EXPLORANDO

Iñurrategi, Vallejo y Zabalza, de vuelta a casa tras su hazaña en el Broad Peak

Los tres montañeros de la expedición Naturgas Broad Peak 2010 relatan los detalles de su aventura y valoran el hito deportivo conseguido. Audios

| No hay comentarios |
En el Parque de Doña Casilda en Bilbao,, de izquierda a derecha, Alberto Iñurrategi, Juan Vallejo y Mikel Zabalza.En el Parque de Doña Casilda en Bilbao,, de izquierda a derecha, Alberto Iñurrategi, Juan Vallejo y Mikel Zabalza.

Hace justamente dos meses, el 25 de mayo, Alberto Iñurrategi, Juan Vallejo y Mikel Zabalza presentaron un proyecto deportivo singular. Pretendían ascender las tres cimas del Broad Peak –la duodécima montaña más alta del planeta-, y hacerlo con una doble dificultad añadida: abriendo una nueva vía y encadenando los tres picos sin descender al Campo Base. Recién regresados, en una rueda de prensa celebrada esta mañana en Bilbao, han explicado los pormenores de su ascensión culminada el pasado 18 de julio.

Con un total de 26 ochomiles a sus espaldas, Iñurrategi, Vallejo y Zabalza han conformado un equipo perfectamente compenetrado que se ha posicionado en la élite de este deporte. Su éxito en el Broad Peak –la primera nueva vía abierta por una expedición vasca a una montaña de más de 8.000 metros- ha llegado tras dos intentos anteriores de similares características, que también contaron con la Fundación BAT Basque Team y la empresa Naturgas Energía como patrocinadores. Fieles al estilo alpino –sin oxígeno suplementario, cuerdas fijas, porteadores ni campos de altura estables-, el año pasado intentaron el pilar Oeste del Makalu y el Everest por el corredor Hornbein. Las condiciones meteorológicas, siempre decisivas a la hora de afrontar un ochomil, frustraron ambos intentos, que ahora se ven compensados.

Con un total de 26 ochomiles a sus espaldas, Iñurrategi, Vallejo y Zabalza han conformado un equipo perfectamente compenetrado que se ha posicionado en la élite de este deporte. Su éxito en el Broad Peak –la primera nueva vía abierta por una expedición vasca a una montaña de más de 8.000 metros- ha llegado tras dos intentos anteriores de similares características, que también contaron con la Fundación BAT Basque Team y la empresa Naturgas Energía como patrocinadores. Fieles al estilo alpino –sin oxígeno suplementario, cuerdas fijas, porteadores ni campos de altura estables-, el año pasado intentaron el pilar Oeste del Makalu y el Everest por el corredor Hornbein. Las condiciones meteorológicas, siempre decisivas a la hora de afrontar un ochomil, frustraron ambos intentos, que ahora se ven compensados.

Audio de Iñurrategi

Audio de Vallejo y Zabalza

Preparativos, aproximación y adaptación a la altura

Atrás han quedado meses de preparación, y una compleja logística para trasladarse con todo el equipo necesario hasta Pakistán, el viaje en autobús por los desfiladeros de la Autopista Karakorum hasta Askole, y desde allí los seis días de trekking hasta alcanzar el Campo Base en el Glaciar Godwin Austen, a 4.900 metros de altitud. Una vez instalados al pie de su objetivo, Iñurrategi, Vallejo y Zabalza despidieron a sus porteadores para afrontar en solitario el reto que tenían por delante. El Pico Pastora (6.379 metros) supuso el comienzo de su aclimatación a la altura, y una noche a 6.500 metros fue el siguiente paso en la necesaria adaptación a una altitud en la que el oxígeno escasea. Dos noches en el entorno de los 7.000 metros, no sin dificultades debidas a la climatología, constituyeron la última etapa en su preparación para afrontar el objetivo.

El 8 de julio de madrugada fue el momento elegido para iniciar el primer intento: consiguieron abrir una nueva vía, plantaron su minitienda a 7.300 metros para pernoctar, y el viernes lograron su primera cumbre en el Pico Norte del Broad, pero al día siguiente se vieron obligados a descender al Campamento Base debido a un fuerte vendaval. Esperaron su momento, y el jueves 15 de julio abandonaron de nuevo la seguridad de los 4.900 metros para intentar de nuevo las tres cumbres de forma consecutiva. Retomaron la ruta abierta por ellos mismos y alcanzaron una rimaya a 6.400 metros, con la única dificultad de algunas zonas de nieve muy profunda que frenaba sus progresos. El viernes alcanzaron los 7.350 metros, tras superar una pendiente con inclinaciones superiores a los 45 grados y nieve aún más profunda. El mismo viernes, Iñurrategi en solitario repitió cumbre en la Cima Norte.

