros, era la primera gran prueba de fuego para Oiarzabal para comprobar sobre el terreno el comportamiento de sus pies, tras la amputación de sus diez dedos por congelaciones en el K2 hace dos años. Y por lo que parece, el resultado no ha sido el esperado.

Fuente: elcorreodigital.com

 

Lecturas relacionadas

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín Desnivel al día!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un e-mail con las historias y artículos más interesantes de montaña, escalada y cultura montañera.