Culminación tras las horas de más peligro

El sábado 17, tras una penosa ascensión, con nieve muy profunda y una ruta extremadamente peligrosa (15 horas de esfuerzo para salvar un desnivel de 663 metros con nieve hasta la cintura, en las que han sido sin duda las horas más sufridas y comprometidas de toda esta aventura), los tres montañeros coronaron el Pico Central (8.013 metros), y descendieron extenuados hasta los 7.100 metros para descansar. Antes de ese día, tan sólo 14 personas habían podido acceder a la Cumbre Central. Con Iñurrategi, Vallejo y Zabalza, la cuenta asciende a 17.

El domingo, a las tres de la madrugada hora local, Alberto Iñurrategi decidió en condiciones extremas (dos días sin comer, sin apenas beber, con escasas horas de sueño y todo el cansancio acumulado de los esfuerzos anteriores) que estaba en condiciones de coronar la Cumbre Principal (8.047 metros). Dicho y hecho: alcanzó el objetivo a las nueve de la mañana, tras seis horas de ascensión en solitario, y cuatro horas después llegaba triunfante al Campo Base, con el objetivo de la expedición cumplido.

Declaraciones

Alberto Iñurrategi ha tenido palabras de agradecimiento para los patrocinadores (Naturgas Energía y la Fundación BAT Basque Team), “porque han seguido confiando en nosotros a pesar de que en los dos intentos anteriores no se consiguiese el objetivo, y en una actividad como ésta hoy en día en indispensable el patrocinio”. Además de mostrar su satisfacción por el resultado de la expedición, ha subrayado “el éxito que supone para nosotros tres haber conseguido el objetivo, porque este ha sido un proyecto conjunto desde que comenzamos a planificarlo hasta hoy, y haberlo conseguido además a nuestro estilo”.

Iñurrategi ha reivindicado el deporte de la Montaña como “una actividad en la que lo más importante es poder hacer algo nuevo, diferente, y no tanto ser el primero, el segundo o el tercero; nosotros lo vivimos quizás con más naturalidad de lo que se refleja a veces en la opinión pública, valoramos la aventura, el hecho de afrontar dificultades, y poniendo por delante la manera de hacer las cosas antes que la estadística”.

Por su parte, Juan Vallejo ha resumido brevemente las diversas etapas que llevaron a la expedición Naturgas Broad Peak 2010 a la consecución del objetivo. Tras exponer las dificilísimas condiciones de la ascensión al Pico Central, con una gran cantidad de nieve que convirtió este tramo en el más difícil y peligroso de toda la aventura. “Mikel y yo bajamos muy cansados, y tuvo que ser Alberto el que metiera el gol, pero por supuesto que hemos sentido el triunfo como nuestro, esto es algo que pasa en la Montaña, cuando no puedes no puedes, así que lo asumimos con naturalidad y nos sentimos felices de que él lo lograse”.

Mikel Zabalza, tras presentar un video que recoge algunos de los momentos vividos en el Broad Peak, también ha hecho hincapié en la dificilísima ascensión al Pico Central: “Era un trampolín de hielo y nieve, con un mínimo de 45 grados de pendiente que en algunos momentos alcanzaba los 60 grados, y al que ascendimos desencordados para ser más efectivos y ganar tiempo. El descenso también fue peligrosos porque no quedaban muchas horas de sol, tuvimos que rapelar en cinco ocasiones, y llegamos al lugar elegido para pasar la noche prácticamente sin luz”. Zabalza ha explicado también que el objetivo del Broad Peak “era algo que Juan tenía en mente desde hace años, y que comenzó a tomar forma el año pasado, al regreso del Makalu. Ha sido un desafío muy atractivo que vimos a nuestro alcance, y en cuanto a posibles proyectos futuros, de momento sólo tenemos pájaros en la cabeza, ningún plan concreto de fundamento”.

 

Lecturas relacionadas

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín Desnivel al día!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un e-mail con las historias y artículos más interesantes de montaña, escalada y cultura montañera.